×
×
Red Internacional

El cazador Leon Kachelhoffer dijo en el podcast "Blood origin" que "estar en posición de cazar un elefante así, es un privilegio increíble”.

Miércoles 20 de abril | 20:07
Foto: Hunting Africa

En una historia de Facebook, el cazador Leon Kachelhoffer afirmó que, tras pagar 50.000 dólares por participar en una cacería, logró cazar al elefante con los colmillos más grandes en la frontera norte de Botsuana.

El elefante tenía unos 50 años y fue abatido de un solo disparo, según confirmó un portavoz del sector de la caza. Tras este lamentable hecho, solo quedan 40 elefantes con colmillos de “de cien libras”.

Kachelhoffer describió su repudiable e irracional “conquista” y apareció en el podcast “Blood Origins” para hablar de la cacería.

Te puede interesar: Marx y el especismo alienado
Por las revistas: John Bellamy Foster y Brett Clark

En el podcast, Kachelhoffer dijo que no esperaba que surgiera una polémica al respecto y que no es algo en lo que él piense.

“Estar en posición de cazar un elefante así, es un privilegio increíble”, declaró Kachelhoffer.

La caza fue criticada por el expresidente Ian Khama, que prohibió la caza de elefantes en Botsuana. Sin embargo, su sucesor Mokgweetsi Masisi reintrodujo la práctica en 2019.

Khama publicó en Facebook junto a una imagen del elefante asesinado su crítica: “Este era uno de los colmillos más grandes, si no el más grande, del país. Un elefante que los operadores turísticos intentaban mostrar constantemente a los turistas como una atracción icónica. Ahora está muerto. ¿Cómo beneficia su muerte a nuestra decadente industria turística? La incompetencia y la falta de liderazgo casi han acabado con la población de rinocerontes, ¡y ahora esto!”.

Botsuana tiene todavía 130,000 elefantes, pero sólo una pequeña minoría son los mundialmente famosos “grandes colmillos” como el cazado por Kachelhoffer.

Uno de los argumentos que usa el actual gobierno de Botsuana para justificar la legalidad de la cacería es el impacto económico. En 2021, las cacerías de elefantes recaudaron 2,7 millones de dólares.

Te puede interesar: Ambiente.Día mundial de la biodiversidad

La portavoz del sector de la caza, Debbie Peake, declaró: “Los ingresos y la carne de la caza supondrán una gran diferencia para la comunidad”.

El elefante ya tenía una herida de bala, dijo Peake, lo que significa que ‘los cazadores furtivos lo tenían en la mira’. Y añadió: “Si lo hubiera matado un cazador furtivo no habría habido ningún beneficio para la comunidad local”.

En lo único que piensan las autoridades en es el turismo o en los ingresos que la vida o la muerte de los animales puede generar. Nadie piensa en el equilibrio de la vida y los ecosistemas. Un ejemplo más de la irracionalidad capitalista, su incompatibilidad total con el respeto a la vida, la naturaleza y la biodiversidad.

Fuente: Aristegui Noticias




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias