×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Con 32 votos a favor y los bloques opositores en contra, se cambió el máximo de altura permitida para las construcciones. Otro negocio de la "inmobiliaria Larreta", que beneficia a las grandes constructoras.

Jueves 25 de marzo | 21:47

En la sesión del jueves 25 de marzo en la Legislatura porteña, se aprobó que futuras construcciones de un predio en Puerto Madero puedan elevarse a 140 metros de altura, es decir, cerca de 50 pisos.

Con 32 votos a favor del bloque de Vamos juntos y la UCR, la abstención de la Coalición Cívica y 21 votos en contra, de los bloques opositores del Frente de Izquierda Unidad, el Frente de Todos y Autodeterminación y Libertad, este proyecto impulsado por el oficialismo porteño beneficia, una vez más, a las grandes empresas constructoras.

El acuerdo sobre un terreno privado de Puerto Madero, ubicado en Juana Manso al 300, es entre el gobierno de Rodríguez Larreta y las empresas Produfi SA, Mitre Construcciones y Sr. Pedro Masiglia.

A cambio, las empresas deberán pagar a la Ciudad 2,5 millones de dólares y parte de los fondos serán para la construcción de una plaza pública en homenaje a las víctimas del atentado a la AMIA, en una zona cercana al Parque de la Memoria.

Por impulsar este tipo de negocios inmobiliarios, la Legislatura porteña se ganó el apodo de “la inmobiliaria PRO”, como la denominó la diputada porteña del PTS/FIT Alejandrina Barry, ya que hace tiempo las empresas pueden tramitar a su antojo la concesión y venta de terrenos en la Ciudad.

Mientras tanto, no están garantizadas las condiciones mínimas de vivienda de miles de personas, como dejó al desnudo el caso de M, la nena secuestrada hace unos días, que vivía en una carpa bajo la autopista Dellepiane junto a su mamá y cartoneaba para sobrevivir, como tantos cientos de chicos en la Ciudad.

Te puede interesar: Infancias vulneradas: “M” no es la única, 4 de cada 10 chicos son pobres en la Ciudad

El problema de la falta de vivienda en la Ciudad lleva décadas y la pandemia lo volvió a sacar a la luz. Desde el gobierno, una vez más, se privilegian los negocios inmobiliarios, que profundizan la desigualdad social y la pobreza. Las políticas que hay son subsidios habitacionales de $8.500, que no alcanzan ni para alquilar una pieza.

“Estos negocios fueron los primeros pasos en la privatización de terrenos públicos en la Ciudad, que inició Macri y continuó Larreta“, señaló Barry, “Algunos con mayoría propia y otros con ayuda de los votos del peronismo”. Otro ejemplo de esto es la intención de vender terrenos junto al río en Costa Salguero, para construir un barrio de lujo para los más ricos.

Por esto, desde el FIT se rechazó de forma contundente este nuevo proyecto y se propone la recuperación total de los terrenos privatizados, para ponerlos al servicio de la construcción de viviendas populares, a la vez que terminar con la especulación inmobiliaria, poniendo a disposición los hoteles y viviendas desocupadas y ociosas, que en la Ciudad alcanzan el 10 por ciento y casi el 30 en Puerro Madero, para que ninguna persona continúe en situación de calle.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias