×
×
Red Internacional

Fábricas recuperadas.La Terre: la justicia y el gobierno desconocen ley de ocupación temporaria

Reproducimos comunicado de la cooperativa alimenticia de Guaymallén

Domingo 29 de noviembre de 2020 | 08:43

SUÁREZ Y LA JUSTICIA DESCONOCEN LA LEY
NUESTRA FÁBRICA NO ES MONEDA DE CAMBIO. SEGÚN LAS LEYES 8.811 Y 8.874 VOTADAS EN...

Publicada por Cooperativa La Terre en Sábado, 28 de noviembre de 2020

"LA JUSTICIA Y EL GOBIERNO DE SUÁREZ DESCONOCEN UNA LEY VOTADA EN NUESTRA LEGISLATURA POR UNANIMIDAD Y PROMULGADA POR EL EX GOBERNADOR CORNEJO.
NO VAMOS A ABANDONAR NUESTRA FÁBRICA.
LA TERRE ES DE LXS TRABAJADORXS.
LA TERRE ES DE SUS TRABAJADORXS
.

A LA COMUNIDAD MENDOCINA:

Lxs trabajadorxs de Cooperativa La Terre que, con esfuerzo sostenido, recursos propios y del Estado provincial y nacional, recuperamos y pusimos en marcha la fábrica donde siempre trabajamos, nos encontramos en estado de alerta y extrema preocupación.

El 20 de noviembre, luego de varias audiencias de conciliación que finalmente fracasaron, la causa judicial de Cooperativa La Terre pasó para sentencia en la Primera Cámara Civil y se espera que se dicte el fallo en los próximos días. El empresario Mariano Ruggeri, con apoyo del gobierno provincial representado por el Subsecretario de Industria y Comercio, realizó una oferta irrisoria donde propone el traslado de La Terre a un galpón alquilado cincuenta veces más reducido en tamaño de la planta industrial que hoy han recuperado lxs trabajadores y el estado.

Nosotros en cambio, luego de mucho debate interno, y en pos de resolver definitivamente la problemática injustamente planteada, realizamos una contra oferta viable para todas las partes que involucra el conflicto. Por un lado, se propuso ceder la deuda millonaria que mantiene la quiebra con lxs trabajadorxs de La Terre al resto de la masa de acreedores que no pertenecen a la cooperativa, y al mismo tiempo se propuso dividir el predio en partes iguales, de manera que pudieran convivir ambos proyectos de producción, posibilitando al empresario el desarrollo del suyo. Lamentablemente esta oferta fue rechazada. Pareciera que en nuestra sociedad hay personas que persisten en la lógica de enriquecerse a costa del trabajo ajeno.

Es muy importante remarcar que existen leyes aprobadas en la legislatura provincial, de avanzada y de excepción en la materia a nivel nacional, que fueron desconocidas por la justicia de primera instancia. Esta ley, es la 8.874, que tiene por objeto establecer una normativa marco a favor de las cooperativas de trabajo originadas en los procesos falenciales o de quiebra también denominadas “empresas recuperadas”. Ello, con el objeto de unificar las distintas leyes de ocupación temporaria dictadas por la Legislatura a favor de La Terre (LEY 8.708, 8.831 y 8.811). Las mismas declaran entonces, de utilidad pública y social, el inmueble y maquinarias; vedan la posibilidad de remate y dan el marco normativo para que los trabajadores realicen ofertas de compra haciendo valer sus créditos laborales y el canon provincial de la ley de ocupación temporaria depositado por el anterior gobierno en expediente judicial. La Terre realizó tres ofertas de compra enmarcadas en la modificación de la Ley Nacional de Concursos y Quiebras y las Leyes provinciales 8.811 y 8.874, sin embargo, estas leyes fueron desoídas por la Justicia y nuestras ofertas rechazadas.

Este desconocimiento del marco normativo no puede repetirse en el fallo que dicte la Cámara Civil en los próximos días. Estas leyes significaron un reconocimiento y una puesta en valor por parte de la sociedad mendocina y de los legisladores provinciales de la importante tarea productiva y generadora de empleo que realizan cooperativas basadas en empresas recuperadas como “La Terre”. Este esfuerzo que también fue reconocido por el poder ejecutivo provincial, ahora es desconocido por el mismo y quedó evidenciado en la participación que tuvieron sus representantes en las audiencias de conciliación. En este sentido, participaron diversos actores ajenos al proceso, contrariando lo dispuesto por los art. 46, 83 y 136 del Código Procesal Civil, quienes intervinieron brindando argumentos contrarios a los intereses de “La Terre” y del Estado.

Por otro lado, el proceso en el cual se llevaba a cabo la quiebra y el remate de las ex Industrias Matas estuvo caracterizado por numerosas irregularidades. Éstas fueron invisibilizadas por la Sindicatura y cuestionadas por la Cooperativa “La Terre”, e impulsaron la interposición del recurso de apelación que está pronto a resolverse. La más evidente de ellas fue que el empresario, que resultó ganador en la subasta de la industria quebrada, no depositó el “saldo de precio” en el tiempo que dispuso la justicia y manda la ley. Es decir, el pago fue extemporáneo. Ello, fue subsanado por el Tribunal de oficio, sin mediar razón alguna, al contrario de lo que debió ser la consecuencia jurídica de este incumplimiento: no tener al empresario como adjudicatario de los bienes de la quiebra. Esto motivó el cuestionamiento judicial que realizó la cooperativa “La Terre” y que está a punto de resolverse. Quienes siempre cuidamos y defendimos los bienes de la quiebra fuimos lxs trabajadorxs de la Cooperativa, agregándoles valor. En cambio, fue la jueza del Segundo Juzgado y la Sindicatura quienes regalaron diversos bienes de la quiebra y hoy intentan hacer lo mismo con nuestra fábrica.

Así, la justicia provincial, si actúa conforme a derecho, debería dictaminar que las leyes de ocupación temporaria se encuentran vigentes y que no se puede rematar hasta que se encuentren vencidos los plazos que éstas establecen. La otra alternativa que tiene la cámara es resolver que el “saldo de precio” no fue depositado en tiempo y forma y mandar a realizar otra subasta permitiéndole a la cooperativa “La Terre”, presentarse a la misma en los términos de las leyes vigentes.

Si la justicia es ciega con el pueblo y el gobierno no atiende a sus responsabilidades, deben saber que *no permitiremos que se nos arrebate nuestro esfuerzo de tantos años ni los recursos del Estado puestos en la fábrica* que serían apropiados por el empresario. Nuestra fábrica es todo en nuestras vidas. No entregaremos el fruto de tantos años de trabajo cooperativo, los logros obtenidos después de tantas incertidumbres y angustias. La quiebra de la ex Industrias Matas estuvo atravesada por oscuros negociados que le hicieron muy mal a todo el pueblo mendocino. No vamos a permitir que una vez más, millonarios recursos del Estado pasen a manos de empresarios a través de torcidas maniobras judiciales. Si la Justicia da lugar al sin sentido, nosotros resistiremos en nuestra fábrica, aferrados a nuestro modo y sostén de vida, defendiendo la ley que nos ampara y no reconocen. Si el gobierno no garantiza nuestros derechos y destruye nuestras fuentes de trabajo y nuestro legítimo modo de vida, buscaremos resguardo en las organizaciones y la comunidad toda que han sabido acompañarnos."




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias