×
×
Red Internacional

El Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) registró un aumento de 5,9 % en abril respecto del mes anterior, lo que auspicia una continuidad en la espiral inflacionaria. La suba se explica por un incremento de 5, 6% en productos nacionales y de 6,6 % en importados.

Martes 17 de mayo | 20:02
Foto: Telam.

El nivel general del Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) registró un aumento de 5,9 % en abril respecto del mes anterior, de acuerdo a un informe publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De esta manera, en el primer cuatrimestre del año los precios mayoristas acumularon un incremento de 22,3 % en tanto que la variación anual fue de 51,9 %.

¿Qué es el IPIM?

El IPIM es un índice "mayorista". Mide la variación de los precios que los productores e importadores venden en el mercado interno, incluyendo impuestos. De acuerdo al Indec el indicador "tiene por objeto medir la evolución promedio de los precios de los productos de orígenes nacional e importado ofrecidos en el mercado interno. Se incluyen el impuesto al valor agregado, los impuestos internos y los impuestos a los combustibles netos de los subsidios explícitos. Por tratarse de bienes destinados al mercado doméstico, se excluye el valor de las exportaciones en el cálculo del peso relativo de cada actividad".

Según el informe, el incremento mensual de 5,9 % se debió a la suba en los productos nacionales (5,8%) y en los productos importados (6,6%). A su vez, avanzaron los productos primarios (5%) y los productos manufacturados (6,2%) y la energía eléctrica (3,9%).

Las subcategorías que registraron el mayor crecimiento mensual, superando el índice general, fueron impresiones y reproducción de grabaciones (11%), productos refinados del petróleo (10,4%), petróleo crudo y gas (8,6%), productos de minerales no metálicos (7,2%) y productos metálicos básicos (7,1%). Por su parte, descendieron los productos pesqueros (-2,2%) y tabaco (-0,5%).

Estas variaciones de los precios mayoristas anticipan un efecto en cadena hacia adelante que termina impactando en el índice de precios al consumidor en los próximos meses. El Gobierno había planteado una "guerra a la inflación", pero las medidas impulsadas empujan aún más los precios: autorización de subas como en el caso de las prepagas (aumentan en mayo, junio y julio), de las tarifas de electricidad y gas (con alzas previstas para junio) o de las telecomunicaciones (suben en mayo y julio), entre otros incrementos pautados. Asimismo, la devaluación permanente del peso argentino, aunque gradual y "administrada" desde el Banco Central, empuja el dólar hacia arriba todo el tiempo y con él gran parte del sistema de precios se eleva.

Te puede interesar: El “modelo” económico, la insatisfacción y las continuidades de(l) Fondo

La semana pasada el Índice de Precios al Consumidor (IPC) arrojó una suba de 6% mensual para abril, con un acumulado del cuatrimestre de 23,1 % y un acumulado en los últimos 12 meses de 58 %, el nivel más alto en los últimos 30 años, con subas también pronunciadas en el caso de los alimentos y bebidas no alcohólicas (62,1 % interanual).

De igual forma, otros indicadores de precios mayoristas que publicó en el mismo informe el Indec este martes marcaron importantes subas por arriba del 5 %. En el caso del nivel general del Índice de precios internos básicos al por mayor (IPIB) que excluye el efecto impositivo del IPIM, el ascenso fue de 5,7 % en el mismo período. En tanto que el nivel general del Índice de precios básicos del productor (IPP) que mide la variación de los precios de la producción local, excluyendo impuestos, registró un incremento de 5,2% en el mismo período.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias