Política

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

La UNSAM también firma convenio con el “servicio de inteligencia” del gobierno

En el mes de Julio el Ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, junto al nuevo titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Oscar Parrilli, lanzaron un convenio acuerdo con varias universidades nacionales, entre ellas la Universidad de San Martin. También participan del mismo la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), la del Centro de la Provincia de Buenos Aires (Unicen), de Quilmes (UNQ) y del Comahue (UNCo). La Universidad Nacional de Cordoba, en las últimas semanas también suscribió dicho convenio.

Emiliano Palma

Trabajador de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) | Agrupación Marrón Clasista de ATE

Jueves 3 de septiembre de 2015 | Edición del día

La relación entre los “servicios de inteligencia” y las universidades, tomó repercusión este año por el nombramiento como vicerrector de la UBA de Darío Richarte, ex jefe de la SIDE durante el convulsionado año 2001. Pero con este convenio daría un paso mucho más profundo; su escandaloso objetivo, según se detalla en la página del Ministerio de Educación Nacional, es entre otras cosas reclutar nuevos "agentes" (las Universidades son las encargadas de pre seleccionar a los mismos) y elaborar "acuerdos específicos, proyectos y programas a desarrollar" entre la AFI y las Universidades mencionadas.

El nuevo titular de la AFI sostuvo: "La inteligencia en la Argentina va a cambiar en la medida que cambie la mentalidad de los que hacen la inteligencia. Por eso, necesitamos seleccionar personal -entre 200 y 250 personas- hasta fin de año, en cada uno de los escalafones de la AFI"

Así es que en los últimos días la Universidad de San Martin, mediante una publicación en el portal web, abrió su etapa de “preselección” de nuevos agentes para la AFI, difundiendo una convocatoria tipo modalidad de "búsqueda laboral", para la "nueva" secretaria de inteligencia.

La AFI el mismo perro guardián con diferente collar

La nueva política de inteligencia del gobierno, surge como respuesta frente a la crisis abierta con la muerte del Fiscal de la causa AMIA Alberto Nisman. Esta crisis puso en el centro de los cuestionamientos a la Secretaría de Inteligencia, una agencia que no alteró la estructura de la ex SIDE de los 90. Con este órgano, que a todas luces era una verdadera cueva de represores de la dictadura, el gobierno convivió durante más de 10 años y utilizó sus "servicios" para espiar a luchadores obreros y populares, como también políticos, jueces y empresarios opositores. Es en este contexto que se crea la AFI (Agencia Federal de Inteligencia).

Desde el PTS en el Frente de Izquierda, con la abogada Myriam Bregman - candidata a vicepresidenta por el FIT- y junto con las organizaciones de izquierda y DDHH, venimos denunciando a este gobierno por perseguir a los luchadores. Fuimos los que denunciamos el denominado "Proyecto X", que utilizaba el Ministerio de Seguridad para infiltrarse en la protesta social y tener una base de datos para espiar a las organizaciones de trabajadores, comisiones internas, cuerpos de delegados, centros de estudiantes, partidos políticos, es decir hacer espionaje político interno que es ilegal.

Necesitan “aparatos de inteligencia” prestigiados

Frente a un futuro donde se anuncia mayor lucha de clases y conflictividad social, donde las cámaras empresariales discuten una nueva devaluación del peso y pretenden que el "ajuste" lo paguemos los trabajadores y el pueblo, el gobierno tiene la necesidad de prestigiar a los aparatos represivos, y para esto utiliza el aval de las universidades, que se prestan a desarrollar, por ejemplo, escuelas de policías (que en UNSAM pudimos rechazar gracias a la realización de asambleas y movilización al Rectorado junto a la nieta recuperada Victoria Moyano Artigas), o la escuela de cadetes penitenciarios que actualmente funciona en las sedes de la UNSAM y se encarga de arrojar, al ya putrefacto servicio penitenciario, nuevos oficiales.

El rol de las universidades en la falsa democratización de la seguridad

No es la primera vez que las Universidades son base de apoyo para “democratizar” y limpiarles la cara a nefastas instituciones represivas. En muchas universidades del conurbano funcionan Escuelas de Policías Bonaerenses e incluso se forman Oficiales del Servicio Penitenciara de la Provincia. A esta abultada "oferta académica" para el "orden y el progreso" del país, ahora las Universidades reclutan “agentes de inteligencia”. No aceptamos estas falsas reformas, de instituciones que en su accionar conservan los peores métodos de la dictadura y la represión.

Denunciamos la responsabilidad política del Rector de la universidad, Carlos Ruta, que hace de la UNSAM verdadera “unidad básica” de las políticas oficialistas. Exigimos la inmediata ruptura del convenio con la Agencia Federal de Inteligencia y el Ministerio de Educación y todo convenio de las Universidades públicas con instituciones que reprimen a los trabajadores y el pueblo. Exigimos que el Consejo Superior haga público todo accionar institucional realizado bajo dichos convenios desde su firma hasta la fecha. Basta de que las instituciones represivas del estado moldeen los objetivos académicos de las Universidades Publicas.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO