×
×
Red Internacional

Otro escándalo. Kicillof y Berni compraron un avión por $ 761 millones para “viajes de funcionarios”

Así lo confirmó el propio ministro de Seguridad bonaerense, a cargo de la adquisición de un lujoso y carísimo Beechcraft King Air B200GT/250. “No es para la Policía, es para que viajen los funcionarios por la provincia”, aclaró el ministro del Frente de Todos cuando le consultaron en Radio Mitre. Además, aseguran que lo pagó con sobreprecio.

Daniel Satur@saturnetroc

Viernes 21 de enero | 11:09

Sergio Berni arrancó el año protagonizando un escándalo con un helicóptero en vuelo rasante sobre cientos de turistas de Villa Gesell. Ahora vuelve a ser “noticia” por otra aeronave. Se trata de la compra por parte del Ministerio de Seguridad bonaerense que él conduce de un avión Beechcraft King Air B200GT/250 por un valor de casi $ 761 millones.

En las últimas horas varios medios se hicieron eco de esa compra, aunque en rigor la adquisición de la nave se produjo (sotto voce de parte del Gobierno, claro) a fines de noviembre pasado. Así consta en la web del Ministerio, a quien el gobernador Axel Kicillof autorizó a gastar esa suma (unos U$S 7 millones al cambio oficial) en el rubro “vehículos comerciales, militares y particulares, accesorios y componentes”.

Un par de datos resultan de interés alrededor de esta adquisición. Por un lado, el avión bimotor es usado y, según trascendió, el Gobierno se lo compró a un exmilitar argentino, Rodolfo López Hower, titular de la empresa RSLINK LLC con domicilio legal en Ohio, Estados Unidos. Sin embargo, se pagó más por el avión que lo que vale el mismo modelo cero kilómetro. A la cotización oficial de noviembre, por la aeronave se gastaron unos U$S 7 millones. Pero según el sitio estadounidense especializado Blue Book, el mismo modelo recién salido de fábrica está valuado en U$S 5.5 millones.

Este jueves, en una entrevista por Radio Mitre para el programa “Lanata Sin Filtro”, el mismo Berni justificó el sobreprecio pagado. “La entrega de ese mismo avión nuevo entre pito y flauta tarda más de un año y nosotros lo necesitamos ahora”, dijo al tiempo que anticipó que, de todos modos, el Gobierno del Frente de Todos “ya está empezando el proceso de licitación de una aeronave cero kilómetro”.

En esa misma entrevista Berni aclaró que el avión no será para uso de la Policía Bonaerense (algo por lo que lo critica la oposición de derecha y los medios aliados a ella), sino para uso de funcionarios del Gobierno bonaerense en sus recorridas por el territorio provincial. “Este avión no es para la Policía, es para que viajen los funcionarios. La Provincia de Buenos Aires tiene 307 mil kilómetros cuadrados, es 1.523 veces más grande que la Ciudad, es una de las provincias más grandes del país y requiere muchas distancias para trasladarse de un municipio a otro y los funcionarios necesitan trasladarse en avión”, sentenció sin vergüenza.

Otro dato se suma a este nuevo escándalo. El avión está considerado en el ambiente aeronáutico como un producto especial para magnates o ejecutivos de empresas que buscan impresionar. Tan es así que la nave es promocionada en el sitio especializado Charte Scanner como aquella que puede dar “más lujo, más confort, más éxito”.

Buscando salir de ese estigma, Berni dijo en la entrevista con Radio Mitre que en verdad el Beechcraft King Air es “el Ford Falcon de los aviones”, en referencia al automóvil de la multinacional estadounidense que en Argentina copó el mercado durante las décadas de los 70 y 80. Viniendo de un militar excarapintada, la definición inevitablemente tiene una connotación temeraria. Durante la dictadura cívico-militar-eclesiástica el Falcon verde se convirtió en el símbolo de los grupos de tareas que secuestraban, desaparecían y asesinaban a obreros, estudiantes y luchadores populares por orden de los genocidas.

Pero más allá de las simbologías, lo cierto es que el Gobierno de Axel Kicillof una vez más demuestra cuán lejos están sus prioridades de las necesidades acuciantes por las que atraviesa la provincia de Buenos Aires, donde se concentra aproximadamente el 40 % de la población total del país. En el Gran Buenos Aires, por caso, la pobreza supera el 45 % de la población, según las últimas estimaciones oficiales. Un porcentaje que se acerca al 65 % en el caso de niñas, niños y adolescentes.

Berni es un caradura, de eso no caben dudas. Pero cuando él habla lo está haciendo también en representación de sus jefes políticos. En semejante escenario de degradación social, de pérdida constante de condiciones de existencia para millones de personas, de falta de comida, de trabajo, de salud, de educación, de vivienda; tal vez valga concluir en que el nuevo avión de lujo y confort comprado por el Frente de Todos tenga el objetivo de ser usado por los funcionarios bonaerenses para sobrevolar la provincia y ver muy desde arriba el desastre que sus políticas están dejando. Total normalidad.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias