Internacional

CORONAVIRUS

La angustiosa realidad africana: menos de 5.000 camas de terapia intensiva para 43 países

La Organización Mundial de la Salud se refirió a la crítica situación del continente, donde además sólo existen 2.000 respiradores mecánicos funcionales para 41 países.

Sábado 11 de abril | 01:10

El comunicado revela las lamentables cifras: existen menos de 5.000 camas de cuidados intensivos para 43 países africanos, es decir, 5 camas UCI cada 1 millón de habitantes y además sólo hay 2.000 respiradores mecánicos funcionales en los servicios de salud públicos de 41 países africanos. Algo catastrófico si se compara con las cifras del continente europeo, donde la OMS indica que existen alrededor de 4.000 camas UCI por cada 1 millón de habitantes, y aun así el sistema público de salud de varios países europeos está en crisis, como Italia o España.

En ese continente, el contagio de COVID-19 crece aparentemente lento, puesto que si bien el contexto de extrema pobreza (falta de agua potable y servicios básicos, hacinamiento, desnutrición infantil, etc.) hacen imposible mantener las medidas de prevención del contagio, como el lavado de manos y el distanciamiento social, también hacen muy difícil realizar test masivos para COVID-19 y conocer las cifras reales de contagio.

Sin embargo, según las últimas cifras de la OMS, en Egipto existen 1.699 casos de contagio y 118 muertes, al mismo tiempo que Sudáfrica posee 2.003 contagios y 24 muertes, siendo los países con más contagios en el continente. Argelia posee 1.666 casos y 235 muertes, Marruecos ha registrado 1.431 infecciones y 105 muertes, Túnez tiene 643 casos y 25 muertes, mientras que Libia tiene 24 casos de contagio y una muerte.

En el resto del continente las cifras son: Burkina Faso (443 casos y 24 muertos), Camerún (803 y 12 muertes), Ghana (378, seis muertos), Senegal (265 y dos muertes), Nigeria (288 y seis muertes), Costa de Marfil (444 y tres muertes), Mauricio (314 y siete muertes), República Democrática del Congo (215 casos, 20 fallecidos), Kenia (184 y siete muertes), Níger (410 casos y 11 muertes), Ruanda (113, sin muertes confirmadas), Guinea (194, sin muertes confirmadas) y Madagascar (93, sin muertes confirmadas).

El actuar de las autoridades africanas frente a la pandemia

En países como Ghana, Ruanda, Zimbabue, Madagascar, África del Sur y Marruecos se han impuesto el confinamiento parcial o total de la población con multas y hasta penas de prisión. Senegal y Costa de Marfil han declarado además el estado de emergencia y avanza hacia medidas más duras de fiscalización. Mientras que Kenia ha impuesto también el toque de queda a partir del 27 de marzo.

En Níger, el presidente ha decretado el toque de queda entre las 19 y las 6 en la capital de aquel país, Niamey, además de anunciar la suspensión de condenas a unos 1.450 detenidos por razones humanitarias y para aliviar la situación de contagio en las prisiones.

En República de Burundi, la detección de los tres primeros casos de contagio de Coronavirus la semana pasada, no han impactado al gobierno lo suficiente como para tomar medidas sanitarias y de seguridad. Es más, hace días, el general Evariste Ndayishimiye, secretario general del partido en el poder y candidato en las elecciones presidenciales del 20 de mayo (que no se han suspendido) declaró a sus compatriotas que "No tengan miedo. Dios ama a Burundi (...) él manifiesta su poder en Burundi". "Aunque ha habido tres casos aquí (...), y me han dicho que no son graves, sepan que el coronavirus está provocando una hecatombe en otros lugares". Gracias a esta "protección divina", no se necesitan medidas que obstaculicen "el buen funcionamiento de la vida normal de los ciudadanos", por lo que los burundeses deben seguir trabajando, celebrando bodas, asistiendo a iglesias y mezquitas, mercados, etc.

En Sudáfrica, las autoridades decretaron confinamiento total desde el 27 de marzo, con despliegue del Ejército en las calles para obligar el cumplimiento de la medida. Éste país es el más afectado por el Coronavirus, ya que cuenta con la mayor cantidad de contagiados del África, en un contexto de que una sexta parte de su población, unos 10 millones de personas, son portadoras de patologías inmunológicas entre las que se incluye el VIH, es decir, personas que son mucho más vulnerables frente al COVID-19

Pobreza y Coronavirus en África

El Banco Mundial (BM) ha publicado una investigación que pronostica que el África subsahariana entrará en recesión este 2020 por primera vez en 25 años debido al impacto económico del brote del Coronavirus. El BM afirma que la predicción ese que el crecimiento se contraerá. "El crecimiento en África subsahariana ha sido impactado significativamente por el actual brote de coronavirus y se prevé que caiga bruscamente del 2,4 % en 2019 a entre el -2,1 y el -5,1 % en 2020, la primera recesión en la región en los últimos 25 años" señalaron en el documento.

Además de la pandemia, África ha sido azotada por la sequía y por una plaga de millones de langostas, que pone en riesgo la agricultura y el pastoreo de animales de granja, situaciones que mantienen a millones de personas afectadas y en situaciones de máxima precariedad, además de golpear la economía local.

El punto de partida para África en la pandemia es una crisis económica galopante que sólo viene a agudizarse y una crisis sanitaria de décadas. Según la OMS, las enfermedades que más azotan al África sub sahariana son VIH, enfermedades de las vías respiratorias bajas, enfermedades diarreicas, malaria, tuberculosis y meningitis. Estas enfermedades tienen directa relación con la pobreza, la hambruna y desnutrición, escasez de agua (para todo uso y potable) y las carencias educativas (incluyendo educación sexual). Además de estas enfermedades, hay otras que en menor medida empeoran la situación para el continente, como lo son el sarampión, la sífilis, la encefalitis, el dengue, la tripanosomiasis y la hepatitis B.

Por otra parte, los bloqueos de carreteras impuestos para frenar la propagación del COVID-19 tienen como consecuencia que millones de mujeres en África no tengan acceso a anticonceptivos y otros servicios de salud sexual y reproductiva. Confinadas en sus hogares están en riesgo de embarazos no deseados, así como tampoco tienen la posibilidad salir a controles médicos del embarazo o incluso atención obstétrica para el parto.

La irracionalidad del sistema capitalista lleva a que África esté frente a la peor cara de la pandemia. Mientras una minoría acapara lo que produce la mayoría, el continente más pobre del planeta se hunde cada vez más en la miseria. Saqueada, colonizada, esclavizada, África se ve envuelta en una situación en la que nadie se hace cargo, donde el paquete de 20.000 millones de euros anunciado por la Unión Europea para apoyar a los países más vulnerables es apenas un parche de “generosidad” que encubre la responsabilidad de los capitalistas y la burguesía en la situación actual del continente y también del mundo.

Te puede interesar: El capitalismo es una incubadora de pandemias, necesitamos luchar por el socialismo

Te puede interesar: El plan del gobierno y los empresarios, aprovechar la crisis para hacernos esclavos







Temas relacionados

#coronavirus   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Sudáfrica   /    África   /    Egipto    /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO