×
×
Red Internacional

Las infancias y adolescencias que acompañaron la lucha de sus padres hoy nos cuentan: ¿Qué recuerdos tienen del momento en que la patronal decidió cerrar la fábrica? Hablamos con Priscila, Morena y Benjamin, conoce lo que piensan.

Nancy MéndezLic. en Trabajo Social UBA | Redacción Zona Norte Gran Buenos @NancyMariele

Erica GramajoComisión de Mujeres Madygraf

Viernes 30 de julio | 14:02

La Juegoteca de Madygraf viene funcionando desde que la ex Donnelley cerró sus puertas aduciendo una quiebra fraudulenta en agosto del 2014. Desde el día uno, los trabajadores mantuvieron sus puestos de trabajo, llevando adelante una gestión obrera basada en asambleas, y derribando todos los obstáculos que ponen todas las instituciones gubernamentales y empresas.

Durante todo este tiempo, la Juegoteca demostró ser un espacio fundamental de contención y apoyo para las infancias y adolescencias de la fábrica y hoy más que nunca. Frente a la difícil situación que están atravesando las familias trabajadoras y sectores populares, en el marco de la crisis económica.

Hablamos de esto con Priscila quien hoy tiene 18 años , Morena 17 años y Benjamín de 7. Quienes no fueron solo testigos de una lucha, sino partícipes de la lucha y organización por mantener la fuente de trabajo de sus familias, y por poner en pie un espacio tan importante como lo es la juegoteca donde crecieron.

¿ Qué significa la fábrica para vos y tu familia?

Priscila responde: “ Para mi la fábrica fue como una enseñanza, porque aprendí mis derechos, aprendí a poder expresarme, a mantener mis relaciones y amistad. Porque no nos conocíamos todos en la juegoteca, pero cuando pasó lo que pasó que “se cerró”, nos unimos todos y los chicos también y entonces tratamos en nuestra forma de ayudar en la lucha y los reclamos. Nosotros además de jugar armamos las canciones que cantábamos en las marchas y yo hoy veo la fábrica como un centro de amistad y de una niñez linda, porque más allá de las cosas feas que pasamos, hubieron muchísimas cosas lindas”

Priscila tenía 11 años cuando en el encuentro Nacional de Mujeres en Salta se subió arriba de una mesa para contar cómo las infancias de Madygraf se sentían y acompañaban la campaña que sus mamás organizadas en la comisión de mujeres estaban impulsando: “ Detrás de cada trabajador hay una familia” {{}}

Benjamín por su parte refiere:

Yo no me había enterado lo que paso, que la fabrica tenia problemas, que se estaba luchando y cuando salíamos a las calles empezamos a cantar ahí me di cuenta y también cuando mi hermana Priscila se subió arriba de una mesa y le habló a todo el mundo, a todas esas mujeres ( haciendo referencia al encuentro nacional de mujeres en Salta).

Eso me pareció muy bien, ahí me di cuenta lo que pasaba, yo vi ese video, y yo cuando me enteré todo también pensé ¿ Que sería de la fábrica si no existiera ahora? y pensé, pensé, y nosotros no hubiésemos jugado así y conocernos.

seguro estaríamos aburridos, no hubiese conocido a mis amigos y todo eso fue muy lindo en mi vida. Tengo muchos, pero muchos recuerdos de Madygraf.

En nuestro comedor teníamos fotos de cuando nos metimos a la pileta, de todo lo que hicimos. Muchos recuerdos lindos.

Hablaron sobre los recuerdos que tienen en la Juegoteca. Priscila Recuerda como se divertían en momentos sobre no accedían en la fabrica a una computadora o a una televisión y jugaban a la mancha, a la pelota, a construir canciones que luego llevarían a las movilizaciones.

Benjamín nos cuenta que tiene muchos recuerdos:

"Me acuerdo cuando aprendí a hacer las letras y me encanto eso, cuando hicimos dibujos, recuerdo cuando jugaba con mis amigos, León y Matías. Jugábamos a la mancha y a la pelota, cuando mirábamos películas, y cantamos todos, eso a mi me hizo muy feliz, porque la juegoteca en un momento se cerró...y no podemos jugar, la extraño cuando pasa eso".

Festejo por el día de las infancias en la fábrica organizado junto a estudiantes de Trabajo Social de la UNPAZ ( año 2019).

Morena se acuerda cuando se organizo en la fabrica una pijamada para todos los chicos, eso le gusto mucho porque nunca se había hecho y ese día la pasaron genial, hubo una búsqueda del tesoro y una fogata donde cantaron canciones.

Morena es una adolescente que acompañó desde muy chica la lucha de su mamá Celeste y su papá Sandro. Fue una de las tantas que creció en esos pasillos. Por eso cuando cumplió 15 años se organizó el festejo entre todas y todos. Era un día muy especial para la familia Salazar.

La fiesta de 15, organizada por las familias de Madygraf.

Hoy la juegoteca se encuentra en plena refacción, preparándose para presentar nuevos proyectos, que permitan seguir garantizando el derechos de todos los niños, niñas y adolescentes. Es por eso que nos cuentan que esperan encontrar en la jugoteca en este nuevo periodo que se abre:

Benjamín manifiesta:

" Ahora me gustaría que vayan muchos chicos, que las mamás puedan trabajar y que nos pasen muchas cosas lindas. Y que haya muchos juegos, como de ping pong, y que todos puedan divertirse y aprender todo lo que aprendí yo".

Por su parte Priscila es consciente de como la voz de los chicos y chicas siempre fue tenida en cuenta en la juegoteca y quiere que eso no se abandone:

"Me gustaría volver a reencontrarme con ese grupito que conocí ahí, volver a estar todos a nuestra manera. Capaz que ahora, que crecimos podemos conocernos un poco más desde otro lugar. Y para los más chiquitos que ingresan a la juegoteca yo quiero que tengan lo mismo que vivimos nosotros, que puedan construir juegos, música (un poco como era antes). Nosotros cuando nos juntábamos teníamos que inventar, no había computadora y en la juegoteca en ese momento no teníamos televisión.

"Éramos los chicos los que inventamos que poder hacer, no nos conocíamos y nos unimos de a poco y así nos divertíamos, buscando la forma. Capaz que yo iba y estaba mal, pero me juntaba con los chicos y jugábamos a la pelota y se me pasaba.
Y si nosotros íbamos y no nos gustaban las cosas que ya estaban preparadas, se podía cambiar y lo hacíamos. Hacíamos lo que queríamos, podíamos cambiar todo. Eso me gustaría que tenga la juegoteca ahora".

En la Juegoteca Madygraf hay infancias y adolescencias que fueron transitando ( y transitan) el camino a la transformación de las cosas que son injustas, a la conquista por sus derechos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias