×
×
Red Internacional

Limpieza étnica.Israel comienza demoliciones criminales de casas palestinas en Jerusalén Este

El Ejército de Israel demuele una carnicería y reprime con gases lacrimógenos a los palestinos residentes y activistas que intentaron defender el negocio de barrio.

Martes 29 de junio | 14:12

Bajo la orden judicial de los tribunales israelíes, el Ejército, acompañado de topadoras, entró en el barrio palestino de Silwan, en Jerusalén Este, para destruir una carnicería y avanzar con nuevos desalojos. Los soldados utilizaron gases lacrimógenos y palos para hacer retroceder a los residentes y activistas palestinos que intentaron defender el edificio mientras se llevaba a cabo la demolición. Al menos cuatro palestinos resultaron heridos en los enfrentamientos, según la Media Luna Roja Palestina.

El combate comenzó después de que las fuerzas israelíes iniciaran la criminal demolición del pequeño negocio de barrio por parte del Estado de Israel en el área de al-Bustan, un barrio ocupado de Silwan en Jerusalén Este este martes.

Según Harry Fawcett corresponsal de Al Jazeera, informando desde Silwan, dijo que los soldados israelíes llegaron en grandes cantidades el martes temprano.“Hablamos con la familia [propietaria de la carnicería] y dijeron que las fuerzas israelíes entraron y los atacaron con gas lacrimógeno y otros medios, un comienzo violento para estas demoliciones. Pero esto no se trata solo de una tienda. Hay otras 20 unidades que están en la misma situación en este barrio ”, dijo.
El 7 de junio, el municipio de Jerusalén emitió una serie de órdenes de demolición a los residentes de la zona de al-Bustan en Silwan.

Las 13 familias afectadas, unas 130 personas, recibieron 21 días para evacuar y demoler sus casas. De no hacerlo, la municipalidad destruiría las casas y las familias tendrían que cubrir los costos de demolición, un estimado de $ 6,000 dólares.

“Así es como funciona en la Jerusalén Oriental ocupada”, dijo Fawcett. "Las familias reciben una orden de 21 días que dice que demuelen su propia casa una vez que esta orden haya caducado, o lo haremos y luego le cobraremos una multa por la molestia de tener que demoler su casa". Añadió que una ley israelí ha dificultado que las familias palestinas apelen las órdenes de demolición ante los tribunales.

Desde 2005, los residentes de al-Bustan han recibido advertencias de demoler cerca de 90 casas con el pretexto de construir sin un permiso, a favor de una organización de colonos israelíes que busca convertir la tierra en un parque nacional y vincularla con la ciudad arqueológica del Área de David.

Tanto las demoliciones de viviendas como los desplazamientos forzados por orden judicial son tácticas de control y represión utilizadas por el Estado de Israel para expulsar a los residentes palestinos dando continuidad a la limpieza étnica desde 1948.

Te puede interesar Video revela el “asesinato selectivo” de un joven palestino por policías israelíes

En una declaración a principios de este mes, la organización de derechos palestinos Al-Haq dijo que los palestinos en Jerusalén Oriental constituyen la mayoría de la población, pero "las leyes de zonificación israelíes han asignado el 35 % de la superficie terrestre para la construcción de asentamientos ilegales por parte de colonos israelíes". Otro 52 % de la superficie terrestre se ha "asignado como ’áreas verdes’ y ’áreas no planificadas’ en las que la construcción está prohibida", dijo.

Silwan se encuentra al sur de la Ciudad Vieja de Jerusalén, junto a las murallas. En el barrio viven al menos 33.000 palestinos que han sido objetivo de las organizaciones de colonos israelíes durante años. En algunos casos, los residentes palestinos se han visto obligados a compartir hogares con los colonos como se difundido ampliamente con el caso de Sheik Jarrah.

Algunas de estas familias palestinas han estado viviendo en Silwan durante más de 50 años desde que fueron desplazadas de la Ciudad Vieja en la década de 1960. En 2001, Ateret Cohanim, una organización de colonos israelíes supremacistas que tiene como objetivo adquirir tierras y aumentar la presencia judía en Jerusalén Este, tomó el control de un histórico fideicomiso de tierras judías. Para todas estas organizaciones es de vital importancia desplazar a todos los palestinos del territorio de Jerusalén, una ciudad que es considerada su capital histórica.

Establecido en el siglo XIX, el consorcio compró tierras en el área para reubicar a los judíos yemeníes en ese momento. La organización de colonos ha alegado ante los tribunales que el consorcio que controla es el propietario de la tierra.

Refugiados otra vez

Según la ley israelí, si los judíos pueden probar que sus familias vivían en Jerusalén Este antes del establecimiento de Israel en 1948, pueden solicitar la “devolución” de sus propiedades, incluso si las familias palestinas han estado viviendo allí durante décadas. Esta la ley solo se aplica a los israelíes, mientras que los palestinos no tienen los mismos derechos en virtud de ella, con lo cual millones siguen viviendo como refugiados sin poder volver a sus tierras.

Te puede interesar: Colonos amparados por la policía israelí atacan el barrio palestino de Jerusalén

"Hay una clara discriminación aquí donde los judíos pueden reclamar cualquier propiedad que afirman poseer en el pasado antes de 1948, mientras que los palestinos que perdieron su tierra natal en 500 aldeas dentro de Israel, incluida Jerusalén Occidental, no pueden reclamar su propiedad", dijo Mohammed Dahleh a Al Jazeera un abogado que representa a algunas de las familias de Silwan.

“Esas familias no pueden reclamar sus propiedades, aunque poseen tarjetas de identidad israelíes y son consideradas residentes del estado de Israel por la ley israelí”, continuó.

Tal vez interesar:El-Kurd: “Nuestra lucha por la liberación no es por la raza o religión es contra el colonialismo”

"Esto significa que esta comunidad, si los tribunales israelíes finalmente aprueban este tipo de desplazamiento forzado, se convertirá en refugiados por segunda vez".

El nuevo Gobierno encabezado por el ultraderechista colono Naftali Bennet, ya anunció que no retrocederá ni un milímetro de Judea y Samaria (nombre hebreo de Cisjordania), hasta ahora ya bombardeó Franja de Gaza enviando un mensaje de lo que será su mandato. En esta misma línea muestra que favorecerá aún más las políticas de limpieza étnica palestina profundizando las demoliciones y desplazamientos forzados.

Sin embargo, desde el alto el fuego continúa la resistencia de los vecinos palestinos en Sheik Jarrah y como vemos también en Silwan y otros barrios de Jerusalén Este, también se vienen viendo varias protestas en la zona de la mezquita de Al Aqsa, así como en varias ciudades de Cisjordania. Al mismo tiempo los palestinos están combatiendo a la dirección de la Autoridad Palestina por su colaboracionismo con el Estado de Israel que avanza sus fronteras año tras año. De esta manera, la resistencia histórica palestina se renueva con una juventud trabajadora que no piensa retroceder ante los ataques criminales de Israel.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias