Mundo Obrero

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Kicillof despide a personal de salud capacitado en covid-19 mientras aumentan los contagios

Trabajadores de la salud que fueron contratados y capacitados para enfrentar la pandemia no tienen asegurada la continuidad laboral mientras avanza un rebrote de contagios en la Provincia.

Erica Sechi

Trabajadora Hospital El Dique

Miércoles 6 de enero | 22:00

El pasado 31 de diciembre trabajadores de salud de diferentes puntos de la Provincia de Buenos Aires se enteraron que se quedarían sin sus puestos de trabajo, ya que sus becas no serían renovadas. Se trata de trabajadoras y trabajadores que fueron entrenados y se capacitaron durante toda la pandemia para llevar adelante su labor en los lugares a los que fueron designados, y hoy se encuentran en la incertidumbre respecto a lo que sucederá con su situacion laboral.

La falta de continuidad de las becas implica el desguace de servicios enteros dentro de la salud pública, y esta situación se da en el medio de un aumento exponencial del número de contagios por covid-19, justamente cuando se necesita reforzar el sistema sanitario. Ante esto, trabajadores de diferentes hospitales se vienen organizando para reclamar continuidad laboral y el pedido a pase a planta permanente, tal como lo hicieron en el día de hoy en el hospital Melchor Romero de La Plata y en otros hospitales de la región.

Te puede interesar: Becados del Hospital Sbarra de La Plata exigen continuidad laboral

Enfermeres, trabajadores de limpieza, de cocina y administrativos, junto a los usuarios del sistema público de salud, son los principales afectados con esta insólita decisión del Gobierno que, en consonancia con el Ministerio de Salud de la provincia, no hace más que continuar el ciclo de precarización laboral en el sector salud.

El ofrecimiento por parte del Gobierno para que un sector de estos trabajadores esenciales continuen dentro del sistema de salud, es formar parte de las becas de vacunación, lo que implica el traslado a diferentes puntos de vacunación con la exigencia de capacitación y la incompatibilidad de tener otra fuente laboral durante los cuatro meses de duración de esta beca.

Es inadmisible que en medio del rebrote de covid-19 dejen fuera de los hospitales a trabajadores y trabajadoras que se encontraron en la primera línea de la pandemia durante meses, exponiendo sus vidas y las de sus familias, cuando el mismo ministro de salud, Daniel Gollán, señaló que de continuar el crecimiento de casos puede “tensarse” el sistema sanitario.

Te puede interesar: Gollan: "Si sigue el crecimiento de casos puede tensarse el sistema sanitario"

Pese a los anuncios del gobernador Kicillof de mediados del 2020 respecto a los pases a planta permanente y el supuesto fin de las modalidades precarias de contratación en la Provincia, se observa con claridad que -aún con las conquistas de les trabajadores, como la incorporación de 1137 residentes a la planta de los hospitales-, la salud pública continua lejos de ser prioridad para el Gobierno. Así lo demuestran las paritarias que cerraron a la baja; un presupuesto en salud para este 2021 que expresa un recorte para el sector del 9,5 %; la falta de licencias para personal de riesgo y las vacaciones tal como reclama el personal de salud; y salarios por debajo de la canasta básica.

Sectores como enfermería, residentes e interinos llevaron adelante grandes luchas frente a las situaciones que atraviesan, pero es imprescindible unir y fortalecer todos los reclamos, para pelear juntos hasta conquistar nuestras demandas. Frente a esta situación, los difrentes sindicatos que intervienen en salud deben ponerse al frente de la pelea por que ningún compañere quede en la calle, exigiendo el pase a planta permanente de todos los trabajadores precarizados y el fin de estos contratos basura.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO