×
×
Red Internacional

Se dio a conocer el caso de una adolescente de primer año, que denunció un abuso de un profesor en el colegio católico “Santa Teresita”, que sería la punta del iceberg de un conjunto de denuncias que se han desencadenado contra el mismo docente y el rol encubridor de la institución.

Viernes 5 de noviembre | 11:29

El día de ayer a las 13:30 hs, se realizó frente a la puerta del Colegio Santa Teresita una sentada ante el repudio de conocerse que un docente acusado de abuso seguía dando clases en el establecimiento. La concentración fue organizada por la madre de la estudiante de 1er año que denunció abuso en el edificio, y decenas de estudiantes del colegio y familiares, además de contar con la participación de ex alumnas y estudiantes de otras escuelas secundarias en solidaridad y apoyo. Con carteles que decían “ No me siento segura en mi colegio”, “El acoso es delito”, “No nos callamos más” y fotos del profesor denunciado.

El colegio

Desde la institución se emitió un escrito en el que trataban de "ingresantes" a los padres de la menor que cursa su primer año, justificando, según la directora, que "si hubiese ocurrido con una familia que conoce la institución yo estoy segura que tendrían la paciencia suficiente para que la escuela proceda" tomando como apresurada la respuesta de la mamá denunciante, que se presentó en el edificio al enterarse que el docente seguía dando clases normalmente y posteriormente convocó a la comunidad a la acción que se llevó a cabo.

Incluso la directora, en primera instancia, insistió en que no fueron notificados por la Justicia por lo que no tenían conocimiento de si fue realizada la denuncia formal por parte de la familia, a pesar de estar avisados por los familiares de la víctima.

Mientras, las estudiantes de 5to año en la calle, decían en entrevistas realizadas por los medios, que “ sobre esto nosotras ya lo veníamos hablando, y no fuimos escuchadas. Ahora, ya no nos vamos a callar más”

Otras estudiantes hablaron sobre que avisaron a directivos y a la pedagoga de la institución sobre los actos del docente denunciado, incluso entre las estudiantes era moneda corriente recomendarse “tener cuidado con ese profesor”. Y ante la presencia de la policía que intentó dispersar la manifestación les gritaron a coro “¡Queremos justicia!” y exigían que los directivos den la cara.

La Respuesta

A raíz de la movilización y la permanencia de los estudiantes, los padres fueron recibidos por las autoridades del colegio y la directora salió a dar una nueva versión de los hechos. Diciendo que desde la mañana de ayer se habían comunicado con el fiscal de la causa y que el profesor estaba, desde ese momento, suspendido; actualmente el mismo se encuentra detenido. A su vez, una estudiante la cuestionó sobre sus dichos, de que desconocían otros casos, cuando ellas mismas hicieron aviso a la asesora pedagógica de los tratos del docente. Nuevamente, la respuesta burocrática de la dirección fue que todo está a disposición de ser investigado y si ellas firmaron o dejaron constancia de esas denuncias servirían. A lo que la estudiante refrendó que desde la institución les decían que no hacía falta.

Así, las pibas dejaron en claro, que no se callan, se autoorganizan; demostrando que ese es el camino para combatir la violencia de género, en este y todos los ámbitos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias