Mundo Obrero

PRECARIZACIÓN LABORAL

Jujuy: Jayat decreta pasar de jornalizada a medio jornal a una obrera municipal

El decreto del intendente de Libertador Gral. San Martín, Oscar Jayat, establece que por “falta de cumplimiento de prerrogativas laborales” y “reordenamiento administrativo del personal” la trabajadora de Higiene Urbana, Marcela Romero, pasa de jornalizada a medio jornal.

Miguel López

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Miércoles 17 de enero de 2018 | Edición del día

El decreto del intendente de Libertador Gral. San Martín, Oscar Jayat, establece que por “falta de cumplimiento de prerrogativas laborales” y “reordenamiento administrativo del personal” la trabajadora de Higiene Urbana, Marcela Romero, pasa de jornalizada a medio jornal. Llamativamente su sindicato (Sijempro) pide este salto en el nivel de precarización para una afiliada. Al memorándum interno de Septiembre del 2017 que obligaba a los municipales a asistir a los actos proselitistas de la UCR se suma este nuevo escándalo de la gestión Jayat.

En el municipio de Libertador prima la precarización laboral, y se expresa en diferentes niveles. Hay trabajadores contratados que cobran salarios de $ 1.800, y trabajan supuestamente 4 horas, aunque es vox populi que el ejecutivo municipal a través de directores y jefes les exige cumplir con jornales de hasta 6 horas. También, hay trabajadores que tienen la denominación de Medio Jornal, en esta situación se encuentra una amplia mayoría de obreros y empleados municipales, ellos y ellas cobran salarios de $ 4.000. Otro sector considerable son los jornalizados, quienes trabajan 8 horas y perciben una remuneración de $ 8.000.

Estos obreros y empleados municipales jornalizados se encuentran en situación de pobreza como el 25,7 % (85.907 personas y 18.508 hogares) de la población en Jujuy según el Indec, y una buena parte de los trabajadores municipales contratados viven en la indigencia, como el 4,5 % (14.958 personas) en la provincia.

La precarización tiene cara de mujer

Dentro de este universo de precarización y salarios de indigencia, se encuentra Marcela Romero, la obrera municipal, de una antigüedad de 9 años de servicio en la municipalidad, madre 4 hijos y vecina de uno de los asentamientos de la localidad, que por orden del Intendente Oscar Jayat, el Secretario de Hacienda Gerardo Morienega, y –llamativamente- por pedido de la delegación local del Sindicato Jujeño de Empleados Municipales Provinciales -SIJEMPRO- paso de ser jornalizada a medio jornal, cayendo así su salario $ 4.000 por debajo del que percibió hasta el mes de Diciembre del 2017.

El trabajo en negro tiene rostro de mujer, ella y sus compañeras del área de Higiene Urbana, todas sostén de familias numerosas, en su mayoría son empleadas municipales de Medio Jornal y Jornalizadas. Un sector de estas trabajadoras tiene entre 50 a 59 años y busca insistentemente obtener el pase a planta permanente para poder acceder a una jubilación, ya que trabajan algunas desde hace 20 años y otras desde hace 18 años o 15 años, toda una vida trabajando en negro, y a la espera de pasar “del negro al blanco”.

El clientelismo de los partidos del régimen

La situación de precarización se agrava cuando se hace presente el clientelismos de los partidos del régimen (UCR y PJ), ya que muchas trabajadoras/es padecen persecución laboral, una caída en su nivel de contratación y una baja en sus salarios cuando el gobierno cambia de signo político. Por ejemplo, bajo el gobierno municipal de Jayat a un sector considerable de obreros y empleados que eran planta permanente durante el gobierno de Jorge Ale (PJ) se los pasó a jornalizados o medio jornal, y a quienes eran jornalizados pasaron a medio jornal o a contrato.

Este es el manejo clientelar que practica a diario tanto el PJ como la UCR desde el gobierno, donde el obrero y empleado municipal es notificado a través de un memorándum interno que está obligado a asistir a los actos proselitistas del partido de gobierno, para así poder mantener su puesto de trabajo, ascender en su contratación o conseguir una mejora en su categoría. Conclusión, con la UCR- Frente Cambia Jujuy en el poder no hay “cambio” sino continuidad.

Reprimendas por exigir sus derechos

Las barrenderas, como se las llama a las trabajadoras de Higiene Urbana, hasta ahora, en vano recorrieron “cielo y tierra” en busca del pase a planta permanente, delegaron la concreción de su reivindicación laboral tan ansiada a direcciones gremiales burocráticas y a funcionarios municipales del PJ y la UCR, porque siguen precarizadas desde hace más de una década.

Cuando un amplio sector de trabajadoras del área de higiene urbana decide “tomar el toro por las astas”, se organiza en asamblea, se dirige al Concejo Deliberante a intercambiar con los concejales del PTS (Partido de los Trabajadores Socialistas)-Frente de Izquierda y de los Trabajadores, y entiende que tienen que confiar en sus propias fuerzas para “pasar del negro al blanco” y conquistar el derecho “a igual trabajo, igual salario” establecido por el art. 14 bis. de la Constitución Nacional, el Intendente Jayat en complicidad con los delegados del Sijempro atacan a una de las referentes del área, Marcela Romero, pasándola de jornalizada a medio jornal. La trabajadora afectada pasa de percibir $ 8.000 a cobrar $4.000 como medio jornal, por haber cometido “el pecado” de organizarse con sus compañeras de trabajo para exigir el pase a planta permanente.

Pase a planta permanente y salario igual a la canasta familiar

Desde el PTS (Partido de los Trabajadores Socialistas) en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) repudiamos esta persecución sindical y política de la intendencia radical y la burocracia sindical del Sijempro contra Marcela Romero, trabajadora del área de Higiene Urbana, y nos solidarizamos con la compañera. Así como también, denunciamos la precarización laboral y el clientelismo político del gobierno municipal de Jayat. Entendemos que la salida de fondo para los cientos de empleados y obreros municipales precarizados es el pase a planta permanente, derecho que se conquistara con la organización en asambleas y la movilización unitaria de todos los trabajadores municipales, sean afiliados o no afiliados a los gremios. Las bases deben exigirle a las directivas sindicales del SEOM y ATE que llamen a un plan de lucha unitario por el pase a planta permanente, por la re categorización y por un salario igual al costo de la canasta familiar, hoy en $ 24.000.







Temas relacionados

Oscar Jayat   /    Libertador Gral. San Martín   /    Trabajadores municipales   /    Precarización laboral   /    Municipales   /    Jujuy   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO