Política

LESA HUMANIDAD

Juicio ESMA IV: sentencia con sabor a poco

Luego de tres años de un proceso judicial plagado de irregularidades, de los ocho genocidas imputados en la megacausa ESMA, sólo tres fueron condenados a prisión perpetua.

Viernes 19 de febrero | 10:11

Foto: La Imposible

En la tarde de este jueves el TOF N° 5 de la ciudad de Buenos Aires, integrado por los jueces Daniel Obligado, Adriana Pallioti y Gabriela López Iñiguez, dio a conocer la sentencia por la causa denominada ESMA Tramo IV, por la cual se condenó a los ocho imputados por los delitos de privación ilegítima de la libertad, tormentos, homicidios, y sustracción de menores. Los crímenes cometidos contra 800 víctimas en el centro clandestino que funcionó en la emblemática Escuela de Mecánica de la Armada, que además contaba con una maternidad clandestina.

El Tribunal condenó a Raúl Cabral, Carlos Castellvi y Miguel Conde a prisión perpetua. Por su parte, Carlos Carrillo, José Iturri, Jorge Ocaranza Y Ramón Zanabria recibieron la pena de 15 años de prisión. Claudio Vallejos fue condenado a seis años de prisión.

Te puede interesar:

Juicio ESMA IV en su etapa final

Durante la lectura de la sentencia, cuyo fundamento será presentado en audiencia el día 19 de abril, el Tribunal determinó que los delitos juzgados son considerados delitos de lesa humanidad, por lo tanto delitos imprescriptibles. Sin embargo no hizo lugar al pedido de las querellas de considerar la figura de genocidio. Una vez más para este tribunal lo ocurrido en la última dictadura- cívico- militar elcesiástica no fue un genocidio.

El juicio, que comenzó en 2018, determinó que los crímenes fueron cometidos cuando los condenados formaron parte del Grupo de Tareas 3.2.2 con base operativa en la ESMA. Castellvi y Ocaranza era oficiales de la Armada, mientras que Zanabria, Carrillo e Iturri eran cabos. Vallejos era oficial del Batallón de Infantería de Marina N°3. Conde actuaba como enlace desde sus tareas como personal civil de Inteligencia del Ejército; lo mismo Cabral como agente de la Policía Federal Argentina.

Entre los delitos por los que fueron condenados figuran los secuestros y desapariciones del grupo de la villa del Bajo Flores, en la ciudad de Buenos Aires, entre quienes estaban Mónica Mignone, hija de Emilio y Chela, fundadores del CELS.

De los ocho condenados, solo dos se encuentran en cárcel común, pero por poco tiempo ya que a Vallejos se le consideró condena cumplida por los años que lleva detenido. Cabe recordar que Vallejos participó del secuestro del diplomático argentino Héctor Hidalgo Solá, ocurrido en julio de 1977.

El resto de los condenados goza del beneficio de prisión domiciliaria y lo seguirán haciendo hasta tanto la sentencia quede firme.







Temas relacionados

Cadena Perpetua   /    Genocidas   /    Crímenes de lesa humanidad   /    Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA)   /    Juicio a Genocidas   /    Juicios por la dictadura   /    Genocidio   /    Lesa humanidad   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO