×
×
Red Internacional

El próximo 3 de febrero continuará el juicio contra Luis Chocobar, con las declaraciones de otros testigos. El policía está procesado por haber asesinado por la espalda a Juan Pablo Kukoc, un joven de 17 años mientras escapaba tras un robo.

Miércoles 30 de diciembre de 2020 | 10:35
Foto: Telam

Luego de la feria judicial continuará el juicio contra el policía y está previsto que declaren más testigos. Chocobar está imputado por haber asesinado por la espalda al joven Juan Pablo Kukoc, mientras escapaba tras haber robado a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca, en diciembre de 2017.

El pasado lunes se realizó la última audiencia con la declaración de peritos balísticos de la policía que dieron detalles de la trayectoria de los disparos efectuados por el policía Chocobar y de los expertos del Cuerpo Médico Forense que informaron sobre el resultado de la autopsia que se realizó al cuerpo de Juan Pablo Kukoc (18), el joven de 17 años asesinado.

La "justicia", del lado del gatillo fácil

Las pruebas contra Chocobar son contundentes, sin embargo la fiscalía le imputa el delito de "homicidio agravado en exceso del cumplimiento del deber" por el crimen del joven Kukoc, el cual prevé una pena máxima de 5 años de prisión. Mientras que la querella de la familia lo acusa por "homicidio agravado", que prevé la pena de prisión perpetua.

La defensa de Chocobar intentó todo tipo de maniobras para suspender el juicio, usando como argumento que habían solicitado que el debate no comience hasta que se resuelva un recurso de inconstitucionalidad que presentaron contra la negativa de que sea juzgarlo por un jurado popular, pero el Tribunal Oral de Menores Nº 2 rechazó el planteo por lo que el juicio continuó.

El caso Chocobar se convirtió en un símbolo de impunidad, que fue respaldado por el entonces Gobierno de Mauricio Macri, quien lo recibió personalmente en la Quinta Presidencial de Olivos, el día en que se cumplían seis meses de la desaparición de Santiago Maldonado, todo un mensaje para avalar el gatillo fácil y la impunidad, dando el nombre de Doctrina Chocobar, a los fusilamientos que lleva adelante de la policía con la excusa de "combatir el delito".

Pero el macrismo no es el único sector que defienden a los asesinos del gatillo fácil. Desde el poder político estas prácticas son amparadas por funcionarios tanto de la oposición de derecha como del Gobierno, como Sergio Berni, el Ministro de Seguridad bonaerense, la provincia con más casos de gatillo fácil desde que comenzó la pandemia, como la desaparición y posterior asesinato de Facundo Astudillo Castro en manos de la policía bonaerense.

Te puede interesar:

Bregman: “La causa Chocobar es un símbolo de impunidad para el gatillo fácil”




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias