×
×
Red Internacional

"Dejen de fumigarnos".La Asamblea de vecinos envenenados por glifosato realizó una charla en Suteba La Matanza

El encuentro fue organizados la tarde de jueves por la Asamblea de vecinos envenenados por glifosato junto al sindicato docente de la seccional. Erika Gebel, vecina afectada de Virrey del Pino contó la situación de salud: "hasta ahora ni los dueños de los campos ni de la municipalidad nos han respondido, queremos que dejen de envenenarnos".

Viernes 3 de diciembre de 2021 | 09:35
Foto tomada por vecinos del barrio Nicole.

La charla comenzó a las 18 horas, en forma virtual. La iniciativa surgió de la organización vecinos del barrio Nicole, de Virrey del Pino ( La Matanza), familias, docentes, y representantes del sindicato docente Suteba de La Matanza conducido por la agrupación Multicolor. Andrés machuca, Secretaría de Salud de la seccional, abrió la charla: " nos reúne la presencia de agro tóxicos en La Matanza, particularmente luego de que se confirmara agro tóxicos en muestras de sangre en algunos vecinos del barrio donde se encuentran las escuelas Primaria 210 y secundaria técnica 13".

En la localidad de Virrey del Pino, cientos de familias son afectadas por la utilización de agentes contaminantes que utilizan los dueños de campos de soja cercanos para fumigar.

La charla completa se puede ver aquí:

Te puede interesar:SALUD. Agrotóxicos e infancias: las voces de las trabajadoras de la salud

La doctora Mirta Borrás, Jefa de Toxicología del Hospital Fernández: " ¿Qué importancia tienen los efectos del ambiente en la salud?. Se estima que el 24% de la carga de enfermedad en el mundo y el 23% de todas las defunciones pueden atribuirse a factores ambientales. En los niños de 0 a 14 años, el porcentaje de muertes que podrían atribuirse al ambiente es de hasta el 36%" mostrando cómo afecta a la salud humana los negocios que priorizan el uso de agrotóxicos por sobre la vida. " Los riegos del uso de estos tóxicos se desprenden aparición de cáncer, defectos en el nacimiento, afecciones en el sistema nervioso, del sistema endocrino".

Cecilia Gárgano, trabajadora del Conicet comentó que "solo en la provincia de Buenos Aires hay más de 34 causas judiciales abiertas a partir de denuncias por uso de estos tóxicos" y que claramente no se resuelven a favor de la salud de los vecinos afectados directamente.

Érica Gebel, vecina afectada, contó: "yo empecé a tener síntomas desde la primera fumigación pero me llevó mucho tiempo darme cuenta porque al principio eran leves, alergias, picazón. Yo vivo frente al campo y cuando fumigan el tractor pasa a cuatro metros de la puerta de mi casa, hace nueve años que vivo ahí. A mis hijos, a mi marido y a mí nos duele todos los días la cabeza y a algunos nos sangra la nariz, yo estuve meses sin poder caminar por el dolor de huesos pero nadie me sabía decir las causas hasta que descubrí que tengo glifosato en la sangre". Es una de las primeras mujeres del barrio que se empezaron a organizar al reconocer cómo afecta a su salud y a la de todas las familias de la zona. " Esta es una lucha que intentamos encaminar e insistimos con que queremos que dejen de fumigarnos".

Te puede interesar:Klaukol envenena el cuerpo de los niños y niñas

El glifosato en el organismo humano generan desde problemas dermatológicos, respiratorios o intestinales, hasta cáncer y malformaciones. Se trata de un herbicida utilizado para los cultivos con semillas transgénicas que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es probablemente cancerígeno. En Argentina esas siembras comenzaron a fines de los años 1990 y desplazaron paulatinamente la cría de ganado. Al cierre de junio de 2018 había 18 millones de hectáreas sembradas, que rindieron una producción de 35,8 millones de toneladas y ubican a Argentina como el tercer mayor productor mundial, detrás de Estados Unidos y Brasil. Pero esa cosecha implica millones de litros de glifosato vertido en el suelo nacional.

Lo que denuncian los vecinos de Virrey del Pino no es un caso aislado. En la zona también se encuentra el Ceamse y Klaukol que contaminan el aire, el agua y el suelo. Y pese a que desde hace décadas los vecinos denuncian a estas empresas, los distintos gobiernos municipales ( pasando por Verónica Magario y Fernando Espinoza) ni provinciales ni nacionales dan respuestas a sus reclamos. Los dueños de tierras y empresas se siguen enriqueciendo a costa de la salud de las familias.

La asamblea de vecinos envenenados por el glifosato organiza un festival que se llevará a cabo el sábado 4 de diciembre en el Galpón 3 de González Catán desde las 19 horas.

Te puede interesar:Los agrotóxicos matan.[Dossier] Infancias contaminadas en Argentina




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias