×
×
Red Internacional

Entre el hambre y el derroche.Irracionalidad capitalista: se desperdicia 31% de los alimentos en el mundo

Mientras, según las Naciones Unidas, en el mundo al menos 811 millones de personas pasan hambre, la suma entre lo que se pierde y lo que se desperdicia de alimentos supera el 30%.

Viernes 1ro de octubre | 00:00

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró al 29 de septiembre el Día Internacional de la Concienciación sobre la Pérdida y Desperdicio de Alimentos, ante la acuciante realidad que hace al desperdicio de toneladas y toneladas de alimentos.

Para el Programa Universitario de Alimentación Sostenible (PUAS) de la UNAM, María Elena Trujillo Ortega esto representa un absurdo precisamente porque para producir alimentos se utiliza agua, tierra, energía, mano de obra y se generan gases de efecto invernadero. Resulta en ese sentido irracional que no se aproveche y se tire.

Pero ¿por qué se desperdicia?

La cantidad de alimentos que no logran ser consumidos, bien podrían mitigar en gran medida los problemas de hambre y desnutrición que viven cientos de millones de seres humanos, sin embargo, en el capitalismo alimentar al conjunto de la población no es la prioridad, la prioridad es la ganancia empresarial.

Podría hablar, por ejemplo, de los alimentos que tiran a la basura los grandes supermercados o restaurantes que aún están en buen estado. Estas empresas prefieren que estos alimentos se desperdicien a que puedan ser consumidos por personas de bajos recursos, esto tendería a bajar el precio de los alimentos, algo que los capitalistas no quieren fomentar.

En el caso de México se desperdician más de 20 millones de toneladas de alimentos al año, en un país donde el 23.3% (27 millones) de la población vive en pobreza alimentaria y el 12.5% sufre desnutrición crónica.

En este panorama es muy importante plantea la necesidad de avanzar a una planificación económica que permita garantizar la alimentación del conjunto de la población, poniendo en primer lugar la vida de la clase trabajadora y los sectores populares y no la ganancia empresarial.

Con los niveles tecnológicos y científicos que la humanidad ha alcanzado, no es natural que haya hambre, es el capitalismo el responsable de este desperdicio irracional de recursos, una muestra más de la urgencia de terminar con este modo de producción y avanzar a uno donde se usen todos los recursos para satisfacer las necesidades sociales con una producción que sea armónica con la naturaleza.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias