Internacional

ELECCIONES EN BRASIL

La "bancada revolucionaria de trabajadores" y la lucha contra Bolsonaro y el régimen golpista

Quiénes son los y las compañeras de esta candidatura colectiva a la legislatura de San Pablo que se propone luchar contra Bolsonaro y el régimen golpista.

Lunes 19 de octubre | 21:45

Marcelo Pablito, Diana Assunção y Leticia Parks, candidatas de la "Bancada Revolucionaria de Trabajadores" para la legislatura paulista.

Esquerda Diário de Brasil entrevistó a la Bancada Revolucionaria de Trabajadores, una candidatura colectiva del Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT) a la legislatura municipal de la ciudad de San Pablo que se propone luchar contra el Gobierno de Bolsonaro y todo el régimen político, que se viene haciendo más autoritario y anti obrero desde el golpe institucional de 2016, que vino para imponer ataques más duros que los que venía haciendo el PT.

ED: ¿Pueden contarnos quiénes son y la candidatura que lanzaron?

Diana: Somos trabajadores y militantes del Movimiento Revolucionario de Trabajadores que integra la Fracción Trotskista - Cuarta Internacional e impulsa la Red Internacional La Izquierda Diario. En Brasil, el sistema electoral es bastante antidemocrático, generando obstáculos para la legalización de partidos y también impidiendo que organizaciones sin legalidad o trabajadores independientes puedan presentarse, por eso es una práctica de los partidos de izquierda ceder su sigla para que otras organizaciones presenten candidaturas. Ese es nuestro caso. Nos presentamos por filiación democrática en el PSOL, pero defendiendo nuestras propias ideas.

Pablito y yo trabajamos en la Universidad de San Pablo (USP) y hace años venimos luchando por los derechos de los trabajadores, las mujeres y los negros. Leticia es docente y se hizo muy conocida en su lucha en defensa de los trabajadores precarizados de apps y la juventud trabajadora.

Leticia Parks, Diana Assunção y Marcelo Pablito

Pablito es trabajador del comedor universitario, que sirve a estudiantes y trabajadores, hace cerca de una década. Convive diariamente con trabajadores, gran parte negros, que sufren la precarización del trabajo que destruye sus cuerpos, con la sobrecarga diaria de servir miles de comidas con una cantidad mucho menor de trabajadores que la necesaria. Fue fundador de Quilombo Vermelho, una agrupación de negros revolucionaria y anticapitalista, y también lucha codo a codo con los inmigantes haitianos y africanos. Es autor y organizador de libros sobre la cuestión negra y el marxismo, junto con Leticia Parks.

Leticia, como estudiante de la USP, estuvo al frente de la lucha por la implementación del cupo racial en esa universidad, que es de las más elitistas del país, y de varias otras luchas por la democratización de la enseñanza superior en Brasil. En las huelgas y movilizaciones estudiantiles, siempre defendió la alianza con los trabajadores de la universidad, luchando por el fin del vestibular (el elitista sistema de ingreso a las universidades que actúa como un verdadero filtro social) para que todos tengan acceso a la educación superior.

Yo soy trabajadora de la Facultad de Educación de la USP hace una década, y junto con Pablito, estuve lado a lado con las trabajadoras tercerizadas de la limpieza en la universidad, que en su mayoría son negras, contra las absurdas condiciones de trabajo y los bajos salarios. Basada en esas luchas organicé el libro “La precarización tiene rostro de mujer”, donde reafirmo la importancia de la lucha estratégica por la efectivización de las trabajadoras tercerizadas y precarias. También contribuí con varios libros sobre la cuestión de la mujer, como “Pao e Rosas”, “Lutadoras”, “Feminismo e marxismo” y prefacios a las ediciones brasileñas de “Mulher, Estado e revolução” de Wendy Goldman y “Rosa Luxemburgo: pensamento e ação”, de Paul Frölich.

La candidatura colectiva consiste en disputar con más de un candidato el mismo cargo. Nuestra candidatura levanta, en medio del reaccionario Gobierno de Bolsonaro, una voz de los trabajadores y se contrapone no solo a este presidente de la extrema derecha, sino a todas las instituciones del régimen que están pactadas para atacar nuestros derechos, como vimos con la reforma previsional y ahora con el proyecto de reforma administrativa que están planeando. Creemos que eso es fundamental y venimos debatiendo con la izquierda que es un error querer administrar algunas fracciones de ese régimen golpista en lugar de enfrentarlo.

Además de San Pablo, el MRT también presenta las candidaturas de Valéria Muller en Porto Alegre, Rio Grande do Sul, y Flávia Valle en Contagem, Minas Gerais.

El MRT es la organización brasileña que integra la Fracción Trotskista, que está presente en 14 países organizando trabajadores, jóvenes, mujeres, negros, la diversidad sexual, con una estrategia socialista y revolucionaria. En Brasil actúa en varios sectores de trabajadores como en el metro, docentes, trabajadores de las universidades, en la industria, trabajadores de aplicaciones, choferes y también está presente en el movimiento estudiantil en varias universidades del país. Batalla por la perspectiva de la construcción de un partido revolucionario de trabajadores que pueda superar la estrategia de conciliación de clases del PT, que lo llevó a gobernar por más de una década defendiendo los intereses capitalistas y finalmente no ofreció ninguna resistencia seria al golpe institucional que puso a Temer en el poder y le abrió camino a Bolsonaro.

ED: ¿Cómo piensan llevar adelante esta lucha contra Bolsonaro y el régimen golpista?

Pablito: El resultado de las elecciones en Estados Unidos va a tener un fuerte impacto sobre Brasil, donde Bolsonaro es un verdadero lamebotas de Trump. Por eso, para nosotros el enfrentamiento a Trump y su extrema derecha exige total independencia política del Partido Demócrata de Joe Biden, porque luchamos contra el imperialismo estadounidense, que somete a los pueblos de América Latina y el mundo. Por eso luchamos para sacar a Bolsonaro y a su vicepresidente Hamilton Mourão del poder, pero a diferencia de otros sectores de la izquierda, creemos que no será por las manos de este Congreso, que aprueba ataques contra nosotros, ni por las manos del Poder Judicial, que en Brasil viene ganando cada vez más peso y ha incrementado el autoritarismo. Luchamos para que la organización de los trabajadores y los sectores oprimidos de nuestra sociedad impongan una Asamblea Constituyente Libre y Soberana para revocar las reformas, terminar con la casta de políticos y jueces que nos atacan, y discutir profundamente leyes que estén al servicio de los intereses de las grandes mayorías. Eso incluye enfrentarse a la represión del Estado, poniendo la necesidad de la auto organización de las masas trabajadoras, y en este proceso, vamos a batallar por un gobierno de trabajadores de ruptura con el capitalismo.

ED: ¿Qué programa levantan para garantizar los intereses de esa mayoría explotada y oprimida?

Letícia: Hay que terminar con el pago multimillonario de la deuda pública, un verdadero desagüe ilegal y fraudulento que todos los años saca una inmensa parte del presupuesto público para alimentar las ganancias de los especuladores y banqueros, mientras se destruyen la salud, la educación, la vivienda. Ahora el Gobierno quiere cortar la ayuda de emergencia, que en medio de la pandemia, viene siendo el único sustento para millones.

Pablito: Vemos a la burguesía enriquecerse cada vez más en medio de la crisis que ellos mismos causaron. Es fundamental poner un impuesto a sus grandes fortunas, prohibir los despidos, terminar con la absurda y secular desigualdad salarial entre negros y blancos, hombres y mujeres. Defendemos un plan de obras públicas y la expropiación de grandes inmuebles para hacer una reforma urbana radical, que garantice casa para las miles de personas que están viviendo en la calle en plena pandemia. Para que las familias tengan acceso al saneamiento básico y condiciones dignas de vida.

ED: ¿Cómo ven a la izquierda en el contexto electoral?

Diana: Estamos peleando en todos los lugares donde estamos para que la izquierda no tome el camino que siguió el PT, que es el de administrar el sistema capitalista. Hoy el PT está aliado al PSL, el partido por el cual se postuló a presidente Bolsonaro, en más de 140 ciudades, y también con todo tipo de golpistas. Lamentablemente, el PSOL se está aliando en diversos lugares no solo con partidos conciliadores como el PT y el PCdoB, sino incluso con partidos golpistas y de derecha como el MDB, el DEM y el PSDB, así como con otras variantes como el REDE de Marina Silva o el PDT de Ciro Gomes, y en Rio de Janeiro llevan a un ex comandante de la Policía Militar, una de las más asesinas del mundo, como candidato a vice alcalde.

Si la izquierda presenta un programa que no enfrenta al régimen y no toca las ganancias capitalistas, en la práctica está reeditando la política del PT, con un discurso más “de izquierda”. Nosotros luchamos por la independencia política de los trabajadores y por un camino distinto, que no vea las elecciones como un fin en sí mismo con el propósito de acumular cargos en el Estado, pero sí como un campo de batalla para acumular fuerzas de los trabajadores para combatir a los patrones con los métodos de la lucha de clases, como nuestras huelgas, piquetes y organizaciones en los lugares de trabajo. Ante los ejemplos trágicos como Podemos, en el Estado español, y Syriza en Grecia, tenemos como ejemplo actual la batalla que dan nuestros compañeros Nicolás del Caño y Myriam Bregman del PTS en Argentina, que son parlamentarios revolucionarios que están siempre poniendo el cuerpo en la lucha y organización de los trabajadores y de la juventud y actúan como parte del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, el único frente político de independencia de clases que tiene como programa la lucha para que sean los capitalistas que paguen la crisis.

ED: ¿Cómo ha sido la campaña?

Diana: Ha sido una campaña fundamentalmente militante. Como no tenemos legalidad, tampoco tenemos acceso al fondo electoral, y financiamos nuestra candidatura solo con el aporte de quienes nos apoyan, jóvenes y trabajadores que creen en nuestras ideas. Tenemos a cientos de personas que apoyan que hacen volanteos, plenarios, comités por diversos barrios de la ciudad y eso ha sido un diferencial importante ya que somos la única candidatura que señala la necesidad de construir una lucha nacional de la clase trabajadora contra el Gobierno y todo este régimen, en lugar de considerar que vamos a conquistar nuestras demandas solo en nuestra ciudad. Por eso nos sentimos bastante fortalecidos con los cientos de docentes, trabajadores del subte, bancarios, trabajadores de aplicaciones, de la salud, de call centers, de la Universidad de San Pablo, tercerizados, empleadas domésticas y toda la juventud que están construyendo con fuerza nuestra campaña.

Pablito: Nuestra campaña ha recorrido lugares de trabajo, estaciones de subte, favelas y barrios donde viven los trabajadores. Ha sido una experiencia muy importante, con la adhesión de varios trabajadores y jóvenes que repudian al bolsonarismo pero también están desilusionados con la política de conciliación petista. En distintos sectores de trabajadores, como docentes y subterráneos, decenas y hasta cientos de trabajadores han apoyado y adherido a los manifiestos específicos en apoyo a nuestra candidatura. Recaudamos miles de reales en aportes de los sectores que nos apoyan, lo que nos ha permitido difundir nuestras ideas en forma totalmente independiente.







Temas relacionados

Leticia Parks   /    Marcello Pablito   /    Diana Assunção   /    Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT)   /    Elecciones en San Pablo   /    San Pablo   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO