Política

CONTENTANDO A LA TROPA

Kicillof ratificó a Berni y cedió a todas las extorsiones de la Bonaerense

Desde La Plata y rodeado de intendentes oficialistas, el Gobernador presentó el Plan Integral de Seguridad. Prometió importantes aumentos de haberes y hasta un 300 % más en adicionales, además de otras mejoras para la fuerza represiva.

Daniel Satur

@saturnetroc

Jueves 10 de septiembre | 11:31

En esta oportunidad del anuncio no participaron los intendentes de Juntos por el Cambio como Julio Garro de La Plata, Jorge Macri de Vicente López, Néstor Grindetti y Diego Valenzuela de Tres de Febrero. Algunos de ellos habían estado en Olivos este miércoles y participaron del anuncio de Alberto Fernández de quitarle un 1 % del 3,75 % que recibe la Ciudad de Buenos Aires de coparticipación federal para dárselo a la provincia. Tras el desaguisado, los intendentes cambiemitas decidieron no estar en la foto del anuncio de Kicillof.

Quienes sí estuvieron, lógicamente, fueron muchos de los intendentes oficialistas, sobre todo del Conurbano bonaerense, diputados provinciales y nacionales y demás funcionarios, además del jefe de la Policía Bonaerense Daniel García y otros jerarcas uniformados.

El anuncio estaba pautado para las diez pero finalmente comenzó a las once menos veinte. Allí, frente a los intendentes y amigos, Kicillof se presentó junto a la vicegobernadora Verónica Magario, el jefe de Gabinete Carlos Bianco y el ministro de Seguridad Sergio Berni. Cuando la locutora oficial dijo “Berni”, desde las sillas que ocupaban el Salón Dorado de la Gobernación surgió un aplauso al que enseguida se sumó el propio Kicillof.

Leé también Berni y la Bonaerense: del encubrimiento y los elogios a la crisis abierta

Los anuncios de Kicillof

“El viernes pasado en la quinta de Olivos, junto al presidente y sus ministro, hicimos un importantísimo anuncio para el fortalecimiento de la seguridad en la provincia de Buenos Aires”, arrancó Kicillof. Y repasó los puntos centrales de ese anuncio: la incorporación de diez mil agente más a la Bonaerense en los próximos 18 meses, la compra de 2.200 nuevos patrulleros, obras en 96 comisarías de la provincia, cuatro mil “paradas seguras” en las calles bonaerenses, la construcción de doce nuevas cárceles para 5.000 presos y la incorporación de más tecnología para reprimir, entre otras cosas, con una inversión total de $ 37.700 millones.

“Ese mismo día anuncié que esta semana íbamos a presentar esta semana un Plan Integral de Seguridad que incluía la recomposición salarial para nuestros policías”, agregó Kicillof. Y aclaró que lo hizo recién este jueves porque necesitaba asegurarse los fondos permanente que permitan hacer esos gastos.

Dijo que los problemas “estructurales” que tiene la Policía Bonaerense vienen “desde hace demasiado tiempo”, entre ellos los “salariales, de equipamiento, de infraestructura, de formación y de jerarquía”. Y afirmó que hubo una “política errática” en el tema a través de los años. Curiosamente, desde 1983 a la fecha su frente político gobernó la provincia durante 29 de estos 37 años. Pero el Gobernador prefirió no dar nombres ni fechas precisas.

Leé también Excuñado de Facundo Castro: “El policía Sosa es el mismo que me apretó para que mienta”

Luego Kicillof se dedicó a mostrar la “escasez de recursos” con los que cuenta la provincia para afrontar los gastos que demandan estas medidas y justificó de esa manera el anuncio de Alberto Fernández sobre el cambio en la distribución de la coparticipación federal. Todo con el objetivo de “demostrar” que se necesitan más policías, patrulleros y balas para garantizar la “seguridad” de la población. “No se puede tener seguridad de esta manera”, sintetizó. Y dijo que la gobernación de María Eugenia Vidal dejó a la Bonaerense “en una situación de catástrofe logística”, buscando descargar todo en la “herencia recibida”.

Leé también Los intendentes del conurbano ante la protesta policial: entre la foto, el silencio y las quejas

Yendo al punto del reclamo de aumentos de los ingresos de la tropa, Kicillof dijo que “los salarios de la Policía tienen que estar a la altura de las circunstancias”. Y criticó que Vidal no “equiparó”, como lo había prometido, esos ingresos con los de las policías de otras jurisdicciones. Y caprichosamente dijo que esos haberes bajaron un 30 % incluso… si se los analiza en dólares. Para no caer en contradicciones, no dijo cuánto perdió la clase trabajadora en cuanto a salarios, porque entonces la Policía parecería no estar tan mal.

Y luego detalló los puntos del nuevo Plan Integral de Seguridad en la provincia.

  •  “He tomado una decisión política de fondo, para saldar la deuda de este Estado con su policía y que tiene como premisa la modificación de coparticipación”.
  •  “Vamos a destinar parte de estos recursos a empezar a equiparar los salarios de la Policía Bonaerense con los de la Policía Federal. Va a haber una equiparación inmediata de 39.521 oficiales de policía que pasarán a percibir un salario de bolsillo de $ 44.000 y se aplicará esta misma proporción a toda la jerarquía”.
  •  “Hoy reciben sólo $ 1.130 por mes para comprar sus uniformes, ahora será de $ 5.000, mucho más del triple. Asimismo el valor de las horas adicionales, las llamadas horas Cores, congelado durante el gobierno anterior en $ 40, se triplicará a $ 120 el valor de las Cores. El salario que recibirán cuando egresen de nuestra escuela tendrán, entre el salario de bolsillo y la composición por el uniforme, será de $ 49.000. Y quien siga haciendo horas adicionales va a cobrar arriba de $ 60.000”.
  •  “Estas mejoras serán aplicadas también al personal a los agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense”.

    Kicillof Además anunció otros beneficios en hospitales y demás recursos para la fuerza represiva.

    Leé también La Policía reprimió y desató una cacería luego de una actividad por Klaukol

    “Vamos a dar pero a pedir, también”, dijo el Gobernador sin especificar ningún tipo de exigencia puntual. Anunció la creación del Instituto Universitario Juan Vicetich para “profesionalizar” y “jerarquizar” a la Bonaerense, con una extensa red de centros de entrenamiento “conforme a los estándares internacionales de uso racional de la fuerza”. Y también la creación de dos hospitales como prestadores con exclusividad para personal policial.

    Mirá también Bregman: "La Policía reclama salario e impunidad, empoderarla termina en esto"

    Por último se refirió a las protestas de los últimos días. “Muchas veces, como dijo el Presidente, se deslegitiman reclamos. Hemos visto imágenes espantosas ante la quinta de Olivos y mi residencia. No deben volver a repetirse. Si esto es un reclamo salarial y condiciones de trabajo como dicen, estamos dando una respuesta contundente e histórica. Si no vamos a entender que es una cuestión política”, finalizó tras demostrar que el gobierno peronista está dispuesto a satisfacer hasta el último de los reclamos de la fuerza especializada en robos, narcotráfico, trata de personas, prostitución, juego clandestino, catrerismo, desaparición de personas, torturas y asesinatos con gatillo fácil.

    Como era de prever, Kicillof no hizo una sola mención a los innumerables casos de violencia y represión, con crímenes atroces en plena cuarentena, protagonizados por el ejército de casi 100.000 hombres y mujeres a los que hoy, junto a su ratificado ministro Sergio Berni, les prometió tenerlos mejor pagos y más contentos para salir a las calles a hacer lo que saben hacer pero más motivados.

    Seguí toda la cobertura del caso Facundo Astudillo Castro







    Temas relacionados

    Brutalidad policial   /    Policía Bonaerense   /    Violencia policial   /    Axel Kicillof    /    Sergio Berni   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Política

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO