Géneros y Sexualidades

DERECHO AL ABORTO

Con un pañuelazo federal, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto exigió que sea ley

Un nuevo pañuelazo se realizó en el Congreso para reclamar por la legalización del aborto. Convocada por la Campaña Nacional junto a organizaciones de mujeres y la izquierda, la acción que se replicó en CABA y otros puntos del país, reclamó el inmediato tratamiento de la ley.

Sol Bajar

@Sol_Bajar

Miércoles 18 de noviembre | 20:04

Tras la presentación del proyecto del oficialismo en el Congreso, y a poco de culminar el período de sesiones ordinarias, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito realizó este miércoles una acción federal, con actividades en distintos puntos del país.

Acompañadas por el activismo y por las organizaciones de izquierda, exigieron el tratamiento urgente de los proyectos en danza (el que presentó el Poder Ejecutivo y el que presentó, en 2019, la Campaña) y reclamaron que la practica deje de ser clandestina sin más dilaciones.

Te puede interesar: Aborto legal: qué plantea el proyecto del Gobierno y en qué se distingue del proyecto de la Campaña.

Como en 2018, la Plaza de los Dos Congresos fue el escenario donde los pañuelos verdes volvieron a desplegarse en la Ciudad de Buenos Aires. Y como entonces, grupos antiderechos, custodiados por la Policía Federal, intentaban en vano opacar la jornada.

"Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito salimos nuevamente a las calles para exigir que el proyecto que se trate sea el presentado en mayo del 2019 (año de la octava presentación desde la Campaña), que aún hoy tiene estado parlamentario y lo tendrá hasta mayo del 2021", dijeron este miércoles desde la Campaña, al tiempo que destacaron que "nuestro Proyecto reúne los argumentos elaborados durante los últimos 15 años de construcción feminista, intergeneracional, con aportes de todo el arco político y con el tratamiento y media sanción de 2018". "Es una cuestión de salud pública", afirmaron.

Podés leer: Aborto: el Gobierno se propone mantener una buena relación con la Iglesia

Junto a la agrupación de mujeres y disidencias Pan y Rosas, la diputada porteña Myriam Bregman (PTS/Frente de Izquierda), también acompañó el pañuelazo.

En diálogo con diversos medios, Bregman destacó que "estamos en la calle porque sabemos que los sectores antiderechos ya se están organizando". "Hoy mismo vinieron a provocar a esta movilización", contó, y agregó que "nosotras sabemos que nuestros derechos se consiguen con lucha, que nadie nos va a regalar nada, así que nuevamente vamos a reclamar que nuestro derecho sea ley y vamos a hacerlo en la calle, con todos los cuidados necesario, pero en la calle".

"Tenemos que estar activas, porque ellos también lo están", remarcó, y destacó que dentro del Congreso "también vemos que vuelve a pasar lo mismo: la incertidumbre con muchos diputados y senadores, fundamentalmente en Senadores, que no quieren decir qué votarían y que son los que después pueden cambiar su voto". "Tenemos que saber qué opinan los legisladores y las legisladoras. No se puede llegar a esta instancia y que ellos estén especulando con su voto", afirmó.

"En la campaña electoral insistíamos mucho en esto: queríamos que digan qué iban a votar en el caso de conseguir una banca", recordó también la diputada porteña, y destacó que "prefieren el anonimato y dicen que reciben presiones, pero nosotras lo que estamos exigiendo es que se respete el derecho de miles de mujeres y personas gestantes que hace años estamos en la calle peleando por que no haya más muertes por la clandestinidad", subrayó.

Las voces a favor de la legalización del aborto ya se escucharon en las audiencias públicas de 2018 en el Congreso, donde quedó más que claro que este derecho se debatirá en el parlamento pero se ganará en las calles, con la organización y la movilización independiente de las millones de personas que en todos estos años dieron fuerza a esta lucha.

Ahí, donde la marea verde arrancó la media sanción, es donde está planteado volver para hacer oír este reclamo elemental, para imponer la inmediata separación de las Iglesias del Estado y para avanzar, con esa energía renovada, en una fuerte alianza del movimiento de mujeres y de la diversidad con quienes hoy se ponen de pie, en medio de la pandemia, para enfrentar el ajuste, los despidos y la crisis económica que buscan descargar en sus espaldas.

Como entonces, nuestros diputados del Frente de Izquierda votarán a favor de todo proyecto que el movimiento de mujeres y de la diversidad apoye en las calles, con su lucha, no sólo porque se trata de un derecho elemental, a no morir por la clandestinidad, a no sufrir las consecuencias que impone en la salud, sino también porque está en juego nuestro derecho a decidir, y porque sabemos que si avanzamos en ese derecho, también estaremos más fuertes para imponer esa alianza, capaz de dar vuelta mucho más que una votación del Congreso.

Es con ellas, con las valientes mujeres y mamás de Guernica, con las trabajadoras de la salud que están en la primera línea, con las maestras que defienden el derecho a la educación, con las jóvenes que pelean contra la precarización de la vida, y es ahora, porque no puede haber una sola presa, ni una sola muerta, ni una sola víctima por aborto clandestino.

-* Ciudad de Buenos Aires

-* Córdoba

-* La Plata

-* Neuquén







Comentarios

DEJAR COMENTARIO