×
×
Red Internacional

A partir del gran resultado del Frente de Izquierda en las PASO, cambió notablemente el clima: se ve mucho entusiasmo y moral, sobre todo en el movimiento obrero. Mayor predisposición a colaborar activamente con una campaña histórica. Acá te contamos algunos ejemplos en este sentido.

Verónica Valdez@valveritos

Lunes 1ro de noviembre | 15:11

Luego de las PASO y el histórico resultado del Frente de Izquierda en la provincia, el total de colaboradores para esta etapa de la campaña se ha multiplicado y extendido a nuevas localidades. Daremos algunos ejemplos más que sintomáticos: en la juventud estudiantil que venía siendo uno de los sectores más pasivos, se duplicaron los colaboradores de campaña que activan en recorridas en sus barrios, redes o peleando el voto “boca a boca”.

Territorialmente, más que se duplican los colaboradores activos en Libertador y el departamento Ledesma, en Palpalá, en la Capital y en San Pedro donde aunque tenemos un vínculo muy fuerte con los ex del Ingenio La Esperanza, siempre habíamos sido más débiles para llegar a otros sectores, pero ahora estamos organizando un comité con nuevas relaciones (jóvenes, docentes, municipales), lo cual es una novedad y abre perspectivas de construcción.

Mantenemos comités activos en La Quiaca, Humahuaca, Tilcara, y también estamos llegando a nuevas localidades como Susques donde un colaborador organizó una reunión con 25 personas (en su mayoría mineros). En localidades del ramal como Yuto y Caimancito llegamos a rurales y azucareros, además del apoyo del Frente Popular Darío Santillán; también en El Talar surgió un comité de (azucareros, municipales, jóvenes), al igual en Rodeito. En los pueblos de puna y quebrada hay comunidades originarias apoyan abiertamente al FITU.

También hay un salto respecto de votantes que se acercan para colaborar de alguna manera: en cada agitación se anotan decenas de personas que quieren colaborar con el Frente de Izquierda Unidad; al Whatsapp del PTS se contactan unas 20 personas por día; y a la fanpage de Ale Vilca entre 10 y 15. O se acercan a los locales para llevar materiales.

Un sector importante plantea que “siempre votó a la izquierda” pero sin involucrarse y que ahora quieren colaborar porque quieren ser “protagonistas de hacer historia”, o porque ven la necesidad de “poner el cuerpo ante los ataques de Cambia Jujuy.”

Te puede interesar: Diario de Campaña.Jujuy: Morales hace campaña sucia, Vilca gana fuerza desde abajo y convoca a fiscalizar

En sectores del movimiento obrero donde hubo o aun hay procesos de lucha o fenómenos de organización (UTA, rurales, etc.), se ve que la elección del FIT, tanto en Jujuy como la ubicación como “tercera fuerza” nacional, genera mayor confianza y moral de que “se puede desafiar a los poderosos”, “podemos ganarle a los patrones”, “demostramos que los trabajadores somos mayoría”, para mencionar algunos comentarios de trabajadores que dan cuenta de un fenómeno profundo de hartazgo y descontento que, en un sector de avanzado muestra que la adhesión al FITU va más allá de lo electoral, y puede anticipar futuros fenómenos de lucha de clases.

En rurales este fenómeno está consolidando una conducción clasista en la Uatre Ledesma que se empieza a extender y organizar rurales de otras localidades como Yuto, Caimancito, Fraile. Y también es una referencia para los rurales del tabaco donde nos ligamos vía el FIT. Lo mismo ocurre en el asentamiento de las familias sin techo de Libertador, donde plantean que el resultado electoral generó más moral en los vecinos para volver a reunirse y pensar cómo relanzar medidas de lucha.

Te puede interesar: Diario de campaña. 10 postales de otra semana militante: “Estoy con Vilca para decirle basta a los poderosos”

En sectores del movimiento obrero que venían más golpeados, como en Ingenio Ledesma, Aceros Zapla, entre otros, se ve el cambio en el estado de ánimo en el hecho de que la base del FITU expresa abiertamente su voto, y ganamos votos nuevos de un sector que votó al Frente de Todos, decepcionado, que venía más apático y no votó en las PASO. En franjas de estos sectores de movimiento obrero, no sólo es expresión de la crisis del PJ provincial que co-gobierna con Gerardo Morales, sino que se ve que ha avanzado el descontento con el gobierno nacional por la crisis y el ajuste, donde lo que más resalta es la inflación, deterioro salarial y las condiciones de explotación.

Esto se expresó en el encuentro obrero con Ale Vilca que hicimos en Libertador, con trabajadores del citrus, azucareros, familias del asentamiento, porteras de escuela en conflicto por despidos, rurales de Yuto, municipales, docentes, trabajadoras de la salud y remiseros.

Te puede interesar: Diario de campaña. Desde abajo, gana apoyo la pelea por una banca para Alejandro Vilca y el Frente de Izquierda

En docentes, salud, estatales, que vienen más golpeados y pasivos, aunque tenemos pocos colaboradores activos, se expresa en las agitaciones que un gran sector vota al FIT como “castigo” especialmente a Gerardo Morales. Se ve en la posibilidad de sacarle el segundo diputado una especie de “venganza” en un sector que sufrió un deterioro salarial superior al nacional, pero sobre todo contra el maltrato y autoritarismo del gobierno provincial.

Lo más dinámico sigue siendo el movimiento obrero y, en particular, los sectores más precarios y/o más golpeados por la crisis. Se mantiene y amplía también el apoyo en sectores que han protagonizado conflictos: vecinos de campo verde, ambulantes, UTA. Un sector novedoso para nosotros son los trabajadores del Banco de Desarrollo que Gerardo Morales cerró previo a las PASO, afectando a 140 de los cuales 80 siguen peleando. Estos trabajadores son más bien de tradición peronista y se alinean con Palazzo. Ya en las PASO nos votaron, y aunque aun apoyan a Alberto Fernández, en la provincia ven que solo la izquierda es oposición y está con los trabajadores. Van a ayudar con la fiscalización y hacen campaña desde el acampe que mantienen frente al banco llamando a votar al FITU.

Un elemento también destacable es la relación con organizaciones como el FPDS que se potenció respecto de las PASO (apoyan la campaña y van a fiscalizar) y con algunas organizaciones de vendedoras y vendedores ambulantes.

Te puede interesar: Jujuy. Gran encuentro de trabajadores y la izquierda en Ledesma

Sobre los comités y la discusión programática. Cerca de trescientas relaciones se están reuniendo en comités a los que llegamos a participar con militancia. Hay una dinámica expansiva donde colaboradores organizan familiares, amigos, etc., que no tenemos mensurado aún. Por la magnitud del desafío provincial, del mismo movimiento y la “tijera” con nuestras fuerzas militantes, los comités están más centrados en discutir la campaña provincial, cómo responder los ataques del régimen y organizar actividades territoriales y fiscales. Donde hemos avanzado más en la discusión de programa y tareas de construcción es donde venimos avanzando en estructuración o planes de apertura, como en movimiento obrero, rurales, azúcar, y en Ledesma en particular. La mayor contradicción la tenemos en la Capital y en Palpalá, donde tenemos altísimas votaciones y también se concentra nuestra militancia, pero con mayores dificultades para la organización estructural en juventud y docentes.

Sobre la fiscalización. Apostamos con el “movimiento FIT”, militancia y colaboración de aliados a que podemos llegar al desafío de tener fiscales de mesa en gran parte de la provincia. Sabemos que el gobierno va a querer hacer fraude, por eso, estamos haciendo este tipo de preparación científica.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias