NACIONAL

La AFI denunció espionaje ilegal: una práctica presente en todos los gobiernos

La denuncia fue presentada por su titular Cristina Caamaño contra la administración anterior. La misma se produce a pocos días de hacerse público el espionaje ilegal de Gendarmería sobre los trabajadores de Andacollo (Neuquén) y de confirmarse que desde la sede central de Gendarmería se espió a Sergio Maldonado y su entorno.

Miércoles 27 de mayo | 00:23

La interventora de la Agencia Federal de Información aludió en su denuncia delitos vinculados a la "producción de inteligencia ilegal". El espionaje se habría iniciado al menos el 2 de junio de 2016 y habría consistido en la recolección de información de alrededor de 80 personas vinculadas a distintos partidos políticos, periodistas, funcionarios y personalidades, entre otros. Los mismos están vinculados tanto al espacio político oficialista como al de la coalición derechista opositora.

Según fuentes judiciales, la información base de la denuncia, habría sido obtenida a través de la recuperación de datos de un disco rígido perteneciente a la agencia durante la administración de Gustavo Arribas, titular de la misma durante el gobierno de Cambiemos. Entre los más de 80 espiados se encuentran: Laura Alonso; Nicolás Massot, Ernesto Sanz. Todos integraban Cambiemos, por entonces la coalición gobernante.

Por este motivo la AFI pidió a la Justicia que se cite a indagatoria al expresidente Mauricio Macri, y a quienes estuvieron al frente del organismo, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

Casualmente o quizás no tanto, el domingo último salieron a luz fragmentos de un informe emitido por el Centro de Reunión de Información (CRI) de Neuquén, perteneciente a la Gendarmería Nacional, que está bajo la órbita del Ministerio de Seguridad de la Nación conducido por Sabina Frederic. En el mismo se detalla información sobre la lucha de los obreros mineros de Andacollo de la empresa Southern Trident Explorations. Un conflicto que tuvo gran repercusión a nivel provincial, y con el que los mineros lograron torcerle el brazo al gobierno de Omar Gutiérrez. Vale tener en cuenta que esta misma fuerza de Seguridad llevó adelante operativos represivos contra los trabajadores, sus domicilios y familias, posiblemente basados en esos informes obtenidos de forma ilegal.

Te puede interesar: Denuncian espionaje ilegal de la Gendarmería a los mineros de Andacollo

Cabe destacar que se trata nada menos que del mismo CRI de esa provincia que, bajo la conducción de la ex-Ministra de Seguridad Patricia Bullrich espió ilegalmente a la familia de Santiago Maldonado mediante diversos mecanismos. La abogada Myriam Bregman en 2011 denunció la base de datos ilegal que funcionaba en Gendarmería, pero que a nunca se desmanteló. El espionaje ilegal, conocido como Proyecto X, se realizaba también contra trabajadores y organizaciones sociales, fue durante el gobierno de Cristina kirchner.

Te puede interesar: Myriam Bregman: “Demostramos que el Proyecto X aún funciona”

Es decir que bajo distintas administraciones nacionales la Gendarmería Nacional prosiguió con sus prácticas de espionaje ilegal, tanto a trabajadores como a familiares de víctimas de la represión estatal, a sus círculos cercanos y abogados.

Este domingo la abogada del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) y diputada del Frente de Izquierda, Myriam Bregman, anunció en sus redes sociales que había novedades sobre ese accionar ilegal contra el entorno de Sergio Maldonado. El juez de esa causa, Daniel Rafecas, recibió la confirmación que la línea utilizada por esa fuerza de seguridad para transmitir los partes de inteligencia pertenece al propio edificio Centinela de Buenos Aires, es decir, la sede central de la Gendarmería Nacional.

De manera que en los últimos días el espionaje ilegal se vio reflejado en distintas denuncias y medios periodísticos. En el caso de la reciente denuncia de la AFI, esa práctica estaría bajo responsabilidad de la coalición que gobernó el período anterior, mientras que la denuncia contra la CRI de Neuquén de la Gendarmería Nacional, realizada por abogados y abogadas de Organismos de Derechos Humanos, coloca como responsables a la Ministra de Seguridad, Sabina Frederic.

Se verá con el correr de los días hasta donde se llevará la actual denuncia por parte de la interventora de la AFI, quien fue presentada por el presidente Alberto Fernández como una persona que "jamás aceptaría que se espíe a nadie". Algo que si no fuera preocupante para las mayorías populares, podría ser tildado de cómico. El hecho de que una o un titular de una agencia de inteligencia que no realice tareas de espionaje es una contradicción en los términos.

Los espías y las agencias a las que pertenecen existen en todos los estados capitalistas actuales y cumplen un rol esencial para las administraciones gobernantes de turno. Además de encargarse de armar "carpetazos" contra oposiciones políticas, como puede ser el caso actual de la denuncia de la AFI, tienen como una de sus principales funciones infiltrarse y realizar tareas de espionaje sobre organizaciones sociales y de trabajadores, como lo fue en el caso reciente de los trabajadores de Andacollo, o yendo hacia atrás a los trabajadores del INTI, o los de Kraft, que armaron una base de datos llamado Proyecto-X de la Gendarmería Nacional, que fue denunciado públicamente en 2011 durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

Te puede interesar: ¿Para qué se usaban hasta hoy? Por la pandemia, el Gobierno saca $ 77 millones de la AFI para salud







Comentarios

DEJAR COMENTARIO