Mundo Obrero

ROSARIO

La UOM oculta despidos en metalurgicas

El sindicato oculta los despidos en curso y justifica los ataques de las patronales de la línea blanca por la apertura de importaciones de heladeras. Pero no toma medidas en defensa del salario, contra los despidos y contra el ajuste del gobierno y el FMI.

Miércoles 20 de junio | 16:32

En las últimas semanas los dirigentes de la UOM Antonio Donello y Pablo Cerra vienen alertando públicamente sobre la situación de las fábricas de la línea blanca, tres de las cuales se encuentra con Procedimientos Preventivos de Crisis (PPC). Advirtieron sobre la crisis que acusa el sector a partir del aumento de las importaciones y la baja de las ventas y alertaron sobre la posibilidad de despidos. Sin embargo los despidos en la línea blanca ya vienen produciéndose hace rato, ante la pasividad del gremio, con la complicidad de la mayoría de los delegados allí donde existen. Más que representantes gremiales Donello y Cerra actúan como voceros de las patronales metalúrgicas.

Te puede interesar: La UOM advierte que peligran 5 mil puestos de trabajo

Desde principio de año los despidos en el sector metalúrgico son moneda corriente, y lo cierto es que el sindicato conducido por Antonio Donello no llevó adelante ninguna medida para frenar está situación, dándole vía libre a las patronales del frío, que saben muy bien dónde ajustar cuando las vacas están un poco más flacas. Lo verdaderamente difícil es encontrar una fábrica donde los despidos no hayan llegado.

Te puede interesar: Rosario: Electrolux despide a 60 contratados

Ya el año pasado las empresas Bambi y Electrolux solicitaron a las autoridades provinciales iniciar un PPC y suspendieron a gran parte de los trabajadores de esas firmas. Ahora se sumará la metalúrgica Briket.

En algunos lugares de trabajo ya se aplican algunos puntos clave de la reforma laboral, como el banco de horas. Bambi y Electrolux cierran sus plantas durante tres semanas obligando a los trabajadores a devolver las horas no trabajadas a lo largo del año o cuando a las patronales les resulte más conveniente. De esta manera evitan pagar futuras horas extras, que son cubiertas con el fraudulento banco de horas. El cese de la producción en estas plantas también afecta a fábricas y talleres metalúrgicos más pequeños, que trabajan para las empresas más grandes. Es el caso de Filippini y Metalbo, entre otras.

Los dirigentes de la UOM se ubican como defensores de las patronales y ensayan explicaciones sobre cómo la crisis económica impacta en el sector. No es la primera vez que ocultan despidos, incluso justificando los retiros voluntarios o la "recisión de contratos" de los trabajadores tercerizados alegando que las importaciones de productos extranjeros conduce a una baja en las ventas de los artículos de fabricación nacional. Pero jamas exigen que las empresas muestren sus balances contables para saber qué hacen con los millones de pesos que producimos los trabajadores y que ciertamente no vuelven a nuestros bolsillos.

Estas empresas utilizan a los obreros como material descartable: cuando les va bien superexplotan a los trabajadores obligándolos a realizar jornadas de doce horas, y cuando sus ventas bajan, ajustan con despidos, suspensiones y banco de horas. Nunca está en sus planes ganar un poco menos para mantener los puestos de trabajo y el salario. Si realmente tienen crisis que abran los libros contables de los últimos años para demostrarlo. La verdadera crisis económica la tiene cada familia trabajadora.

El mecanismo de los PPC es una estafa ajena al control de los trabajadores. Es el Ministerio de Trabajo del Partido Socialista el que "controla" lo que presenta cada patronal, así que no es difícil imaginar que los que hacen la vista gorda con el trabajo en negro, el fraude laboral de los contratos infinitos y las tercerizaciones, terminen avalando los papeles truchos que presentan los empresarios para justificar su crisis y poder despedir o bajar salarios. No estamos "en el mismo barco" como dicen el peronismo, la UOM y las patronales negreras de la linea "blanca".Somos los trabajadores los que siempre pagamos los platos rotos. Esta vez no lo podemos permitir.

El gremio metalúrgico se suma al paro convocado por la CGT para este 25 de junio. Las trabajadoras y trabajadores de la Agrupación Metalúrgicos de Base del Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC) plantean que la UOM convoque a asambleas en todos los lugares de trabajo para llevar adelante un paro activo y un plan de lucha, con piquetes y movilizaciones. El gobierno y el FMI ya están descargando el ajuste sobre el pueblo trabajador con despidos, tarifazos y recortes para pagar la fraudulenta deuda externa a los banqueros y los especuladores. Es necesario que esta jornada sea un canal de expresión de la bronca que recorre las fábricas y talleres.







Temas relacionados

Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC)   /    Bambi   /    Electrolux   /    Rosario   /    Despidos   /    UOM   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO