×
×
Red Internacional

Este miércoles será la primera reunión del consejo directivo en mucho tiempo. Comienzan los preparativos para el recambio de autoridades. ¿Cupo femenino? ¿Desocupados en la conducción? ¿Discutirán la "reducción de la jornada laboral?

Miércoles 18 de agosto | 09:40

Este miércoles se reunirá el Consejo Directivo de la Confederación General del Trabajo. Será en la histórica sede de Azopardo. Las caras serán las mismas de siempre, al menos entre los “gordos” e “independientes” que la dirigen hoy. Recordemos que el moyanismo y la Corriente Federal no son parte del organismo, aunque compartan gran parte de las políticas del sindicalismo peronista.

La reunión de hoy genera expectativas. ¿Van a hablar de la “reducción de la jornada laboral”, que se ha impuesto como debate de campaña ante el aumento de la desocupación? Algunos de sus dirigentes se mostraron en contra, igual que los empresarios de la UIA. Desde algunos medios, sin embargo, se asegura que será uno de los temas y que abriría polémicas dentro del peronismo.

Lo cierto es que hoy será un nuevo paso hacia la “renovación” de autoridades. Recordemos que las elecciones de la CGT estuvieron suspendidas por decisión del Ministerio de Trabajo, con motivo de la pandemia.

Según lo que se pudo conocer, la CGT convocaría el Comité Central Confederal en septiembre y el Congreso para elegir autoridades sería el 20 de octubre.

¿Dónde se puede fijar si figura en el padrón y dónde votar compañero, compañera?

No existe. La elección de la cúpula cegetista es un proceso bastante poco democrático. Las conducciones de cada gremio tienen sus delegados confederales que votan en masa a quien decide Cavalieri, Daer o Moyano.

Justamente, estos dos últimos apellidos figuran entre los que podrían disputarse la jefatura si no hay un acuerdo previo. Héctor Daer es la principal figura de la conducción actual, y Pablo Moyano aparece como uno de sus contrincantes permanentes.

Otro de los que suena como una “prenda de cambio” es Gerardo Martínez, ex servicio de inteligencia del Batallón 601 y actual secretario general de la UOCRA. A Armando Cavalieri, otro peso pesado, se le ocurrió que podría significar un “cambio” para la central. No es chiste.

Justamente Martínez fue uno de los que salió a hablar esta semana en los medios, ha querer instalar la idea de que se viene una “renovación”. ¿En qué consistiría la “renovación”?

Por un lado, en sumar mujeres al consejo directivo. Hoy hay dos integrantes junto a 60 varones. "Venimos hablando la posibilidad de que por cada cargo en el Consejo Directivo que se le asigna a un sindicato, se nombre a un compañero y a una compañera para que lo ocupen en igualdad de condiciones. No podemos seguir con una mentalidad retrógrada” dijo Martínez. Lo de “mentalidad retrógrada” es una confesión de partes. Pero ni siquiera lo dio por hecho: es una posibilidad.

Uno recuerda el caso de Mariela González, quien trabaja en la Uocra Bahía Blanca desde hace 10 años y es la primera delegada tesorera mujer electa en el sindicato. Pero la intervención del gremio no le permite asumir desde hace 3 años.

Hay que aclarar que a esos “consejeros”, sean compañeros o compañeras, los eligen Daer, Cavalieri o Moyano, no las trabajadoras (y trabajadores). Ya vimos el rol de Susana Rueda en el “triunvirato”.

Además Martínez se refirió a la posibilidad de que las organizaciones de trabajadores desocupados tenga un lugar en la central obrera. “Estamos pensando en incorporar a organizaciones como ‘Los Cayetanos’ (los grupos sociales kirchneristas que serían integrantes de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, UTEP) en un observatorio de políticas sociales con voz pero sin voto”. O sea que solo podrán participar organizaciones oficialistas y con menos derechos: como trabajadores de segunda.

¿Debate por las 6 horas?

Otro de los temas por el que muchos miran con atención la reunión de hoy es el debate por la reducción de la jornada laboral. El tema, por el que viene peleando la izquierda históricamente como una forma de enfrentar la creciente desocupación y las jornadas agotadoras, se ha convertido en un debate de campaña. Y también dentro del sindicalismo peronista, al menos en los discursos.

Sergio Palazzo y Hugo Yasky vienen promocionado sus propuestas a favor. Del lado de la CGT oficial primero habló Andrés Rodríguez (UPCN), que se mostró en contra, y Omar Maturano, que dejó abierta la posibilidad.

Hasta ahora el sindicalismo peronista, más allá de los discursos, ha dejado pasar el aumento de la desocupación y el aumento de las horas de trabajo en todos los gremios. Difícil pensar que cualquiera de ellos esté dispuesto a pelear en serio por la propuesta. La CGT está claro que no lo hará. ¿El sindicalismo "K" convocará un plan de lucha para hacerla realidad?

Otros temas

Parece que el temario estará cargado, porque según los periodistas especializados también hablarán de las “heridas” que dejaron las listas del Frente de Todos, donde los únicos sindicalistas no pertenecen a Azopardo.

Además se referirán a los últimos ataques de la UIA. Los empresarios se sienten envalentonados y la última provocación fue de Daniel Funes de Rioja, quien amenazó con descontar los salarios de quienes no concurran a trabajar por no estar vacunados y ser “grupos de riesgo”.

Según plantea el periodista Mariano Martín, “acostumbrados a una esgrima permanente pero sin filo con los industriales, rezongan que la prédica de Funes de Rioja amenaza con enturbiar posibles pactos sociales postelectorales como los que enarbolan Alberto y Cristina de Kirchner” (Ámbito).

Efectivamente, más allá de la promocionada y poco creíble “renovación”, el plan de la CGT sigue siendo el mismo: pactos sociales como los que han hecho en los últimos años. En gobiernos macristas o peronistas, esos pactos solo han servido para golpear el salario, el empleo y las condiciones laborales de millones.

En eso no cambian más.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias