Política

NACIONAL

La Corte Suprema busca una salida salomónica para resolver el traslado de los tres jueces

Después de aceptar el per saltum pedido por Bruglia, Bertuzzi y Castelli, el máximo Tribunal quiere un fallo que lo saque de la grieta. En tanto los tres camaristas amenazan con renunciar si los vuelven a sus cargos de origen.

Lunes 2 de noviembre de 2020 | 19:59

Hace semanas que los supremos posponen la resolución de fondo sobre los traslados de Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli a sus despachos de origen.

El oficialismo y la oposición de derecha han hecho bandera con este caso. En tanto los tres jueces, hicieron trascender que si el fallo de la Corte no los favorece, renunciarán antes de regresar a sus tribunales de origen.

Cuando a finales de septiembre, la Corte Suprema resolvió por unanimidad aceptar el per saltum solicitado por los tres jueces para no ser removidos de sus cargos, le entregó un primer triunfo -quedaba pendiente la cuestión de fondo-, a la oposición de derecha y le dio un golpe al Gobierno que apostó al Senado para que los camaristas dejaran la estratégica cámara federal.

Otra escena de la crisis: el conflicto entre la Corte Suprema y el Gobierno

Pasado más de un mes de ese revuelo, cuatro de los cinco integrantes de la Corte Suprema buscan un fallo que la saque de la grieta.

Carlos Rosenkrantz, presidente del máximo tribunal, sería el único que ya tiene redactado su voto. En tanto Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Elena Highton de Nolasco y Horacio Rosatti buscan una salida intermedia. Por un lado, según trascendidos, no quieren quedar envueltos en acuerdos con el oficialismo, ni con la oposición. Por otra parte, tienen el dilema de la acordada del propio tribunal que validó los traslados bajo el gobierno de Mauricio Macri.

Si bien hasta ahora no se conoce la resolución del dictamen de mayoría, entre las hipótesis que circulan, es que si llegaran a ratificar la validez de los traslados, pondrían un límite legal para que en lo sucesivo los gobiernos no abusen de esa potestad.

Otra de las posibilidades, es que la sentencia del máximo tribunal confirme provisoriamente en sus cargos a Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli hasta que el Consejo de la Magistratura realice nuevos concursos. Bruglia, Bertuzzi, Castelli y el resto de los jueces que se encuentran en una situación similar tendrán la posibilidad de presentarse a concursar y eventualmente quedarse con el puesto.
Este sería uno de los escenario más favorables para el oficialismo, que controla el Consejo de la Magistratura y cuenta con mayoría en el Senado como para avanzar con la designación de nuevos jueces en tribunales que están vacantes.

Por otro lado, ratificar en sus actuales cargos, aunque sea provisorio a los tres jueces que llevan la causa de corrupción contra Cristina Kirchner, puede leerse como un revés para el Gobierno.

Bruglia y Bertuzzi (desplazados de la Sala I de la Cámara Federal) y Castelli (TOF 7), actualmente se encuentran bajo licencia, a la espera de una decisión sobre su futuro.

Ni oficialista ni opositores, quedarán satisfechos con la sentencia que dicte la Corte. Sin embargo, y más allá de todas las lecturas que se hagan sobre el dictamen de los próximos días, lo que se puede afirmar es que así como los fallos judiciales, en ocasiones sirven para dirimir internas dentro de las propias clases dominantes, es usado de forma permanente contra los trabajadores y el pueblo, como se ha visto en Guernica.







Temas relacionados

Suprema Corte de Justicia de la Nación   /    Highton de Nolasco   /    Carlos Rosenkrantz   /    Ricardo Lorenzetti   /    Corte Suprema   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO