×
×
Red Internacional

Con distintas modalidades, que se dieron con cese de actividades por 2 ó 3 horas, o con marchas en las cercanías de los hospitales, trabajadores y trabajadoras de la salud del municipio redoblan las medidas en sus reclamos por salarios y condiciones de trabajo.

Luis SucherTrabajador reincorporado del Hospital Posadas | La Marrón Clasista

Martes 6 de abril | 08:20

La mañana del lunes fue el inicio de las medidas tomadas la semana pasada en diferentes hospitales del municipio. Así por ejemplo, en el Hospital del Niño de San Justo desde la semana pasada, habían votado un cese de actividades entre las 8 y las 10 hrs, y continuar con asambleas.

Ahora sumaron las asambleas conjunta de los trabajadores profesionales y no profesionales de la salud, y la hacen en el hall del hopital, para ganar visibilidad. Una acitud saludable: la unión de quienes codo a codo mantienen el hospital en funcionamiento, contra quienes desde el gobierno los ajustan.

La misma medida de cese y asambleas fue tomada en el Hospital Germani, de Laferrere que frenaron la atención por 2 horas, con medidas que incluyen la continuidad el día martes de cese de actividades entre las 10 y las 13 horas, y mediante asambleas definirán como continúan hacia el día miércoles. En el Hospital Equiza de González Catán, realizaron un cese de actividades durante 2 horas de la mañana, y lo mismo se replicó en el policlínico de San Justo que se acercaron a manifestarse en las puertas del municipio.El centro odontológico también se sumó a la medida.

El reclamo y la pelea del personal de salud del municipio, viene mostrando cada vez más la bronca que se manifiesta entre quienes están en la primera línea, que son quienes han garantizado durante todo el 2020 la atención de salud de la población y son quienes pelean realmente por la defensa de la salud pública.

Te puede interesar: SALUD.Personal de salud de La Matanza: “Si somos esenciales, el aumento ¿dónde está?

En medio del aumento exponencial de casos producto de la llegada de la segunda ola de COVID, alcanzando los contagios diarios en más de 6 mil casos, con un plan de vacunaciónque no llega y sin medidas que permitan frenar los contagios, quienes trabajan en los hospitales del municipio, que han sostenido en todo momento la salud pública, aún sin recursos mantienen desde el mes de noviembre del año pasado un reclamo por las condiciones en las que se encuentran trabajando, mientras que desde el municipio el intendente Fernando Espinoza no solo se ha negado a recibirlos, sino que además no muestra ni la mínima intensión de ofrecer una solución al problema.

La llegada del COVID durante el año 2020, dejó en evidencia los años de desinversión en salud que avanzaron no solo sobre la infraestructura y la atención en salud de grandes sectores de la población, sino también en las condiciones en que trabajan quienes son esenciales para el sostén de la salud pública impactando principalmente en sus salarios, los contratos, la pérdida de las carreras hospitalarias, etc.

El presupuesto que votó el Gobierno nacional, junto a un sector de la oposición, reduciendo lo destinado a salud y educación pública es expresión de cuáles son sus prioridades. El único bloque que se opuso es el Frente de Izquierda, quienes junto a Nicolás del Caño, diputado del PTS-Frente de Izquierda Unidad propusieron una serie de medidas sanitarias en el marco de la segunda ola del Covid-19..

Te puede interesar: Declaración.La izquierda propone medidas de emergencia frente a la llegada de la segunda ola

A ello se suma, el cierre de clínicas que trabajan con obras sociales, no solo dejando a sus trabajadores y trabajadoras en las calles, sino que también se ha quitado la posibilidad de la utilidad social de esas instituciones. Hoy esto se ve reflejado en la Clínica San Andres de Caseros, que dispone de 12 respiradores, 90 camas, y tomógrafo que permitirían ser parte del sistema de salud para afrontar la crisis del COVID, cuando hoy ya se habla del colapso de los hospitales.

La provincia del gobernador Kicillof hoy muestra números alarmantes en el avance de la segunda ola. Solamente en el municipio de La Matanza el número de contagios ascendió a 92.267 infectados, lo que pone nuevamente a sus trabajadoras y trabajadores en la primera línea de atención.

Se hace necesario redoblar la solidaridad y la unidad con otros sectores que también pelean por el derecho a la salud y por sus salarios, como las trabajadoras y trabajadores de la Clínica Constituyentes, que vienen de realizar un paro de 24 hrs conmarcha por el centro de Morón reclamando una respuesta no solo de los dueños, sino también al intendente y al mismo gobernador, ya que durante el 2020 recibieron el ATP del gobierno, pero pagaron el salario en cuotas a sus trabajadores, además de adeudar horas extras y aportes desde el 2019.

Tomar el ejemplo de las trabajadoras y trabajadores del Hospital Larcade de San Miguel, que se unieron con los pacientes, consiguieron el apoyo de docentes, estudiantes de la universidades, y de diferentes sectores de la zona que rodearon de solidaridad su lucha, odel pueblo de Neuquen.

Es fundamental profundizar la coordinación de todos los trabajadores de la salud que se han puesto de pie unificando sus peleas, junto con quienes vienen peleando, también, por trabajo con derechos, tierra y vivienda y que esa solidaridad se exprese en las calles




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias