×
×
Red Internacional

En el marco del ajuste del gobierno con el FMI, las autoridades de este establecimiento provincial quieren dejar en la calle a dos empleados. Denuncian precarización laboral y exigen su reincorporación.

Rodrigo LescanoRedacción Zona Norte Gran Buenos Aires @lescano559

Viernes 22 de abril | Edición del día
Trabajadoras del Hospital Mercante se solidarizan con los becarios cesados del UPA nº 15 de José C. Paz. Fotografía: Facebook Lista Negra ATE José C. Paz FURA

Dos trabajadores de la Unidad de Pronta Atención (UPA) n⁰ 15 de José C. Paz fueron despedidos a principios de este mes sin motivo alguno por la dirección de este establecimiento, el cual pertenece al Ministerio de Salud bonaerense. Se trata de un empleado de limpieza y de una técnica de laboratorio que, a partir del 30 de este mes, perderán sus puestos de trabajo ya que no les renovarán la beca por la que fueron contratados. Ellos ingresaron el año pasado en el contexto de la aplicación de las estrategias integrales de vigilancia para COVID-19 y otras infecciones respiratorias agudas.

Douglas Coronel, uno de los cesados, comentó para este medio que en su carta de despido no se aclaran las causas. Sostuvo que las autoridades del UPA le expresaron que el motivo era su “bajo rendimiento”, dicho que desmiente el trabajador de limpieza porque ha realizado en su turno funciones que no le correspondían, como atender administrativamente y técnicamente la guardia que funciona en este establecimiento de salud. A su vez, denunció que tuvo que realizar jornadas de hasta 14 horas donde él solo limpió todo el hospital, así como también que no cuenta con los elementos adecuados para realizar su trabajo y que el servicio alimentario brindado al personal es de mala calidad.

Te puede interesar: Trabajadores de la salud elaboran proyecto por pase a planta permanente junto a concejales del FITU

Los despedidos reclaman su continuidad laboral. La Junta Interna de Delegados del Hospital Provincial Domingo Mercante realizó una campaña de fotos en apoyo a estos trabajadores y se encuentra levantando un petitorio por sus reincorporaciones. Declararon en el sitio El Diario de José C. Paz que van a solicitar una reunión con la dirección ejecutiva del Mercante , ya que el UPA depende de este nosocomio y este último tiene la potestad para definir la situación. En este lugar también hay cesaciones de becarios. Por eso, este próximo lunes 25 al mediodía realizarán una asamblea para analizar y debatir como frenar los despidos.

Desde el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad también expresaron su solidaridad. Dieron su apoyo la concejal electa paceña Anabella Colli y la Juventud del PTS local, la cual se encuentra en la Secretaría de DDHH del Departamento de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de José C: Paz.

Desde estos espacios reclamaron el pase a planta permanente de los despedidos, así como también del personal contratado, y un aumento del presupuesto de salud en base al no pago de la deuda externa.

Precarización laboral que atenta contra la salud

Al igual que la mayoría de sus compañeros del UPA, los despedidos están encuadrados en el régimen de “becas de contigencias”, un sistema de contrato laboral por tiempo indeterminado donde no tienen aportes jubilatorios ni tampoco se les computa antigüedad. Esta modalidad precaria está fijada en el Decreto 5725/89 de la gobernación bonaerense, el cual establece que entre el Estado provincial y el becario no hay una relación de empleo público. De esta manera, este último no tiene su puesto de trabajo garantizado y puede ser despedido cuando las autoridades le notifique que desaparecieron los “motivos por los cuales fueron otorgados la beca”.

Esta forma de precariedad laboral tiene como trasfondo el vaciamiento a la salud pública por parte de los últimos gobiernos y que se profundiza en un contexto de ajuste signado por el acuerdo con el FMI. Contratos basura, monotributo, sobrecarga laboral y salarios por debajo de la canasta familiar en los trabajadores sanitarios repercute directamente en la atención que se les brinda a los usuarios.

Te puede interesar: Gran jornada de lucha de los trabajadores residentes y concurrentes de la salud

Con más de 311.187 habitantes en José C. Paz (año 2021- Observatorio del Conurbano Bonaerense ), 11 mil familias viven en barrios populares y en su mayoría, el único acceso a la salud es en centros públicos. Son esas las zonas en las que se encuentran los UPA, y desde allí los trabajadores piden atención. Según datos del observatorio ya mencionado, solo había en este partido para el 2019, 126 camas en los establecimientos de salud del subsector público. Ante una mayor demanda sobre los hospitales públicos, producto de la crisis social y económica actual, los despidos de becarios lo único que logra es perjudicar el derecho al acceso a la salud pública, gratuita y de calidad.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias