×
×
Red Internacional

El director del Banco Central estadounidense, Jerome Powell, confirmó que ante el alza inflacionaria que atraviesa el país, se contemplan al menos tres subas de tasas para 2022 y el fin de los planes de estímulo.

Jueves 16 de diciembre de 2021 | 02:07
Foto: Reuters

Al finalizar la última reunión del año del Comité de Mercado Abierto de la FED (FOMC, por sus siglas en inglés), el organismo encargado de definir la política monetaria confirmó cambios en las tasas de interés a partir de 2022, y el fin del plan estímulos.

Esta decisión se encuentra basada en la una coyuntura en la que se combinan una elevada inflación y una tasa de desempleo en mínimos. "Los desequilibrios de la oferta y la demanda relacionados con la pandemia y la reapertura de la economía han seguido contribuyendo a los elevados niveles de inflación...Persisten los riesgos para las perspectivas económicas, incluidas las nuevas variantes del virus." sostuvo el comunicado de la FED.

La economía estadounidense atraviesa una situación inusual a la salida de la pandemia, con un elevado índice de inflación que según la FED finalizará 2021 en 5,3 % y en 2022 la inflación será de 2,6%. Combinada con datos en el mercado laboral que indican una especie de recuperación, y estimaciones de desempleo en 3,5 %.

En este contexto la FED acelerará el final de sus compras de bonos durante la era pandémica, es decir un adelantamiento del llamado "tapering". Se trata de una política monetaria que consiste en reducir las compras de bonos a gran escala, o sea los estímulos monetarios, lo que hará subir las tasas de interés.

Sobre leste punto en el comunicado se lee: "A la luz de la evolución de la inflación y la mejora adicional en el mercado laboral, el Comité decidió reducir el ritmo mensual de sus compras netas de activos en $ 20 mil millones para valores del Tesoro y $ 10 mil millones para valores respaldados por hipotecas de agencias. A partir de enero el Comité aumentará sus tenencias de valores del Tesoro en al menos $ 40 mil millones por mes y de valores respaldados por hipotecas de agencias en al menos $ 20 mil millones por mes."

Actualmente las tasas de interés de la FED -que tienen impacto global- se ubican en un rango entre 0 % y 0,25 %. La Reserva Federal de Estados Unidos prevé tres alzas de 0,25 puntos el año próximo y otras tres en 2023. Esta decisión generará un impacto global por el endurecimiento de las condiciones financieras y un repunte del dólar.

Esto significa que se hará más costosa la deuda pública en dólares de los países latinoamericanos. En Argentina, el encarecimiento del dólar y del crédito internacional, aumentará las tensiones y la incertidumbre, complicando el panorama en una economía acorralada por el régimen del FMI.

Te puede interesar: Ómicron, inflación mundial y las sombras de una suba de las tasas de interés en EE. UU.

Lee el comunicado completo de la FED

15 de diciembre de 2021

La Reserva Federal emite una declaración del FOMC

La Reserva Federal se compromete a utilizar su gama completa de herramientas para respaldar la economía de los EE. UU. En este momento desafiante, promoviendo así sus metas máximas de empleo y estabilidad de precios.

Con los avances en materia de vacunación y un fuerte apoyo político, los indicadores de actividad económica y empleo han seguido fortaleciéndose. Los sectores más afectados por la pandemia han mejorado en los últimos meses pero continúan siendo afectados por COVID-19. Las ganancias laborales han sido sólidas en los últimos meses y la tasa de desempleo ha disminuido sustancialmente. Los desequilibrios de la oferta y la demanda relacionados con la pandemia y la reapertura de la economía han seguido contribuyendo a los elevados niveles de inflación. Las condiciones financieras generales siguen siendo acomodaticias, reflejando en parte las medidas de política para apoyar la economía y el flujo de crédito a los hogares y empresas estadounidenses.

El rumbo de la economía sigue dependiendo del curso del virus. Se espera que los avances en las vacunaciones y la reducción de las limitaciones de la oferta respalden los continuos avances en la actividad económica y el empleo, así como una reducción de la inflación. Persisten los riesgos para las perspectivas económicas, incluidas las nuevas variantes del virus.

El Comité busca lograr el máximo de empleo e inflación a una tasa del 2 por ciento a largo plazo. En apoyo de estos objetivos, el Comité decidió mantener el rango objetivo para la tasa de fondos federales entre 0 y 1/4 por ciento. Dado que la inflación ha superado el 2 por ciento durante algún tiempo, el Comité espera que sea apropiado mantener este rango objetivo hasta que las condiciones del mercado laboral hayan alcanzado niveles consistentes con las evaluaciones del Comité de empleo máximo. A la luz de la evolución de la inflación y la mejora adicional en el mercado laboral, el Comité decidió reducir el ritmo mensual de sus compras netas de activos en $ 20 mil millones para valores del Tesoro y $ 10 mil millones para valores respaldados por hipotecas de agencias. A partir de enero el Comité aumentará sus tenencias de valores del Tesoro en al menos $ 40 mil millones por mes y de valores respaldados por hipotecas de agencias en al menos $ 20 mil millones por mes. El Comité considera que probablemente serán apropiadas reducciones similares en el ritmo de las compras netas de activos cada mes, pero está preparado para ajustar el ritmo de las compras si los cambios en las perspectivas económicas lo justifican. Las compras y tenencias de valores en curso por parte de la Reserva Federal continuarán fomentando el funcionamiento fluido del mercado y las condiciones financieras acomodaticias, lo que respaldará el flujo de crédito a hogares y empresas. pero está dispuesta a ajustar el ritmo de las compras si los cambios en las perspectivas económicas lo justifican. Las compras y tenencias de valores en curso por parte de la Reserva Federal continuarán fomentando el funcionamiento fluido del mercado y las condiciones financieras acomodaticias, lo que respaldará el flujo de crédito a hogares y empresas. pero está dispuesta a ajustar el ritmo de las compras si los cambios en las perspectivas económicas lo justifican. Las compras y tenencias de valores en curso por parte de la Reserva Federal continuarán fomentando el funcionamiento fluido del mercado y las condiciones financieras acomodaticias, lo que respaldará el flujo de crédito a hogares y empresas.

Al evaluar la postura apropiada de la política monetaria, el Comité continuará monitoreando las implicaciones de la información entrante para las perspectivas económicas. El Comité estaría dispuesto a ajustar la orientación de la política monetaria según corresponda si surgen riesgos que pudieran impedir el logro de las metas del Comité. Las evaluaciones del Comité tomarán en cuenta una amplia gama de información, incluidas lecturas sobre salud pública, condiciones del mercado laboral, presiones inflacionarias y expectativas de inflación, y desarrollos financieros e internacionales.

Los votantes a favor de la acción de política monetaria fueron Jerome H. Powell, presidente; John C. Williams, vicepresidente; Thomas I. Barkin; Raphael W. Bostic; Michelle W. Bowman; Lael Brainard; Richard H. Clarida; Mary C. Daly; Charles L. Evans; Randal K. Quarles; y Christopher J. Waller.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias