×
×
Red Internacional

Con una disminución en la participación de las y los afiliados, y luego de dos años de pandemia, la lista Celeste – Violeta y Turquesa de Roberto Baradel retuvo la conducción provincial y seccional en La Plata. La Multicolor realizó una gran campaña escuela por escuela donde evidenció el descontento frente al ajuste, la sobrecarga laboral, la precarización y los graves problemas de infraestructura. Las peleas que se vienen, contra una conducción cada vez más burocrática y un sindicato vaciado de participación, e integrado al gobierno.

El 11 de mayo se realizaron las elecciones del Suteba en toda la Provincia de Buenos Aires. Con una disminución en la participación de las y los afiliados, y luego de dos años de pandemia, la lista Celeste – Violeta y Turquesa de Roberto Baradel retuvo la conducción provincial y seccional en La Plata. La Multicolor realizó una gran campaña escuela por escuela donde evidenció el descontento frente al ajuste, la sobrecarga laboral, la precarización y los graves problemas de infraestructura, que se expresaron en una gran movilización al Ministerio de Educación.

Para adelante hay una pelea enorme contra una conducción cada vez más burocrática y un sindicato vaciado de participación e integrado al gobierno. Esta victoria de la Turquesa no puede tapar el malestar que se expresa en las escuelas.

Una elección a la medida de Baradel

En La Plata, con una participación del 56,8 % del padrón, la lista Turquesa de Baradel obtuvo 890 votos contra 448 de la Multicolor. La Azul y Blanca, que rompió con la multicolor por su integración al gobierno de Alberto Fernández, presentó sólo lista provincial y obtuvo 40 votos.

Como ya se expresó acá y en los balances públicos de otras agrupaciones que integran la Lista Multicolor, las elecciones se dieron luego de dos años de pandemia. La conducción del sindicato no convocó a una sola asamblea, situación que desorganizó a la base docente, vació de participación al gremio y dejó a las escuelas peleando como podían. Desde la Multicolor y la Marrón dimos dimos la pelea en cada reunión virtual de delegados exigiendo la convocatoria a asambleas para que la base del sindicato pueda expresarse y decidir.

Esta realidad, le permitió al gobierno hacer pasar el ajuste que vemos en nuestros salarios, en la precarización laboral de nuestro sector y en la pobreza de los estudiantes y sus familias.

La Lista Turquesa, acorde con su creciente integración al gobierno, agrandó una estructura con múltiples designaciones de inspectores, funcionarios en el ministerio, SAD y distintos organismos, desde donde ampliar su control sobre la docencia.

Afiliación selectiva y una ayudita de Kicillof para los amigos

En contraposición al proceso de desafiliación de docentes opositores y la negativa a nuevas afiliaciones que no les responden, la celeste – turquesa si realizó numerosas incorporaciones al padrón de afiliadxs, ampliando considerablemente su base de apoyo.

En La Plata, donde trabajan aproximadamente 16 mil docentes solo una pequeña porción está afiliada al Suteba y de éstos son 2440 quienes cumplen los requisitos para ejercer el voto (según informara la Junta Electoral que responde a la lista oficial). La participación disminuyó, no sólo en cantidad de afiliadxs habilitadxs para votar sino en la votación misma. Esto muestra que las elecciones se dieron en un marco de apatía de la base docente. El gremio está estancado porque mientras hay miles de nuevos docentes, el número de afiliados no creció.

Además hubo una alta rotación de afiliados por dos procesos inversos que se dieron. Desde la última elección 700 compañerxs optaron por la desafiliación. Una porción muy importante de estos, que acompañaron electoralmente a la Multicolor en otros momentos, lo hicieron como forma de castigo a Baradel. Lamentablemente este proceso vacía de voces críticas a nuestro gremio y termina haciendo que el Suteba se vuelva aún más burocrático.

Por otro lado, y en sentido inverso, un número similar de compañerxs fueron afiliadxs por la Turquesa, creciendo sustancialmente el padrón de jubiladxs ascendiendo a 530 afiliadxs, siendo mayor en representación que les afiliadxs de primaria.

A su vez, los docentes de los planes ATR o FORTE que son quienes más sufren la precarización laboral y la pérdida de derechos del estatuto docente, no fueron parte de esta elección. La conducción impidió su afiliación con miles de vueltas burocráticas.

Además la lista de Baradel y compañía contó con la inestimable ayuda del gobernador Axel Kicillof, quien un día antes de la elección hizo un anuncio de una actualización salarial mentirosa e insuficiente que vamos a terminar de cobrar en enero del 2023 cuando la inflación proyectada es cercana al 80 %. Todo un gesto político, una puesta en escena, que en medio de la interna que tiene el FdT le permitió a Baradel y la Turquesa reafirmar el voto de su base.

Una gran campaña de la Lista Multicolor

La lista Multicolor realizó una intensa campaña que llegó a todas las escuelas. En las recorridas dialogamos con muchxs compañerxs (afiliadxs y no) que tenían un gran malestar por la situación que viven en las escuelas, la pobreza creciente, el servicio alimentario escolar insuficiente y poco nutritivo que no cubre las necesidades de los estudiantes que van con hambre a clase, los problemas de infraestructura que nos ponen en riesgo o nos hacen enseñar y aprender en condiciones insalubres para toda la comunidad escolar. La precariedad y sobrecarga con la que trabajamos fue otro elemento que se expresó junto al intento de aumentar la jornada laboral.

Como planteamos durante las elecciones ni Suteba ni los demás sindicatos que representan a la docencia intentaron dar solución a estos problemas. Su cercanía al gobierno los ha llevado a sostener cada una de sus políticas.

Fortalecer nuestras peleas desde abajo y seguir organizando las escuelas

Con la vuelta a la presencialidad se empezaron a desarrollar conflictos en las escuelas. Desde múltiples abrazos por infraestructura (por ejemplo del Vergara, del Comercial y de la Secundaria 29, entre otros) y contra la violencia laboral, las asambleas en primaria contra el aumento de la jornada laboral, hasta la importante movilización por infraestructura impulsada por la coordinación de escuelas llamada desde la multicolor, que fue boicoteada por el FUDB que convocó de un día para otro a una acción en consejo escolar con 40 participantes.

Te puede interesar: Presupuesto para educación. "Basta de escuelas Cromagnón": movilización educativa en La Plata por infraestructura

En contraposición a la integración de la turquesa al gobierno que los lleva a vaciar el sindicato, fragmentar y diluir los reclamos, en las escuelas se empieza a expresar el malestar y surgen conflictos por fuera del sindicato ya que la docencia no los reconoce como canales de organización. Ahí está y tiene que seguir estando la multicolor para impulsar la organización y coordinar los reclamos que surgen desde las escuelas.

Junto a esto, tenemos que dar el debate con toda la docencia para que se afilie porque para pelear realmente por mejores condiciones laborales, contra el ajuste y por todos nuestros derechos, necesitamos recuperar los sindicatos para que sean independientes del gobierno, democráticos y de lucha.

Frente a las próximas elecciones de delegados, está planteado impulsar la elección de nuevos compañeros y compañeras, para seguir organizando a las escuelas en base a asambleas junto a lxs estudiantes y las familias como demuestra la pelea por infraestructura. Con ellxs está la fuerza para defender la escuela pública y enfrentar los planes de miseria que trae el acuerdo del gobierno con el FMI.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias