×
×
Red Internacional

Se filtró un borrador del próximo fallo del tribunal supremo que anularía el caso Roe v Wade que despenalizó el aborto en Estados Unidos en 1973.

Martes 3 de mayo | 00:11

La Corte Suprema de Estados Unidos está planeando anular el derecho al aborto, según un borrador filtrado al sitio Politico. En lo que parece ser una decisión tomada por 5 jueces contra 3, aún sin conocer el voto del presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, el juez Samuel Alito escribe en la borrador que la mayoría de la Corte cree que: "[el fallo] Roe estaba atrozmente equivocado desde el principio. Su razonamiento fue excepcionalmente débil, y la decisión ha tenido consecuencias perjudiciales... Sostenemos que (...) deben ser anulados".

El famoso caso Roe vs Wade fue el que en 1973 permitió la despenalización del aborto en todo el país, y el que hoy sería derogado atacando el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo.

Te puede interesar A propósito del fallo que legalizó el aborto en EE.UU.: ¿quién fue Jane Roe?

Los fundamentos del fallo son profundamente conservadores, según el borrador filtrado por el sitio Politico "la opinión del juez Alito critica explícitamente el fallo Lawrence v. Texas (que legaliza la sodomía) y Obergefell v. Hodges (que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo). Dice que, al igual que el aborto, estas decisiones protegen derechos falsos que no están profundamente arraigados en la historia".

La actual sentencia se produce en el marco del fallo Dobbs v. Jackson Women’s Health sobre una ley de Mississippi que prohíbe cualquier aborto que tenga lugar quince semanas después de la última menstruación de la persona embarazada. La ley se formuló como un desafío explícito tanto a Roe como al fallo de 1992 Planned Parenthood v. Casey.

Organizaciones conservadoras y antiderechos junto a las iglesias hace años que vienen intentando anular y prohibir el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo. Han avanzando a nivel local al punto que hoy casi la mitad de los estados del país ya cuentan con prohibiciones estrictas del aborto que entrarán en vigor inmediatamente en cuanto se anule Roe. Es probable que otros cuatro estados aprueben proyectos de ley similares poco después. Muchas de las leyes prohíben el aborto después de sólo seis semanas, contabilizadas desde el inicio del último ciclo menstrual de la persona, lo que significa que en muchos casos el aborto será ilegal incluso antes de que la persona sepa que está embarazada.

Esto llevará a muchas personas a abortar de forma insegura e ilegal, y obligará a las personas a tener hijos que no desean. Forzará a madres y padres a posiciones económicamente precarias, ya que estos políticos supuestamente "pro-vida" se niegan a dar a las familias pobres y de clase trabajadora los medios para cuidar y criar a sus hijos.

La Corte Suprema está revelando una vez más que es una herramienta diseñada para oprimir y explotar. Los derechos civiles, sociales y humanos de las personas no pueden depender de una institución y mucho menos de las mayorías circunstanciales que estas tengan según condiciones fortuitas o por asignación del Gobierno de turno. La Corte tiene cientos de fallos atroces en su historia. Se opuso a que los esclavos tuvieran derechos, estuvo a favor de la esterilización forzada de los discapacitados y de encarcelar a los japoneses-americanos durante la segunda guerra. Además puso al infame George W. Bush en la Casa Blanca por encima de la voluntad de la mayoría de los votantes. Una vez más mostró su verdadero rostro.

Todas las esperanzas en el Tribunal Supremo se han desvanecido ante la fría y dura verdad de la historia.

Te puede interesar Qué fue el caso de Roe vs Wade y cómo lo afecta el nombramiento de la jueza Barret

Aunque algunos progresistas ya están respondiendo a esto llamando a la gente a votar en las próximas elecciones de medio término, a nadie se le debería escapar que esto ocurre durante el gobierno de Biden, cuando hay una mayoría demócrata en el Congreso. A nadie se le debería escapar que este gobierno dirigido por los demócratas no ha aprobado ninguna legislación que defienda el derecho al aborto. Pero lo mismo es cierto para los gobiernos demócratas anteriores, incluyendo la administración de Obama. Votar no es la solución.

Al informar sobre la filtración, Politico señala: "Ningún borrador de decisión en la historia moderna del tribunal ha sido revelado públicamente mientras un caso estaba aún pendiente". Esta forma filtrada del borrador no es vinculante, lo que significa que los jueces aún pueden cambiar de opinión.

Sólo un movimiento masivo en las calles, lugares de trabajo y estudio, protegerá el derecho al aborto y lo defenderá contra el continuo avance de la derecha y los conservadores. Necesitamos urgentemente movilizaciones masivas, y los trabajadores deben exigir a sus sindicatos que se unan a la lucha. Los trabajadores y trabajadoras que protagonizan la ola de sindicalización más importante en décadas tienen el desafío de unir su lucha al movimiento de mujeres y defender el derecho al aborto.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias