×
×
Red Internacional

Crisis energética. La Comisión Europea anuncia una reforma del mercado de energía sin tocar las ganancias de las eléctricas

Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea (CE), ha anunciado una “intervención de emergencia” y una reforma estructural del mercado eléctrico con la que buscan cortar la dependencia de Rusia y poner un freno al aumento de los precios.

Escuchá esta nota
Martes 30 de agosto | 14:13

La presidenta de la Comisión Europea (CE) anunció el lunes que están trabajando en una “intervención de emergencia”, así como una reforma estructural del mercado eléctrico porque el modelo actual “fue diseñado en otras circunstancias” a las actuales. Para la dirigente europea la subida de precios habría expuesto las limitaciones del diseño actual del mercado de la electricidad.

Las medidas anunciadas buscan poner un freno a la subida de los precios al mismo tiempo que cortar la dependencia energética con Rusia. Para esto último, la UE estaría diversificando los proveedores de hidrocarburos y apostando por una “transición verde” a través del programa RePowerEu. Las autoridades de la CE sostienen ahora que dejar atrás el uso de combustibles fósiles sería un primer paso para que la UE recupere terreno a nivel internacional.

Posteriormente se ha anunciado una reunión extraordinaria del Consejo de Energía para el próximo 9 de septiembre en Bruselas. Distintos gobiernos han apoyado la decisión alegando la necesidad de regular los precios de la luz ante la posible crisis económica y social que podría abrirse de cara al invierno.

El gobierno PSOE-UP ha aprovechado la noticia para tratar de reforzar su posición, al ser de los primeros gobiernos dentro de la UE que apostó por la medida de intervenir el mercado para frenar la subida de precios. Si bien, recientemente ha aprobado un decreto que favorece al oligopolio eléctrico trata ahora de vender las posibles medidas de la UE (que todavía no se conocen realmente) como una supuesta conquista progresista. De esta forma, parecen cubrir con un velo el hecho de que realmente no han hecho nada por intervenir ni tocar las ganancias del sector energético para proteger a las familias obreras y populares.

Tampoco está en la intención de la Comisión Europea tocar las ganancias de las grandes multinacionales de la energía, que han hecho fortunas, y lo siguen haciendo en medio de esta crisis. Medidas básicas como la renacionalización de todo el sistema energético, no están en el tablero. Ni siquiera la imposición de impuestos extraordinarios a las empresas del sector que especulan con un servicio básico.

La reestatización bajo control de trabajadores y usuarios de toda la red de producción y distribución de energía es una cuestión de emergencia en la situación actual. No solo para bajar las tarifas que cada vez se hacen más impagables para el pueblo trabajador, sino para encarar una verdadera transición ecológica. Algo que no está en los planes de la Comisión Europea.

Las medidas que se anuncian no parecen que vayan a poder revertir la especulación y la inflación en los mercados eléctricos. Se trata de medidas a contragolpe y sin profundidad.

Ante el panorama de crisis energética e inflación, todo pronostica que se viene un otoño de luchas y un invierno del descontento, en el que previsiblemente estallarán conflictos obreros para protestar contra la miseria, el rearme y la guerra que nos imponen los Estados de la Europa imperialista.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias