Política Venezuela

CRISIS POLÍTICA

La Constituyente fraudulenta asume "algunas funciones" de la Asamblea Nacional

Este viernes la “Asamblea Nacional Constituyente” le quitó funciones a la Asamblea Nacional, aunque Diosdado Cabello trató de matizar la medida afirmando que no se la clausura.

Viernes 18 de agosto de 2017 | 17:29

La amañada “Asamblea Nacional Constituyente” (ANC), de absoluta mayoría chavista, decidió este viernes por unanimidad asumir funciones de la Asamblea Nacional, controlado por oposición aglutinada en la llamada Mesa de Unidad Democrática (MUD). Diosdado Cabello, vicepresidente del PSUV (al que pertenecen todos los miembros de la Constituyente), trató de matizar el impacto internacional que podía tener la noticia diciendo que no se trata de una clausura del parlamento, sino que la ANC solo estaría asumiendo "algunas de sus funciones".

Se trata de una medida en la que se busca obligar a la actual Asamblea Nacional a que reconozca la Constituyente del chavismo, tal como lo afirmó Cabello, "La Asamblea Nacional tendrá primero que salir del desacato, reconocer a la ANC para que comience a trabajar", buscando con ello el gobierno que la misma tenga algún grado de legitimidad.

La aclaración de Diosdado Cabello, que actúa como si fuese el presidente de dicha Constituyente, no convenció al arco de países y organizaciones que han venido ejerciendo fuerte presión contra Maduro hablando incluso de "dictadura", pues rápidamente salieron a rechazar la medida. Es el caso del Secretario General de la OEA Luis Almagro, que ha venido teniendo una posición abiertamente injerencista sobre la soberanía del país, sostuo este viernes que la "disolución de la Asamblea de Venezuela profundiza golpe de Estado".

El anuncio de la "Constituyente" sobre la asunción de facultades de la Asamblea Nacional, llega a pocos días en que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con utilizar incluso una salida militar, y cuando su vicepresidente Mike Pence, terminó una gira por Colombia, Argentina, Chile y Panamá, para reforzar el eje de países que están alineados con EE.UU. en la aplicación de sanciones sobre Venezuela. Esta presión, que va dirigida a fortalecer a la oposición de derecha, incluye sanciones contra algunos de los funcionarios del gobierno de Maduro y las declaraciones contra su gobierno de parte del Mercosur y de la conferencia de Lima.

Hacia una mayor bonapartización

La Asamblea Constituyente definió asumirse desde que se instaló el 4 de agosto como "plenipotenciaria", es decir hacerse de la suma de todos los poderes públicos.

A pesar de tener un origen completamente fraudulento, sin contar el escándalo de la guerra de cifras sobre la cantidad de personas que efectivamente votaron, la Constituyente se afirmó con el objetivo avanzar en el camino de una mayor bonapartización (giro autoritario) en la pelea con los poderes en manos de la oposición o de sectores críticos.

Te puede interesar: El gobierno y la “Constituyente” avanzan en la concentración de poderes y medidas proscriptivas, con el apoyo de las FF.AA.

Así como definió destituir a la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, que había cuestionado la forma en la que se convocó a la ANC y se venía alineado con la oposición de la MUD, y pidió la detención de su esposo, el diputado chavista crítico German Ferrer; este viernes dio un paso más al atribuirse facultades de la Asamblea Nacional.

La Asamblea Nacional, en manos de la oposición de derecha de la MUD, no se presentó este viernes a una reunión convocada por la ANC, en la que debía subordinarse a este organismo. Se trata de una acción anunciada ya que la oposición no reconoce a la ANC, que considera ilegítima, por lo que dificilmente la Asamblea Nacional se fuera a subordinar a la Constituyente.

Esa acción fue considerada suficiente por la ANC que votó por unanimidad "asumir las competencias para legislar sobre las materias dirigidas directamente a garantizar la preservación de la paz, la seguridad, la soberanía, el sistema socioeconómico y financiero, los fines del Estado y la preeminencia de los derechos de los venezolanos".

Así lo afirmó desde su cuenta oficial la ANC:

Tras este anuncio, la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, al igual que Diosdado Cabello, trataron de matizar el alcance de la medida y afirmaron que no se estaba disolviendo el parlamento, sino que por el contrario este seguirá funcionando, aunque no se sabe cuales serían sus facultades.

La Asamblea Nacional por su parte publicó un comunicado rechazando la legitimidad de la ANC y anunciando que solo reconoce la Constitución de 1999, por lo que no acatará ninguna de las decisiones emanadas por la actual ANC.

Julio Borges, actual presidente de la Asamblea Nacional firmó una carta abierta difundida este viernes, en nombre de los diputados, en donde denuncia que la ANC "no es una auténtica Asamblea Constituyente", sino "un poder de facto" que "pretende perpetuar" a Maduro en el poder.

El decreto de la ANC se da en un momento en que el gobierno y la oposición negocian las candidaturas hacia las elecciones regionales que se van a celebrar en diciembre en las que los partidos que conforman la MUD ya dijeron que van a participar.

Aunque traten de morigerar los efectos de la decisión de este viernes, lo cierto es que la decisión de hacerse de las facultades de la AN, es un avance en el giro autoritario del gobierno y su Asamblea Constituyente fraudulenta en el marco de una profunda crisis política y económica que afecta a los sectores más empobrecidos. Ninguna de las medidas tomadas hasta ahora por la Constituyente tuvieron el objetivo de aliviar las penurias de los trabajadores y el pueblo venezolano, sino que todas incluyeron fuerte componente político de presión y negociación hacia la derecha, mostrando cuál es su verdadero objetivo.

La oposición de derecha por su parte definió a la medida como un golpe de Estado y convocó a una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional para este sábado a la mañana. También hizo un nuevo llamado a la FANB: "Hombres y mujeres de armas, ustedes juraron proteger a pueblo y a la Constitución, hoy deben cumplir"; mostrando que en su objetivo de hacerse del poder del estado están dispuestos a repetir el escenario golpista de 2002.

En este escenario, se hace necesaria más que nunca una salida independiente tanto del gobierno como de la MUD, que ya han demostrado en el pasado y en el presente que no tienen nada para ofrecer a los trabajadores y el pueblo venezolano.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO