Mundo Obrero Estado Español

DESPIDOS

Konecta anuncia un cierre que dejaría 200 familias en el paro

Konecta, subcontrata de la multinacional británica Vodafone anuncia el cierre de sus instalaciones en la localidad gaditana de El Puerto de Santa María ante la indignación de la plantilla.

Aníbal Maza

Zaragoza

Lunes 28 de enero | 20:03

El pasado 14 enero el grupo empresarial Konecta envió un correo a la plantilla anunciando el cierre de su centro de trabajo en El Puerto de Santa María. Esta empresa es una subcontrata de la multinacional británica Vodafone, que gestiona su servicio de atención al cliente.

La dirección de la empresa plantea a sus trabajadores el cierre de su planta y su traslado a Bolullos de la Mitación (Sevilla) y a Valladolid (Castilla y León). La justificación legal que alega la empresa se basa en el Art. 40 del Estatuto de los trabajadores que regula los traslados empresariales de mano de obra.

Tras un período de negociaciones y consultas, la alternativa que se ofrecería a los trabajadores que no acepten el traslado sería el despido. Al problema del traslado, un abuso absoluto sobre la vida de las trabajadoras, se suma la política de “contratos basura” de Konecta.

Esta empresa acostumbra a imponer jornadas que van desde las 18 a las 25 horas a la semana, con la posibilidad de ampliarla mes a mes según el capricho de la dirección. En consecuencia, los salarios de la plantilla apenas llegan a los 700 euros al mes, cuando bien podría hacer contratos a jornada completa con salarios más altos.

Unos ingresos muy necesarios para las trabajadoras que habitan en El Puerto de Santa María, pues es una localidad azotada por una de las tasas de desempleo más altas del Estado Español: el 27,36%.

El comité de empresa alertaba en un comunicado de la “agenda negra” de la empresa: “Mucho nos tememos, que las intenciones de la empresa no sean otras que deshacerse de toda la plantilla de El Puerto, dejando así en la calle, alrededor de 200 familias”. Unos despidos que suponen “otro golpe más, en la maltrecha economía para el entorno de la provincia de Cádiz y en El Puerto en particular, mientras los trabajadores suman precariedad”.

Konecta bien podría haber estado planificando este ataque a sus plantilla desde 2015 cuando ésta fue amenazada con repetidas comunicaciones en las que se planteaba el posible cierre de la empresa y el despido total.

Konecta, una empresa multinacional con ingentes beneficios

La multinacional Konecta batió récords de beneficios el año pasado con unas ganancias del 60% en 2016 respecto a sus beneficios de 2015, cuando la facturación de este cártel empresarial alcanzó los 461 millones de euros.

Este grupo andaluz está presidido por un empresario sevillano: José María Pacheco que expande sus operaciones en más de 10 países, especialmente en Latinoamérica (Perú, Colombia, Argentina entre otros países). Una política típica del capitalismo imperialista del Estado Español. Entre sus principales accionistas destacan el Banco Santander y el fondo de especulación financiera francés PAI Partners.

Konecta ya fue salpicada en mayo de 2018 por una serie de denuncias de organizaciones políticas y sindicales como CGT sobre las presuntas irregularidades en la adjudicación de los servicios de emergencias del 061 de la Junta de Andalucía.

Esta empresa también fue denunciada por varios sindicatos por irregularidades graves en sus centros de trabajo, que se saldaron con actas de infracción de los inspectores de trabajo (unas sanciones que muchos trabajadores en todo el Estado esperan ver en sus centros de trabajo y que habitualmente brillan por su ausencia).

El presunto "respaldo" de las Instituciones locales a los trabajadores de Konecta

Instituciones locales como la Diputación de Cádiz, presidida por Irene García (PSOE) declaran que: "En modo alguno podemos renunciar a ninguna alternativa que no signifique el mantenimiento de los puestos de trabajo en las mismas condiciones actuales".

Unas declaraciones cuando menos sorprendentes para el mismo partido responsable de las polémicas adjudicaciones de contratas públicas a Konecta. Más sorprendentes resultan estas declaraciones si nos paramos a pensar en que los principales medios de negociación con que cuentan los trabajadores actualmente son la huelga y los instrumentos de lucha que la rodean. ¿Veremos a la presidenta de la Diputación de Cádiz en primera línea de los piquetes de los trabajadores de Konecta o recaudando dinero para una eventual caja de resistencia?.

El ayuntamiento de Cádiz presidido por “Kichi” ha ofrecido su respaldo a los trabajadores ¿Cómo se materializará este apoyo?. ¿Quizá con unas declaraciones en un falso tono “pragmático” como las que realizó en defensa de la venta de armas a Arabi Saudí?.

En este caso quizá el apoyo que se van a encontrar los trabajadores de Konecta a medio plazo sea la recomendación de aceptar las indemnizaciones por despido, ante la imposibilidad de trasladarse a vivir a otra ciudad con poco más que una media jornada para vivir y mantener a sus familias.

El ayuntamiento de El Puerto (presidido por IU-PSOE) también ha ofrecido su apoyo a los trabajadores a través de la aprobación de una moción en su favor. Este mismo ayuntamiento ya en 2016 ofreció sus servicios como mediador a los trabajadores de Konecta amenazados de despido, una mediación que no ha resultado ser muy eficaz en vista de que la empresa no ha cejado en sus intentos de deshacerse de su plantilla en El Puerto de Santamaría.

Realmente, si nos paramos a pensar en las experiencias de lucha más cercanas lo cierto es que el mejor apoyo para los trabajadores no son declaraciones pomposas ni dudosos servicios de mediación, sino un plan de acción claro que les sirva para imponerle a Konecta sus justas demandas.

Este plan de acción debe basarse en la unidad de las luchas con otros trabajadores y en externalizar su conflicto más allá de las mesas de negociación, donde campa a sus anchas una burocracia sindical que no hace más que ahogar conflictos y ceder terreno a una patronal envalentonada por las sucesivas reformas laborales y el alto desempleo.

Un conflicto visibilizado desde fuera les permitiría ganar el apoyo de muchos trabajadores y estudiantes de todo el Estado que podrían ayudarles a recaudar una buena caja de resistencia, algo vital para ganar cualquier conflicto sindical. Promover y colaborar en estas tareas con los trabajadores de Konecta serían las mejores muestras de apoyo. Un apoyo para que la clase trabajadora venza, no el ofrecerle cantos de sirena, resignación y palmaditas en la espalda.







Temas relacionados

Mundo Obrero Estado Español   /    Cádiz   /    Call center   /    Despidos   /    Desempleo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO