Política

LA PLATA

Inicia el juicio por los crímenes de lesa humanidad de los Pozos de Banfield y Quilmes

Será el 27 de octubre, según lo establecido por el Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata. A más de 40 años de los crímenes perpetrados por la última dictadura genocida, la búsqueda de verdad, justicia y castigo sigue vigente.

Martes 25 de agosto | 23:35

El pasado 19 de agosto se realizó la tercera audiencia preliminar donde se fijó la fecha de inicio del juicio por los crímenes cometidos en los Centros Clandestinos de Detención (CCD) conocidos como Pozo de Banfield y Pozo de Quilmes, parte de lo que fue conocido como Circuito Camps; integrado por al menos 29 centros clandestinos de detención dependientes de la policía de la provincia de Buenos Aires, uno de los más grandes circuitos represivos montados durante la dictadura.

El juicio será contra 19 imputados y contará con alrededor de 400 testigos. Un juicio de suma importancia donde se determinará la responsabilidad del Estado en los crímenes cometidos.
En esta audiencia, que se realizó de forma virtual y con la presencia exclusiva de los abogados de las partes se establecieron los criterios que tendrá el juicio, en el marco de la pandemia. Cabe destacar que no fue autorizada por el tribunal la presencia de víctimas y querellantes en la audiencia.

Te puede interesar: Provocador: "Los militares no necesitamos reconciliarnos con la sociedad"

Por parte del Ministerio Público Fiscal, representado por Hernán Schapiro y Gonzalo Miranda se instó a que en una primera etapa, que consideran debe ser completamente virtual, se incorpore material de lectura, la proyección de testimonios brindados en otros juicios y se dé lugar a las videoconferencias anteriormente pautadas. En una etapa siguiente, solicitan que las instituciones estatales que prestan asistencia, contención y protección a testigos brinden su apoyo a aquellos testigos que decidan declarar de forma presencial.

Por su parte la querella unificada de Justicia Ya acordó que en la lectura de las imputaciones se mencione a todos los compañeros y compañeras, el rol y funcionamiento de los CCD y la acusación por Genocidio. Como así también que los casos sean tratados de forma cronológica con el fin de demostrar el modo sistemático en que funcionaban los centros de tortura y desaparición. En el mismo sentido solicitaron la garantía de publicidad del juicio en todas sus instancias como así también el derecho a los testigos de decidir declarar ya sea de manera virtual o presencial. Un dato importante fue el pedido de actualización de los informes médicos sobre los represores y la revocación de la prisión domiciliaria de la que goza la mayoría.

A más de 40 años familiares, sobrevivientes y los sectores sociales que repudian el genocidio de clase perpetrado en Argentina durante la última dictadura cívico-militar-eclesiástica, luchan por cárcel común, perpetua y efectiva para todos los genocidas. Sin dar vuelta la página, sin reconciliarse.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO