×
×
Red Internacional

En un Congreso Extraordinario realizado en Lomas de Zamora el 14 de julio pasado, con mayoría de delegados kirchneristas, se definió participar orgánicamente de la CTA de los Argentinos sin consultar con las y los judiciales previamente. Mientras la inflación carcome los salarios y la pobreza aumenta a diario, los dirigentes del gremio sólo se preocupan por alinearse con un Gobierno atado a los mandatos del FMI.

Julián RodriguezTrabajador judicial en La Marrón Clasista

Escuchá esta nota
Lunes 1ro de agosto | 17:35

La Central sindical a la que pertenece la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) tuvo una fractura que se consolidó en 2014 con el reconocimiento por parte del ministerio de trabajo de dos centrales divididas: La CTA Autónoma dirigida por Pablo Micheli y la CTA de los Argentinos conducida por el diputado del Frente de Todos Hugo Yasky y el dirigente del gremio docente SUTEBA, Roberto Baradel.

Desde aquellos años, las dos centrales se diferenciaban principalmente por su apoyo o adhesión al gobierno de Cristina Kirchner de aquel entonces, por parte de Yasky, Baradel y su Central, a diferencia de la otra central que se ubicaba en oposición a dichas políticas. .

Sin embargo, hubo muchos cambios, diferencias, cruces y rupturas entre ambas centrales o dentro de ellas.

Hoy esas diferencias parecen haberse limado, ya que ambas centrales mantienen una inactividad notoria ante el ajuste que los gobiernos provincial y nacional vienen realizando sobre las y los trabajadores y el pueblo empobrecido. Sin contar que ambas centrales tienen funcionarios o fueron candidatos del Frente de Todos.

Un gremio oficialista

Desde aquella fractura que comenzó por el año 2010 y se consolidó en 2014, la AJB se había mantenido dentro de la CTA Autónoma de Micheli, con quienes la anterior conducción provincial de La Corriente Judicial (Verde) mantenía afinidad política y gremial.

Dicha conducción fue derrotada en las pasadas elecciones por Judiciales Unidos Bonaerenses (JUB) quienes mantienen una cercanía política y organizativa con Baradel y su central kirchnerista.

En sus redes sociales, JUB presentaba el hecho de esta forma: “Esta decisión tomada por la mayoría del Congreso, estuvo precedida por un rico debate en el que participaron más de 20 oradores, y en el cual se concluyó mayoritariamente en la conveniencia de la integración para fortalecer la acción gremial en unidad junto a otros gremios, en la búsqueda de avanzar en las grandes luchas de nuestro sector, como las condiciones de trabajo y salariales, la ley paritarias, la reforma judicial y la distribución del ingreso en nuestra provincia.”

Rara conveniencia, si se considera el debut de dicha conducción aceptando aumentos por debajo de la inflación, en medio de una crisis política y económica que tiene cómo trasfondo el acuerdo para pagar al FMI la deuda “odiosa” que contrajera Macri durante su gobierno.

Dicha crisis, que se aceleró con la renuncia del ministro de Economía Martín Guzmán, está mostrando las consecuencias de gobernar favoreciendo a quienes más ganan y especulan para ganar aún más, mientras las y los trabajadores hacemos malabares para poder llegar a fin de mes.

Ni hablar de quienes perdieron su trabajo cómo los 22 mil docentes ATR que quedaron en la calle y siguen peleando por recuperar su empleo, o quienes lo conservan pero de manera informal o precaria , o quienes luchan por un techo cómo en Guernica y que son criminalizados y reprimidos por la bonaerense.

Por su parte, los opositores de La Verde acusaron recibo de dicha decisión de cambiarse de central, planteando en un comunicado que: “La avanzada de la actual conducción provincial pretende barrer con otro de los principios fundantes de la AJB: la participación democrática de las y los afiliados en la toma de decisiones. Mediante una mayoría circunstancial, se impuso una decisión fundamental para el presente y futuro que debió haberse abierto a un proceso de consulta previa para debatir con las y los judiciales. Además, lo llevaron a cabo en abierta violación al artículo 56.1 del Estatuto de la AJB, que no por casualidad prevé un plazo de convocatoria de 90 días hábiles para tratar ese tipo de asuntos”

Sin embargo, son los mismos que durante su conducción fueron vaciando de participación las asambleas y otros espacios de debate y deliberación cómo los cuerpos de delegados, dejando pasar aumentos por debajo de la inflación.

Recuperar los sindicatos para luchar contra el ajuste

La situación de las y los trabajadores es cada vez más crítica. Ante el aumento exponencial de precios, muchos tienen que buscarse otro trabajo para poder llegar a fin de mes.

Así hay muchos que trabajan jornadas de 10 o 12 horas, dejando la vida en sus lugares de trabajo, mientras otros miles ni siquiera tienen un trabajo y sobreviven cómo pueden.

Muchos celebran la designación del flamante superministro Sergio Massa. Sin embargo, sabemos que es uno de los funcionarios que mayor relación tiene con la Embajada de EEUU y un claro historial represivo y pro empresarial en los vaivenes de su carrera política. Es decir que se trata de un cambio de Gobierno que nadie voto, y un nuevo guiño a los poderes concentrados de la economía, donde nuevamente perdemos las y los trabajadores.

Ante ello, las centrales sindicales se mantienen quietas o a lo sumo convocan a movilizaciones testimoniales cómo la del 17 de agosto, que en nada muestran la potencialidad de las y los trabajadores unidos en las calles.

Por eso, es necesario barrer con las burocracias sindicales que se acomodan a los distintos gobiernos a costa de nuestros salarios y condiciones de vida, atacando la salud, la educación y el empleo.

El próximo 11 de Agosto La Multicolor vuelve a dar pelea por recuperar la CTA Autónoma, de manera independiente del gobierno y ponerla al servicio de organizar la gran pelea desde abajo que necesitan las y los trabajadores contra los ataques del Gobierno y las patronales a las grandes mayorías mediante el ajuste en curso y que sean los capitalistas quienes paguen la crisis que ellos mismos generaron.

Se trata de una pelea importantísima, porque ante esta crisis no hay opción: son ellos o nosotros.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias