×
×
Red Internacional

Esta semana en Bahía Blanca se juzga a parte de los quince jóvenes a los que la Policía les armó una causa por "narcotráfico" y sobre los que Berni difundió fake news. Kevin Torres, trabajador municipal, declaró que nunca hizo la supuesta denuncia con la que se abrió la causa. Ante este medio agrega: "Un policía me dijo que me iba a agarrar y no me iba a reconocer ni mi familia".

Escuchá esta nota
Miércoles 16 de noviembre | 21:42

Foto: Prensa Fiscalía

En la mañana de este lunes 15, dio inicio el juicio oral en la vergonzosa causa a una quincena de jóvenes que tenían plantas de cannabis, 14 de ellos de Puan, un pequeño pueblo del sur bonaerense, cercano a Bahía Blanca. Se trata de una causa notoriamente armada, con un despliegue de recursos y policías casi cinematográfico. Cientos de agentes irrumpieron una noche de diciembre de 2020, armados hasta los dientes, destrozando las puertas de las casa de todas las familias de los jóvenes para las cámaras.

Luego Berni publicó eso convertido en un spot publicitario sensacionalista, tildando de "peligrosa banda narco" a los jóvenes que hasta ese momento eran trabajadores aceiteros, de locales gastronómicos, albañiles, etcétera. Hoy llevan dos años con una arbitraria prisión preventiva. La fiscalía de Mauricio Del Cero, un "paladín" de la criminalización del consumo y el cultivo, terminó extorsionándolos con el mecanismo del juicio abreviado, que implica el reconocimiento de la culpabilidad, a cambio de una posible morigeración de las penas. La mayoría terminó accediendo a ese mecanismo, en los casos en que tienen domiciliarias frente al temor de perderlas y volver al penal. Sólo tres de los detenidos llegaron al juicio oral.

En ese marco, pudimos entrevistar a Kevin Torres, quien en marzo del año pasado fue a la Fiscalía de Mauricio del Cero y denunció con todas las letras que la denuncia que figuraba en la foja 1 de esta causa era falsa. También señaló al agente Tebes, que figura como quien le toma la denuncia, por haberlo hostigado y amenazado durante 8 años. Ahora, con una enorme valentía, respondió al llamado de la defensa de uno de los detenidos, y viajó hasta Bahía Blanca junto a su padre para explicar en el juicio que esa denuncia es falsa, ante lxs jueces Daniela Castaño, Julián Saldías y Eduardo D’Empaire, del Tribunal Oral N°3.

Su testimonio es clave: la Fiscalía de Del Cero hizo pasar a los agentes que dicen haberle tomado la denuncia al principio de la audiencia, algo que el joven desbarató con su testimonio. A partir de esto, todo el proceso debería anularse, como exigieron el año pasado Nora Cortiñas, presidenta de Madres de Plaza de mayo Línea Fundadora, Rodrigo Pomares, integrante de la Comisión Provincial de la Memoria (CPM), Jessica Visotsky docente de la cátedra DDHH y educación, Raul Menghini director del departamento de Ciencias de la Educación e integrantes de la CTA Bahía Blanca.

Conversando con este medio antes de la audiencia, Kevin relató cómo supone que llegó sufirma a la denuncia:

"Creo que llega mediante una multa, la fotocopia en la que está la declaración supuestamente hecha por mí. Siempre suelen poner afuera de mi casa el móvil y me hacen firmar arriba del capó, así que entre medio ha estado la fotocopia y no me dí cuenta. Creo que así llega, porque otra explicación no hay. Me apuran para firmar, me hacen leer la primera y después van pasando las hojas y dicen ´son copias. Lo han hecho varias veces eso."

Respecto a los hostigamientos policiales expresó: "Yo tenía 13 o 14 años cuando arrancaron los problemas". Hoy Kevin tiene 24 años y, como denunció en la Fiscalía el año pasado, este policía bonaerense lo hostigó durante más de 8 años, cuando vivía en el pueblo vecino de Azopardo y también en Puan, tirándole encima el patrullero o amenazándolo.

"Al preguntarle su nombre por ejemplo me dijo ’no te preocupes que ya me vas a conocer’. O, por andar sin documento, me dijo que anduviera con el documento encima porque un día de estos me iba a agarrar y no me iba a reconocer ni mi familia. Desde ese día había dejado de salir, de ir a boliches, de andar de noche y si andaba no andaba solo. Eso pasó en Puan, yo tenía 18 años"

Kevin dice que esto no le pasa sólo a él en la zona de Puan: "Yo creo que en el pueblo mío hay varios pibes así, con ese problema. (...) Es muy común, estando de civil o no. Más de una vez se han puesto a charlar conmigo ahora que me pasó esto. Están por ahí para declarar, pero tienen miedo de estar solos en la declaración, entonces no quieren ir en contra, (...) por miedo a la propia policía"

El Estado y el gobierno son absolutamente responsables de la integridad de este joven, que ya exigió repetidas veces protección a testigos, algo que Del Cero ignoró y que valientemente Kevin le recordó en la cara durante la audiencia.

Integrantes de las Secretarías de DDHH de SUTEBA Bahía Blanca y del Centro de Estudiantes de Humanidades nos acercamos para acompañar a Kevin y expresar nuestra solidaridad con los detenidos. Y tenemos muy claro de qué lado posicionarnos, ante la orientación del Ministerio de Seguridad del gobierno de Kicillof que pretende hacer campaña utilizando a una quincena de jóvenes para fingir que hacen algo contra el narcotráfico, y reforzar la persecución policial sobre la juventud. Sabemos que un ajuste como el que están aplicando los gobiernos nacional y provinciales (a medida de las exigencias del FMI), no pasa sin represión.

Por eso criminalizan a la juventud laburante y precarizada, en un nefasto "rati horror show" apoyado en la (inconstitucional) Ley de Narcotráfico N° 23737, que mete en la misma bolsa al más grande narcotraficante y a un cultivador o un pibe que hace menudeo, y pisotea las libertades democráticas habilitando llenar las prisiones de jóvenes pobres, mientras los grandes narcos viven en casas de lujo.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias