×
×
Red Internacional

Analisis. Juventud rionegrina: ¿rebelde o precarizada?

Se trata de una provincia en la mira del gobierno nacional y los empresarios, por su importante acumulación de bienes naturales, en donde ya se viene profundizando una avanzada del extractivismo. También tiene una gran concentración del turismo. Ahora, cuál es la realidad de la juventud en la provincia?

Martes 5 de julio | 23:16

Actualmente Río Negro se encuentra en la mira por el proyecto de hidrogeno verde el cual se puso en marcha gracias a que la Gobernadora Carreras le cediera parte del área protegida de la Meseta Somuncurá a la empresa Fortescue. El gobierno nacional anunció con platillos y bombos dicho proyecto, el cual para su plan extractivista le viene como anillo al dedo. Ya es de conocimiento la explotación de bienes que hay en la cordillera rionegrina, en donde las comunidades mapuche vienen en constante pelea por la defensa de sus territorios.
En las tierras del Alto Valle las patronales frutícolas amasan grandes fortunas a costa del trabajo que roza la esclavitud.
Por último no hay que olvidar que se trata de una provincia con grandes atracciones turísticas ya que abarca desde la cordillera hasta el mar, obviamente los empresarios no pierden oportunidad y explotan el turismo.
¿Qué nos ofrecen a la juventud?
Hay un puñado de ricos que nunca pierde, y sus ganancias no paran de aumentar.

Pero, ¿Quiénes generan toda esa riqueza?

Empezando por la cordillera, en donde en las paginas oficiales del Gobierno de Río Negro festejan que en el ultimo fin de semana largo hubo un ingreso de $1.268.557.978. Ganancia que solo vieron los empresarios, claro.
Podemos hablar en primer lugar de Bariloche, donde la mayoría de la oferta laboral se encuentra concentrada en hotelería y gastronomía. Estos trabajos son en su mayoría con contratos por 3 a 4 meses en cada temporada, por lo cual, un gran porcentaje de jóvenes quedan desocupados el resto de los meses. Además ningún sueldo está a la altura de las necesidades de cualquier trabajador. Otro sector laboral que te ofrecen, es en el rubro de la construcción, especialmente para los jóvenes de los barrios más postergados. Estos trabajos siempre son informales y presentan muchas condiciones precarias.

El 26 de abril, Manuel Benítez, un joven trabajador del refugio Frey, murió subiendo a la montaña en medio de una tormenta por las condiciones adversas en las que trabajaba. Esto sacó a la luz la situación de los refugieros de montaña. Este trabajo es uno de los peores pagos, con jornadas de hasta 17 horas y que en general perciben un sueldo de 4000 pesos por día, pero no trabajan todos los días de la semana ya que al tener tanta carga son reemplazados. Y esto se traduce en un salario muy pobre. Además, no se les proporciona el equipo adecuado para que puedan trabajar en condiciones dignas.

En el cerro catedral el pase para esquiar sale $9.900 por día para los adultos, es decir que con solo una persona por día que suba le están pagando el salario a dos trabajadores y queda un resto para el salario de otro trabajador más. Una diferencia abismal en relación a lo que ganan los dueños de Catedral Alta Patagonia, quienes se adjudicaron la concesión del cerro hasta el año 2056.

En la ciudad de Fiske Menuco-General Roca la juventud va de lugar en lugar buscando trabajo y muy pocas veces consigue. En su mayoría prima el trabajo en comercio, aunque no alcanza a cubrir la demanda de empleo. Muchos jóvenes para poder bancar los estudios, el alquiler, la comida o el día a día, optan por las changas, las reventas o la venta de comida. Se trata de una ciudad que concentra 3 universidades y un terciario por la cual tiene una composición estudiantil. Gran parte de quienes deciden estudiar, si no reciben ayuda de sus familias, se las tienen que rebuscar, sabiendo incluso que en el caso de llegar a encontrar trabajo, por los ritmos que te imponen, tienen que elegir entre trabajar o estudiar.
Si trabajas en gastronomía las condiciones ya sabemos cuales son: horas eternas mal pagadas, sin seguro de accidente, haciendo tareas de más que no corresponden con lo pactado, como comentó una joven trabajadora de un bar: “no se respetan los horarios pactados, nos avisan muy sobre la hora cuando tenemos que ir a trabajar en otro horario. Si te vas unas horas o minutos más tarde, eso no te lo pagan. Esto pasa en varios lugares”. Se creen dueños de nuestro tiempo.
Esta situación es similar en la ciudad de Cipolletti y Cinco Saltos donde abundan los trabajos en comercio, bares, lugares de comida y trabajos de reparto. Donde obviamente el trabajo en blanco no es una posibilidad… con horas extensas y condiciones de precariedad absoluta: “las condiciones son una mierda, hace poco se rompieron las cañerías y trabajamos sin baño y sin agua, era un asco” -comentó una trabajadora de casa de comida- “nos pagan 4 horas y nos hacen ir antes a limpiar. Nos hacen trabajar todos los feriados y nos pagan lo mismo y olvídate de que nos paguen las horas extras”
Por otro lado se encuentran los galpones de empaque, tratándose de uno de los trabajos más precarizados y con extensas jornadas laborales, el cual no te garantiza una estabilidad ya que estamos hablando de trabajos temporales. La historia de los trabajadores golondrina en Río Negro ha tenido un historial criminal donde se inscribe la desaparición del joven trabajador salteño Daniel Solano en Choele Choel cuando peleaba por denunciar las condiciones laborales en el Valle Medio

Lee también: Daniel Solano: hace nueve años el poder desapareció en Río Negro al joven trabajador salteño

En Viedma el rebusque juvenil está en los carritos de comidas rápidas. Y pasa lo de siempre, un puñado de dueños de carritos los vemos ir y venir con sus 4x4 mientras cada puesto tiene hasta 3 empleados por turno en los emprendimientos más grandes. Se cobra informalmente, se labura mucho, con frío y no se llega a fin de mes. Otra opción son los hoteles y restaurantes. La comarca Viedma-Patagones es zona de paso al sur, tiene turismo histórico en Patagones, y con el autódromo y por el hecho de ser capital, hay negocios hoteleros y gastronómicos. Misma situación: poca paga, mucha jornada.
Si sos mujer y necesitás laburo de medio tiempo porque estudias, olvídate de encontrar algo en blanco. Lo más que sale es niñera, heladerías y pará de contar. Hay grandes supermercados, está el Casino también, pero no están tomando gente ni en línea de cajas ni de repositora. Entre el rebusque está todo un sector de pibes que termina tercerizado cortando pasto para el municipio. En temporada de verano, es ir a laburar a la playa de El Cóndor y no mucho más

Estos son los laburos que normalmente se encuentran en las distintas ciudades de Río Negro, ultra precarios. Pero lo cierto que un enorme sector de la juventud busca y busca laburo y no encuentra.

El gobierno de la resignación

La crisis política del Frente de Todos, no para de crecer. Despachan ministros (como Guzman, de economía) pero el Fondo Monetario Internacional se queda, al cual seguimos atados de pies y manos. Hace poco el presidente nos tomaba el pelo diciendo que el problema hoy es que la economía crece mucho, pero nuestros sueldos no paran de caer. Nuestros bolsillos son saqueados constantemente por la creciente inflación que no da tregua. Mientras tipos como Braum, dueño de La Anónima, se nos rien literalmente en la cara, enrostrando que todos los días remarcan los de precios, el desempleo abunda y si tenemos trabajo nuestro salario no está ni cerca de la canasta básica familiar.
Y las propuestas de los políticos de siempre siguen siendo migajas para nosotros: que nos conformemos con lo que tenemos, que agradezcamos que tenemos trabajo. En un intento de lavarse las manos, un sector del Frente de Todos, viene hablando de la aplicación de la renta universal. Un ingreso distribuido desde el Estado para que nosotros los jóvenes precarizados, los monotributistas y desocupados tengamos “por lo menos el plato de comida garantizado”. El problema de esa propuesta es que acepta que irremediablemente un sector importantísimo de la clase trabajadora y la juventud está condenada a vivir en trabajos de segunda o desocupados, en lugar de apostar a la creación de nuevos puestos de trabajo.
Es imposible pagar el alquiler, tener una casa propia es un proyecto que ya no está ni a la vista. Pero así como toda esta desigualdad, de un puñado que amasa fortunas rompiendo nuestros cuerpos, no para de ir en aumento, nuestra bronca tampoco. Y ahí tengan cuidado, porque somos una generación que no tiene nada que perder y mucho por ganar.

Una salida socialista y desde abajo

Nada bueno puede venir de los ideólogos de la resignación, quienes quieren que nos conformemos con migajas. La juventud viene marcando la cancha en distintos puntos del mundo. Pero sin ir mas lejos, la juventud en nuestro país logro conquistas como el derecho al aborto, o en Chubut junto a les trabajadores y los sectores populares hizo retroceder la avanzada extractivista del gobierno de Arcioni. Esto muestra que fuerzas hay. Que cuando la juventud se organiza en conjunto con la clase obrera se le pueden arrancar derechos a este pequeño puñado de ricos. E incluso ir mucho más allá.
Con la fuerza que demostró la juventud junto a la clase trabajadora estamos en condiciones de pelear por una vida que merezca ser vivida. Empezando por aplicar el reparto de las horas de trabajo con la reducción de la jornada laboral como plantea el Frente de Izquierda Unidad. Algo que resolvería el problema de que unos tengan jornadas de más de 12 horas y otros que no encuentran trabajo. Trabajar todos y trabajar menos, y empezar a poner en discusión nuestro tiempo libre. Porque para nosotros no es “por lo menos un plato de comida” queremos ir por todo. Que no haya trabajadores de primera y de segunda, sino trabajar todes con salarios igual a la canasta familiar, con derechos, y pudiendo dedicarnos a estudiar, al arte y tener derecho al tiempo libre.

Te puede interesar:Dependencia, inflación y pobreza. Este 9 de julio: todos y todas a las calles

El revolucionario ruso, León Trotsky, decía que si el capitalismo no puede darle una solución a la desocupación, la inflación y la miseria que genera, entonces es un sistema que merece morir. La “posibilidad” o “imposibilidad” de satisfacer nuestras demandas es una cuestión de relaciones de fuerza, o sea que se resuelve en la lucha.
Si el capitalismo no tiene nada más que ofrecernos que trabajo basura y los partidos tradicionales sólo nos llaman a la resignación, hay que pelear por nuestra propia salida: una salida socialista y desde abajo. Somos quienes movemos el mundo. Podemos empezar por reducir la jornada laboral pero, ¿Qué nos detiene? ¿por qué no imaginar un sistema en donde nosotros dirijamos el rumbo de la economía, qué se produce y para qué?

Te puede interesar: La Chispa #2: ¿Qué programa político necesitamos?

Por eso este 9 de Julio te invitamos a dar un primer paso en esa lucha y movilizar junto al PTS en el Frente de Izquierda Unidad en Río Negro.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Juventud-rionegrina-rebelde-o-precarizada