×
Red Internacional

Unos 300 mil niños volverían a realizar tareas laborales por el impacto de la crisis. Previo a la llegada de la pandemia había 10,5 millones de niños, niñas y adolescentes en trabajo infantil.

Viernes 12 de febrero | 17:56

La Organización Internacional de Trabajo (OIT) advirtió que unos 300.000 niños podrían regresar a situación de trabajo infantil por al impacto de la crisis.

El informe elaborado por la OIT y Cepal calcula que el trabajo infantil podría subir entre 1 y 3 puntos porcentuales en la región. Esto significaría que al menos entre 109 y 326 mil niños, niñas y adolescentes podrían ingresar al mercado de trabajo.

El documento indica que “uno de los principales factores de inseguridad e inestabilidad económica en los hogares es que la jefa o el jefe del hogar trabaje en condiciones de informalidad, donde la protección social es mínima y los contratos laborales inexistentes. El trabajo infantil se convierte en un componente importante de cómo los hogares manejan la inseguridad económica”.

Te puede interesar: ¿Por qué el trabajo infantil se agravó en la pandemia?

El director general de la OIT, Guy Ryder, durante el lanzamiento del Año Internacional para la Eliminación del Trabajo Infantil en América Latina y el Caribe, sostuvo que "el aumento de la pobreza y la caída de los ingresos familiares, el cierre de las escuelas, y el aumento de las vulnerabilidades, son factores que pueden contribuir a incrementar el trabajo infantil".

La OIT explicó que si bien en los últimos 25 años América Latina y el Caribe logró avances contra el trabajo integral, antes de la pandemia aún había 10,5 millones en trabajo infantil.

Según Ryder, citado por la agencia Europa Press, la situación podría empeorar debido a la crisis.

América Latina fue una de las regiones más golpeada por la pandemia de COVID-19. La crisis empeoró las condiciones de vida del pueblo trabajador con aumento del desempleo, y la pobreza. Los Estados destinaron menos recursos ante la pandemia en relación a los países centrales.

El director de OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro, declaró que es el momento de "pisar el acelerador" en la lucha contra la explotación laboral infantil y enfrentar una crisis que podría generar en un año el retroceso "equivalente a una década de avances". Sin embargo, el trabajo infantil fue y es una constante del capitalismo que encuentra en las niñas, niños y adolescentes una reserva de fuerza de trabajo sumiso y de bajo costo.

Te puede interesar: [Claves] América Latina: ¿por qué crece la brecha entre millonarios y pobres durante la pandemia?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias