Mundo Obrero México

LUCHA OBRERA

Jubilados del Sindicato de Telefonistas tomaron acciones contra la “separación funcional” de Telmex

Cientos de jubilados del STRM se manifestaron el pasado martes en la “conferencia matutina” de López Obrador, demandando la cancelación de la “separación funcional” de Telmex y rechazando el cambio de la pensión jubilatoria por acciones de la compañía.

Iván Zárate

México

Sábado 22 de febrero | 22:02

Por segunda ocasión en cinco meses el sector de jubilados del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) decidió realizar un mitin en Palacio Nacional, durante la “conferencia matutina” de López Obrador. Esto, para presionar al nuevo gobierno para que se cancele la neoliberal “separación funcional” de Telmex. Sumaron a esto su rechazo a la propuesta del patrón Slim, y de la dirección de su sindicato, sobre el cambio de la pensión jubilatoria por acciones bursátiles de la empresa.

Como respuesta a la resolución del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sobre el “esquema de transferencia de personal”, y a la negociación que Telmex y la dirección del STRM mantienen para “aminorar la carga de las jubilaciones en las finanzas de la empresa”, la Asamblea de Jubilados de la “sección matriz” (Ciudad de México y área metropolitana) votó el 11 de febrero a favor de una movilización en “la mañanera” de AMLO contra la partición de Telmex y en exigencia de que Carlos Slim cubra el “faltante” del fondo de pensiones.

Entre otros acuerdos la Asamblea de Jubilados votó por exigir al patrón inversiones significativas en Telmex, el cubrimiento de más de 12 mil vacantes pendientes y la devolución de la materia de trabajo sustraída. Así como practicar una auditoria externa a la empresa para corroborar la causa de sus supuestos “números rojos”.

Si bien la movilización exigida por los jubilados al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del STRM fue propuesta para realizarse dos semanas después de ser acordada por la asamblea, para dar tiempo a que la dirección sindical la organizara a nivel nacional y garantizara el transporte a Palacio Nacional, el CEN decidió realizarla una semana antes sin mayor convocatoria a la base activa, cuestión que fue denunciada por jubilados en redes sociales. Aunque en el mitin los oradores mencionaron que esta acción seria preparativa de la que acordaron y que la siguiente semana realizarían otra, presionando a la dirección sindical a convocarla en serio entre la base.

Recordemos que en septiembre del 2019 este sector de jubilados votó realizar una movilización en “la mañanera” de AMLO, para pedirle al nuevo gobierno la cancelación de la medida impuesta por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Como resultado de esta acción AMLO se comprometió públicamente a mediar en el conflicto y acordó con dirigentes del STRM la implementación de una “mesa intersecretarial” para resolver el problema.

Pero después de meses de “negociación”, la demanda de la cancelación de la “separación funcional” no solo no estuvo en el centro del debate, sino que en su lugar el espacio fue aprovechado por el patrón para acordar con la representación sindical los términos en que se daría la división de activos, así como otras garantías políticas y laborales que beneficien su negocio. Ambas partes argumentaron a la base telefonista que la cancelación de esta medida era imposible de conquistar porque el gobierno federal “no tiene el poder” de imponerle eso al IFT, razón por la cual solo quedaba negociar los términos de la “separación”.

Esta reactivación de la Asamblea de jubilados de la “sección matriz”, que de acuerdo a los oradores en el mitin del martes también se está dando en sectores de jubilados del STRM en Hermosillo, Guadalajara y Xalapa; responde a la complacencia que el CEN de su sindicato ha mantenido durante estos tres años desde que el IFT decretó la división de Telmex. Ya que en este tiempo no ha hecho más que maniobrar a la base para desviar su demanda por la cancelación de la “separación funcional” a la confianza en las instituciones y el gobierno mediante “amparos” y realizado tibias acciones como mítines en el IFT o en la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Si bien la dirigencia sindical telefonista ha dicho innumerables veces estar en contra de la “separación funcional” y estar dispuesta a “estallar la huelga” si no se cancela esta medida, en los hechos repite el mismo discurso del patrón contra la base activa al responsabilizarla de las enormes cargas de trabajo que existen y de los problemas financieros de la compañía.

Y también la presiona (bajo amenaza de sanciones sindicales) a aumentar su productividad y trabajo en tiempo extra ya que supuestamente de eso depende que la empresa no “quiebre” y que el IFT acepte cancelar su resolución.

La base activa del STRM necesita seguir el ejemplo del sector jubilado – el sector con mayor conciencia de clase y tradición combativa del sindicato - para emprender acciones reales contra la separación de su empresa y materia de trabajo y contra la trampa de las acciones bursátiles a cambio de su pensión

Toda vez que no son los trabajadores de base quienes tienen que cargar con los desvíos financieros que realiza el patrón desde que compró Teléfonos de México ni con la tibieza de este gobierno - a pesar de que se proclama democrático, nacionalista y antineoliberal - para enfrentar los pactos y acuerdos que atan nuestra economía atan a los intereses de las grandes transnacionales, los cuales afectan al pueblo y a la clase trabajadora del país.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO