×
×
Red Internacional

Trabajadores de la salud movilizaron este miércoles en defensa de la salud pública, contra el ajuste del gobierno y por salarios que alcancen para vivir.

En la mañana del miércoles se concentraron frente al hospital Penna residentes autoconvocados, trabajadores de salud de los dos hospitales públicos de la ciudad, trabajadores pertenecientes a CICOP y personal de atención primaria de la localidad de Cerri, en el marco de una medida de fuerza provincial que denuncia desde hace semanas cómo impacta en las instituciones sanitarias el ajuste del gobierno.

La lucha se enmarca en las contundentes jornadas que las y los residentes de CABA protagonizaron durante el último mes, a partir de la cual lograron torcer, al menos en cuanto a algunos de sus reclamos, el brazo ajustador del gobierno de Larreta, despertando en todo el país la lucha por mayor presupuesto y salarios dignos, que crece y se replica en otras localidades. A nivel provincial hace meses que los trabajadores vienen gestando la coordinación con asambleas por hospitales, esto motivó la organización del personal de salud en diferentes instituciones y hospitales de la provincia, que a pesar del cambio de jurisdicción enfrentan las mismas problemáticas de sobrecarga laboral, bajos salarios, condiciones de contratación, y, en general, la falta de presupuesto que se vive en las instituciones de todo el país. A nivel local las malas condiciones laborales y salariales se ven también reflejadas, por lo que ya desde la semana pasada el personal de salud de los hospitales Penna y Municipal junto a otros trabajadores y trabajadoras del sector viene expresándose en asambleas, reuniones y movilizaciones, como ya lo reflejamos en esta nota.

En la misma sintonía, hoy marcharon al Ministerio de Salud nacional trabajadores y residentes de los hospitales Garrahan y Posadas para reclamarle a la ministra de Salud Carla Vizzotti la atención inmediata de sus demandas elementales.

Te puede interesar: La salud en emergencia. Por salario y otras demandas, desde el Posadas y el Garrahan marcharon al Ministerio de Salud

Pudimos entrevistar a Matias Martínez residente de peditaría del hospital Penna quien nos contaba: “Esta es una lucha que empezó en CABA. Lo que estamos pidiendo es que se recomponga el salario básico por encima de la canasta familiar. Ninguno de nuestros colegas llega a eso. La idea es que también se cumpla el nuevo reglamento que fue una lucha ganada también después de tantos años. Esto está condicionado por el hecho de que residentes desde hace añares cubría la mayor cantidad de demanda del sector público del país. A su vez estamos transitando por una situación crítica a nivel público, tanto en provincia, en nación, municipio, la atención primaria se ve reflejada en la movilización”.

Luego de la pandemia, el aumento vertiginosos de pacientes en los hospitales públicos, debido a que cada vez más personas no pueden acceder a una obra social, ya sea por los costos o por el avance de la precarización laboral a nivel general, que impide el acceso a derechos básicos, como la salud, se vio colapsado por una demanda que no puede sostenerse sin recursos, anclada en la superexplotación del personal. Así nos lo contaba Julieta Blanco, médica clínica del hospital Municipal: “Nosotros vemos ese impacto que es sobrecarga también a la atención pública. Es una realidad que las obras sociales y la medicina prepaga manejan montos a los que por ahí no mucha gente puede acceder. La atención pública se vio sobrecargada. Nosotros estamos así mas o menos desde la pandemia. Dos años en los que estamos viendo fuertemente el incremento de la población que llega al hospital”.

De la movilización, además de CICOP, como gremio que agrupa a una parte de los trabajadores de los hospitales, participaron también llevando solidaridad docentes, tanto de SUTEBA como de ADUNS y estudiantes. Durante la jornada el grito de “unidad de lxs trabjadores” fue la consigna sobresaliente. Mientras las cúpulas sindicales son cómplices declarados del ajuste que el gobierno y la posición de derecha descargan sobre el pueblo trabajador para honrar la deuda del FMI, las y los trabajadores de la salud y la educación plantean la necesidad de la unidad y la coordinación de todos los sectores en lucha. Es a partir de asambleas en los lugares de trabajo, asambleas abiertas en conjunto con otros sectores de trabajadores y la importancia de una coordinación local, regional y nacional para dar impulso a los reclamos y conquistar las demandas planteadas. Como lo expresara en sus palabras Julián Montero, personal de atención primaria de Cerri: “El reclamo es en conjunto, es de todos y estamos unidos todos en el reclamo”.

En relación a esto, desde la Marrón, como agrupación de trabajadores de la educación, salud y estatales, se está impulsando el llamado a conformar espacios de encuentro entre todos los sectores dispuestos a luchar, para que no solo se pueda lograr la unidad y la confluencia en las calles, sino también para discutir y poner en pié un plan de lucha que permita construir la fuerza necesaria para derrotar el plan de ajuste que pesa sobre las espaldas de las clases trabajadoras.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias