×
×
Red Internacional

Desvarío radical.Intendente de San Pedro de Jujuy: “La carrera presidencial de Morales sigue intacta”

Para Julio Bravo esa es la conclusión que le dejaron las elecciones generales.

Silvio “Chopper” EgüezObrero del Ingenio La Esperanza, vocal del SOEA y dirigente del PTS.

Natalia LópezDocente universitaria | FHYCS UNJu

Domingo 21 de noviembre | 16:52

El intendente de la ciudad de San Pedro de Jujuy Julio Bravo sigue dando de qué hablar, después de las elecciones generales del domingo 14 de noviembre, afirmó que la carrera presidenciable de Gerardo Morales sigue intacta, y que los votos de la Izquierda son aleatorios, no sé si esto tendrá que ver con sus ansias de querer postularse como gobernador (rumor que corre con fuerza en la ciudad) que lo ciegan y no le permiten leer políticamente lo que dejaron las elecciones, además de subestimar el apoyo popular al frente de Izquierda en la ciudad.

Perder dos diputados para el Frente Cambia Jujuy y no superar 50% que estimaba lo deja muy lejos de sus primeros objetivos, y, en principio no le resulta una buena ubicación para la carrera de Morales, aunque dentro de espacio político del PRO no haya muchos destacados. Sin embargo, no estamos hablando del (58,29 %) en 2015, o el (51,67 %) en 2017, lo que permiten inferir una derrota para el gobierno oficialista.

“La Izquierda saco más de 3.000 votos. Hay 7.493 personas que votaron al Frente de Izquierda, es decir, a los candidatos de Frente de Izquierda que son completamente desconocidos en esta ciudad. Alejandro Vilca debe haber estado literal una hora en la ciudad de San Pedro y sin embargo 7.500 san pedreños optaron por esa variante. Estoy convencido que son votos aleatorios, son votos que la izquierda no va a conservar” dijo Julio Bravo a un conocido medio de la ciudad.

La lectura de qué el voto al Frente de Izquierda es solamente un voto bronca, es una intención de subvaluar su alcance político y en el caso de Bravo una clara subestimación del apoyo popular que recibió el Frente de Izquierda. Para Bravo la gente votó mal, ni más ni menos que un patrón de estancia que opina que todos deben estar con él y apoyarlo.

Desde las PASO, voceros oficiales, periodistas y analistas quisieron imponer esta interpretación, marcando la levedad o inconsistencia del voto, sumándole predicciones de que ese voto se disiparía en las elecciones generales, algo que no ocurrió, si no que por el contrario reafirmo y además sumo caudal de votos para el FIT-U. En san Pedro, en las PASO se pasó de un 16,63% a un 19, 89% en las generales, dando por sentado el crecimiento. El intendente Bravo que llamaba a desnudar a la izquierda “pituca y mentirosa”, no pudo con la enorme red de fiscalización que desplegamos en toda la provincia con fiscales de mesas en casi todas las escuelas de la provincia, lo que represento un fracaso para las intenciones de fraude del Frente Cambia Jujuy.

Que la composición del voto al FIT-U a nivel nacional provenga de amplios sectores defraudados por el gobierno del Frente de Todos y a nivel provincial se le sume la crisis pampa que atraviesa el PJ no deja de ser un indicador, pero insuficiente para el análisis. La combinación de factores muestra efectivamente descontento y bronca frente a promesas incumplidas y una crisis económica y social que deja la mitad de la población bajo la línea de pobreza e indigencia sumado a problemas estructurales que ninguno de los partidos tradicionales quiso ni mencionar como la desocupación o el problema de la vivienda.

Bronca hay, ahora, eso resulta insuficiente para analizar la histórica elección de la izquierda a nivel nacional y provincial. Como ya se podía ver en las PASO el Frente de Izquierda hizo elecciones históricas, donde desde siempre gobernó el peronismo, y nada parecía resquebrajar la hegemonía del aparato de contención, distritos empobrecidos como la Matanza, Moreno entre otros lugares donde la Izquierda en estas últimas elecciones logro conquistar concejales.

Julio Bravo asegura que los candidatos del frente de Izquierda en la ciudad de San Pedro son desconocidos, bueno lo serán para él, no para las y los que referencian a nuestros candidatos y militantes subrayando que siempre estuvieron en las luchas como las del Ingenio la Esperanza, acompañando cada reclamo o contra los despidos que fue ejecutando la empresa y sus diversos administradores, bancando brutales represiones como la del año 2017.

Bravo afirma que Alejandro Vilca estuvo literalmente una hora en San Pedro, bueno esto no hace más que reafirmar su desconocimiento o negación, Bravo no parece entender otra forma de militancia o adhesión social en la que se expresó el apoyo al Frente de Izquierda.

Son incontables los testimonios de cómo se fue gestando esa fuerza militante desde abajo con cientos de colaboradores en toda la provincia, recorridas por los barrios más olvidados, lotes en la ciudad de San Pedro como Arrayanal o como San Antonio o Miraflores que en pleno siglo veintiuno no cuenta ni siquiera con cloacas, trabajadores rurales del tabaco o el citrus, docentes, desocupados, colectiveros, informales, feriantes, ambulantes, obreros del Ingenio la Esperanza, ex trabajadores y jubilados, ex obreros mineros, o los trabajadores del ex Banco de Desarrollo fundido por Morales, mujeres y jóvenes, organizaciones sociales, comunidades originarias. Que ven el en Frente de Izquierda la posibilidad de enfrentar a los poderosos a los que se creen dueños de Jujuy y de nuestras vidas.

Te puede interesar: Alejandro Vilca recorrió el departamento de San Pedro

Lo que hay que reconocerle a Julio Bravo es que en algo tiene razón, y es cuando afirma la gran derrota del Frente de Todos, que solo sumo 500 votos de las PASO hasta aquí en la ciudad, es que, si bien cuentan con fondos, el aparato, o concejales, algo viene cambiando. Al parecer todo el aparato de cooptación y contención es cada vez más insuficiente y tal vez ya no todo se puede comprar. Con esto no quiero subestimar que esa transición política (por ahora electoral) esté ligada solo a no poder satisfacer las necesidades más elementales, si no que el movimiento de desocupadas y desocupados y organizaciones sociales empiezan a ver de manera más real y concreta el programa del Frente de Izquierda, por ejemplo, que los acuerdos que se vienen con el FMI por la deuda contraída con el Macrismo en favor del empresariado y sus amigos banqueros, la debamos pagar todos a costa del hambre de las grandes mayorías, porque esos acuerdos van a implicar más ajuste y sobre todo en el gasto social.

San Pedro es una ciudad que fue gobernada históricamente por el peronismo hoy incluso llamado al banquillo ya que su ex intendente y actual concejal Julio Moisés atraviesa un juicio junto a su hijo por malversación de fondos, y fraude a la administración pública (Causa matadero municipal). La gestión radical de Julio Bravo que desde 2015 gobierna la ciudad no tiene más que matices con esa herencia, por ejemplo, la precarización, los aprietes y amenazas de que se les va a levantar la tarjeta a los trabajadores de la municipalidad son moneda corriente, la entrega de bolsones o los maltratos incluso registrados.

Para el vaticinio de Bravo sobre que la Izquierda no va a conservar esos votos, le tenemos que recordar que no todo pasa por lo electoral, que somos una fuerza que milita diaria y cotidianamente, en este escenario y con el fundamental punto de apoyo que representa la conquista histórica de una banca en el congreso por parte de un trabajador, es donde debemos pensar en los enormes desafíos que se nos abren para poder construir un corriente de izquierda en la ciudad, que se plante como oposición política, que pueda articular las demandas y los sectores que se unieron en estas últimas elecciones, trabajadores, ocupados y desocupados, organizaciones sociales, para poner en pie un fuerza para enfrentar el ajuste en curso y que la crisis no la tengamos que pagar nosotros.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias