Política

AJUSTE Y REPRESIÓN

Intendentes del PJ bonaerense piden más policías a Vidal

Los intendentes peronistas adhieren a una carta solicitando una reunión urgente con la gobernadora Vidal para tratar la "problemática de la inseguridad". Buscan "colaborar activamente" en reforzar el aparato represivo de la Provincia de Buenos Aires.

Miércoles 29 de marzo de 2017 | 16:30

Este pedido se realiza en el marco de la denuncia por la presunta compra de armamento de guerra con un gasto de más de 2 mil millones de dólares por parte del Gobierno, realizado por el embajador argentino de EE.UU., Martín Lousteau, al Congreso de ese país, a mediados del año pasado. En el listado se incluyen tanques, aviones y helicópteros. Aunque, desde el Ministerio de Defensa desmintieron tal adquisición, y expresaron que solo comprarían 12 aviones de entrenamiento avanzado para la Fuerza Aérea.

Te puede interesar: Denuncian que el Gobierno compró armamentos a EE.UU. por U$ 2 mil millones

Hace no más de un mes que la Gendarmería llegó al conurbano por iniciativa de los intendentes del PJ. Policías locales, control urbano, policías de la bonaerense, gendarmes; fuerzas de seguridad de todo tipo se instalan en los barrios. Políticas de “control” en la vía pública se pueden ver a lo largo y ancho de sus calles, mientras las denuncias por violencia policial y gatillo fácil son moneda corriente entre la juventud, que se evidencian sobre todo en las redes sociales, donde los jóvenes suben diariamente videos e imágenes enfrentando todo tipo de abusos por parte de las fuerzas de seguridad.

El peronismo insiste en sostener que el problema de la inseguridad es el principal reclamo del pueblo trabajador: “Estamos muy preocupados por la decisión que tomó de suspender el ingreso para que se formen y egresen nuevos agentes de la Policía Local. La realidad es que hoy los efectivos no alcanzan y necesitamos duplicar la cantidad para llenar a todos los barrios”, dicen en su carta. Sin embargo, no dan cuenta de la realidad del sistema educativo, donde las escuelas de los distritos se caen a pedazos, literalmente, mientras los docentes resisten duramente el ataque de Vidal y las maniobras del sindicato conducido por el kirchnerista Baradel, para que no se exprese la mayoría de las trabajadoras y los trabajadores de la educación.

La desocupación y el trabajo precario crecen, en conjunto con la decadencia de la salud pública. Sin embargo, esto no figura en la carta con el pedido de reunión con la gobernadora, todo lo contrario, pedirían más armas y más “recursos humanos” para las fuerzas.

Es así como la compra millonaria de armamento de guerra, con la supuesta justificación de combatir al terrorismo en cooperación internacional, tiene paso libre frente a este pedido del peronismo en la Provincia, que lejos de hacerse eco de los verdaderos reclamos de trabajadores y jóvenes, incluyendo el reclamo de las mujeres frente a la emergencia por violencia de género, se presta a legitimar el crecimiento del brazo armado del Estado en cada rincón de la Provincia.

Los docentes hoy responden al macrismo con un paro de 48 horas, como resistencia a la irrisoria oferta salarial de Vidal y como manifestación en defensa de la educación pública. Sin embrago, en contrapartida el gobierno, según denuncian, destinaría 2 millones de dólares en armamentos y se aumentan los sueldo de diputados, que cobran diez veces más que un docente.

Ni el peronismo ni el macrismo tienen intensión de resolver el conflicto docente a favor de la educación pública, y el fortalecimiento del aparato represivo tiene origen en la intención de disciplinar al pueblo, que harto de la miseria sale a las calles a luchar por sus derechos.

Al final de su carta, los intendentes peronistas, funcionales al macrismo y su política represiva, se ponen a disposición del plan de ajuste y represión: “Queremos colaborar activamente y para eso le pedimos que nos convoque a una reunión urgente. Tenemos que delimitar eficientemente responsabilidades para trabajar en conjunto por la seguridad de todos los bonaerenses”.


La carta es firmada por los municipios de Adolfo Gonzáles Chaves (Marcelo Santillán), Alberti (Germán Lago), Alem (Alberto Conocchiari), Almirante Brown (Mariano Cascallares), Avellaneda (Jorge Ferraresi), Berazategui (Patricio Mussi), Bolívar (Bali Bucca), Cañuelas (Marisa Fassi), Daireaux (Alejandro Acerbo), Capitán Sarmiento (Oscar Ostoich), Colón (Ricardo Casi), Escobar (Ariel Sujarchuk), Esteban Echeverría (Fernando Gray), Florencio Varela (Julio Pereyra), Guaminí (Néstor Álvarez), Hurlingham (Juan Zabaleta), Ituzaingó (Alberto Descalzo), La Costa (Juan Pablo De Jesús), La Matanza (Verónica Magario), Laprida (Alfredo Fisher), Lomas de Zamora (Martín Insaurralde), Malvinas Argentinas (Leonardo Nardini), Marcos Paz (Ricardo Curutchet), Mercedes (Juan Ignacio Ustarroz), Merlo (Gustavo Menéndez), Monte Hermoso (Marcos Fernández), Moreno (Walter Festa), Navarro (Santiago Maggiotti), Presidente Perón (Carina Biroulet), Saavedra (Hugo Corvatta), San Antonio de Areco (Francisco Durañona), San Martín (Gabriel Katopodis) y Tres Lomas (Roberto Álvarez).







Temas relacionados

María Eugenia Vidal   /    Mauricio Macri   /    Peronismo   /    PJ   /    Kirchnerismo   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO