Política

LA PLATA

Julio Alak publicó un obituario por la muerte de exintendente de la dictadura

El Ministro de Justicia bonaerense realizó la publicación para despedir a quien llama su amigo, el ex intendente de la Plata durante la dictadura, Abel Blas Román, denunciado por Madres de Plaza de Mayo.

Miércoles 10 de febrero | 10:53

El obituario publicado por Julio Alak, Ministro de Justicia y Derechos Humanos de Axell Kicillof, en memoria del exintendente de la dictadura Abel Blas Román, no sorprende. Los lazos de Alak con la derecha peronista son de larga data.

El querido amigo de Alak es Román, un abogado que en 1976 se convirtió en Consejero Titular del Colegio de Abogados de La Plata, donde estuvo hasta 1980. Previo a su asunción como intendente de facto platense, se desempeñó como asesor en la Secretaría General de la Presidencia.

En 1981 asumió como intendente de La Plata en plena dictadura, mientras Ramón Camps (jefe de la Policía bonaerense), en connivencia con monseñor Antonio Plaza (arzobispo de La Plata), eran responsables de las muertes y desapariciones de muchos habitantes de la ciudad.

Una impulsora de las denuncias contra el exintendente de facto, fue la Madre de Plaza de Mayo Adelina Dematti de Alaye, quedando plasmada en su libro "La Marca de la Infamia". En el mismo, se describe como Román liberó zonas para que los genocidas desplieguen la represión, compró ataúdes para enterrar como NN a detenidos-desaparecidos en el cementerio de La Plata. De esos cientos de entierros sólo 64 fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense, en los Juicios de la Verdad de la Cámara Federal de La Plata.

La impunidad y sus consecuencias

La lucha por vivienda y trabajo de las familias de Guernica fue conocida por todo el país e identificó a trabajadores, desocupados y sectores de menores recursos que no pueden acceder a estos derechos. Abel Román era socio en el grupo inversor El Bellaco S.A., que pidió desalojar a las más de 2.000 familias del predio para construir un Country Club.

Este grupo tuvo vínculos con la última Dictadura militar y habría adquirido el predio en circunstancias poco claras. Su presidente, César Emilio Pérez Pesado, alias “Copete”, fue funcionario de Videla; tras su muerte, su hijo Gervasio Pérez Pesado se convirtió en director y representante de la empresa poseedora de una parcela de 360 hectáreas, de las cuales habían sido ocupadas 60. “Copete” Pérez Pesado fue socio de Abel Blas Román y juntos fundaron el Estudio Pérez Pesado–Román y Asociados en 1964.

De la dictadura a la actualidad, Román siempre estuvo del mismo lado.

Te puede interesar:

Prontuarios: quiénes son los ministros de Kicillof que agitan el desalojo de Guernica

Pero al ex titular del ejecutivo platense durante la dictadura no sólo lo despidió su amigo Julio Alak. El intendente de La Plata Julio Garro, le dedicó elogios a través de su cuenta de twitter.

¿Quién es Julio Alak?

Vale hacer mención a quien es Julio Alak, el actual Ministro de Justicia y Derechos Humanos de Axel Kicillof. Como publicamos en este diario, Alak fue intendente de La Plata entre 1991 y 2007. Luego presidente de Aerolíneas Argentinas hasta que Cristina Kirchner lo nombró ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, cargo que ocupó hasta diciembre de 2015.

Vale recordar que en 2013, mientras era Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Alak organizó "un asado" para dos mil personas en el ex campo de concentración de la ESMA. Un verdadero insulto a nuestros 30.000 compañeras y compañeros detenidos desaparecidos.

Alak siempre estuvo ligado a lo más rancio del peronismo. En los 90, de hecho llegó a ser candidato, en una misma elección, de dos listas diferentes, la del PJ con Menem a la cabeza y la del partido que había armado Domingo Cavallo tras su renuncia al ministerio de Economía.

La matriz ideológica de Alak es, sin dudarlo, la de la derecha peronista. Gran benefactor de las prebendas estatales a la jerarquía eclesiástica, entusiasta sostenedor de la maldita Bonaerense (en sus gestiones las desapariciones forzadas y el gatillo fácil fueron un “deporte” para la Policía) a la vez que lobbista de los grandes grupos económicos de la región.

Hasta llegó a contratar como fuerza de choque del Municipio a viejos pistoleros de la Concentración Nacional Universitaria (CNU, banda paramilitar aliada a la Triple A en la predictadura) para que le cubran las espaldas.

En el prontuario de Alak figuran con negritas los nombres de Miguel Bru, Andrés Núñez, Julio López y decenas de personas asesinadas por el Estado del que siempre fue parte funcional. Porque Alak, obviamente, fue uno de los derramadores del neoliberalismo en la capital bonaerense junto a Menem y Duhalde. Y ese neoliberalismo dejó un tendal de muertos y heridos.

Eso sí, como muchos otros viejos pejotistas, se las ingenió para aparentar estar “comprometido” con el discurso derechohumanista con el que el kirchnerismo barnizó sus gobiernos. Pero en lo concreto, poco y nada.

Ni hablar de ignorar como ministro las desesperadas búsquedas de personas desaparecidas por parte de sus familias a lo largo y ancho del país. Su ministerio nunca aportó nada en pos de encontrar a las cientos de pibas y pibes “chupados” por las redes de trata para explotación sexual o laboral. Casos como los de Daniel Solano, María Cash, Marita Verón, Florencia Penacchi y tantos otros lo dejan en evidencia.

Hace pocos meses, la Comisión Provincial por la Memoria que preside Adolfo Pérez Esquivel le entregó a Alak, quien tiene a su carho al Servicio Penitenciario bonaerense, denuncias por torturas a más de 1500 presos. Al día de hoy, los uniformados responsables por estos crímenes siguen impunes.

Te puede interesar:

Denuncian ante Alak torturas a más de 1.500 presos del Servicio Penitenciario Bonaerense

¿Por qué alguien podría pretender que Alak sea distinto del que siempre fue ahora que ocupa el cargo de ministro de Justicia y Derechos Humanos de Kicillof?.
Dime de quien eres amigo y te diré quien eres.







Temas relacionados

PJ bonaerense   /    Julio Alak   /    Servicio Penitenciario Bonaerense   /    Policía Bonaerense   /    Intendente   /    La Plata   /    Axel Kicillof    /    Libertades Democráticas   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO