×
×
Red Internacional

Concejo Deliberante de Neuquén. Katcoff: “Desde el FITU exigimos la separación efectiva de las Iglesias del Estado”

La derecha neuquina presentó un proyecto que declara la Biblia como libro de interés municipal. El Frente de Izquierda explicó que respetan las creencias religiosas de las personas, pero rechazan la injerencia de las creencias en la delineación de políticas públicas estatales.

Escuchá esta nota
Sábado 24 de septiembre de 2022 | 10:10

La concejala del Frente de Izquierda Julieta Katcoff manifestó su posición y el no acompañamiento al proyecto de declaración de la Biblia de interés municipal, que se votó este jueves en la Sesión Ordinaria del Concejo Deliberante.

En la misma sesión y como primer punto, el pastor Hugo Márquez, titular de la iglesia evangélica y responsable del colegio AMEN pidió la Banca del vecino y expuso sobre la relevancia, importancia e influencia de la Biblia como libro histórico, cultural y religioso.
Luego comenzó el debate en el recinto cuando la concejala Nadia Márquez de Democracia Cristiana solicitó el tratamiento sobre tablas del proyecto de declaración de la Biblia como libro de interés municipal, por su relevancia histórica, cultural y religiosa.

El Frente de Izquierda fue el único espacio que no votó el proyecto, el resto de los bloques de los partidos políticos acompañaron la iniciativa.
La concejala Katcoff en su intervención aclaró que “no es parte de este debate un cuestionamiento a la fe, a las creencias religiosas, filosóficas que las personas de esta ciudad quieran profesar”.

Asimismo, se explayó sobre la libertad de culto y de conciencia que, en Argentina, el Estado garantiza. Por eso se considera que el país tiene un Estado laico.
“Sin embargo, se le ha dado, un tratamiento privilegiado que incluye entre otras cosas diversos beneficios económicos, muchos de ellos contemplados en los fondos que aprueba cada año el Parlamento a través de la ley de Presupuesto de la Administración Nacional”, manifestó.

También realizó un repaso de los beneficios que terminaron dando lugar a la injerencia en el delineamiento de políticas públicas de Estado, y mencionó algunas muestras históricas.
Interminables derechos progresivos a los que las cúpulas de las iglesias se opusieron, por eso el Frente de Izquierda rechaza de manera unánime esa injerencia en los debates que se abren en espacios públicos para garantizar la ampliación de derechos.

Finalizó indicando que “consideramos que la sesión no se trata de un mero reconocimiento a un libro religioso, se trata de un pequeño síntoma, una expresión de esa injerencia, que desde pequeños eventos ha corrido la agenda pública a la derecha y permitido por ejemplo el ascenso de Trump, de Bolsonaro en Brasil o el golpe de Estado en Bolivia.

Nuestra posición es una concepción atea y científica del mundo. Respetamos las creencias religiosas de los trabajadores y el pueblo pobre y defendemos la libertad de culto, pero no por ello vamos a silenciar nuestra crítica de un pensamiento que intenta imponer a la sociedad sus privilegios como sagrados y sus concepciones en detrimento de la vida de las mujeres y las personas LGTBI.

Por eso es indispensable darle continuidad a la gigantesca movilización social de mujeres y jóvenes que mostramos nuestra fuerza en la pelea por el aborto, exigiendo la separación efectiva de las Iglesias del Estado”.

Escuela AMEN y el escándalo en charla debate sobre educación sexual

La escuela privada AMEN que dirige el pastor Márquez se vio envuelta en un escándalo en el 2018, en una charla debate que estuvo a cargo de los escritores Agustín Laje y Nicolás Márquez.

La charla se trataba sobre la ley de identidad de género, matrimonio igualitario y legalización del aborto en donde los expositores agredieron verbalmente a los estudiantes que participaban.

Te puede interesar: Legislatura Neuquén: tras escándalo con Laje y Marquez en colegio A.M.E.N., se debate la educación privada

En el mismo sentido que la dirección de la escuela religiosa AMEN las expresiones de la concejala de la Democracia Cristiana Nadia Marquez sobre las charlas de la Ley Micaela, destinadas a capacitación obligatoria en violencia de género dijo que “son una porquería”, así lo manifestó en sus redes sociales. Como otras tantas veces desde ese espacio atacan abiertamente los derechos de las mujeres y diversidades, manifestando sus prácticas educativas medievales, oscurantistas y retrógradas.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias