×
×
Red Internacional

Fue mayor al aumento de la inflación. En los últimos doce meses tuvo un incremento de 59,4 %, informó el Indec. Según el organismo, la canasta básica total registró un alza de 6,2 %. El Salario Mínimo, Vital y Móvil está por debajo de la canasta de indigencia.

Martes 17 de mayo | 17:46

El Indec informó este martes que la Canasta Básica Alimentaria (CBA) aumentó 6,7 % en abril, con lo que un hogar integrado por una pareja con dos hijos necesitó contar con ingresos de $ 42.527 para superar la línea de indigencia.

En tanto, el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos mide a otros rubros como indumentaria y transporte, subió 6,2 % en abril, por lo cual el mismo grupo familiar necesitó contar con ingresos por $ 95.260 para no caer debajo de la línea de la pobreza. Ambas canastas aumentaron por encima de la inflación que en abril fue del 6 %.

De esta forma, en los primeros cuatro meses del año la Canasta Básica Total aumentó 25,1 % y la Alimentaria, 29 %. En la medición de los últimos doce meses, el costo de la Canasta Básica Alimentaria avanzó 59,9 %, por encima de la inflación, mientras que la Canasta Básica Total subió 51,3 %.

La canasta que elabora el Indec está muy lejos de las necesidades de una familia para llegar a fin de mes, por ejemplo excluye el gasto de alquiler. En tanto, la Junta Interna de Ate Indec calcula una canasta de consumos mínimos que alcanzó los $ 154.134 en abril. Según los trabajadores del organismo, ningún trabajador debería ganar menos de esa suma.

El poder de compra de los salarios se desplomó en los últimos años y la aceleración de la inflación este año otra vez carcome los ingresos. El poder de compra de los trabajadores registrados privados aún está un 21,4 % por debajo de 2015 (marzo 2022 versus octubre 2015), en el sector público registrado la pérdida en marzo relación a 2015 es de 25,8 %, y en los sectores informales la pérdida con respecto a octubre de 2016 es del 31 %.

El Salario Mínimo,Vital y Móvil en abril fue de $ 38.940 es decir que está por debajo de la canasta de ingigencia. Es urgente la recomposición salarial de todo lo perdido en estos años, por un salario mínimo de $ 95.000, actualizado de manera automática en función de la inflación en el camino de lograr un mínimo que cubra la totalidad de una canasta familiar.

Te puede interesar: Informe especial. Inflación caliente: ¿quiénes se benefician con la suba de precios de alimentos?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias