×
×
Red Internacional

Las Sunderbands son un grupo de islas densamente pobladas del delta de la India, y solo se puede acceder a ellas en bote, eso no es un impedimento para los traficantes de personas que llegan y dejan a muchas familias con sus hijas desaparecidas.

Martes 6 de octubre de 2015

1 / 1

La combinación de los efectos del cambio climático y la extrema pobreza, hacen más fácil engañar a mujeres y niñas para forzarlas a ejercer la prostitución, casarse o trabajar como esclavos. El tráfico de personas en esta parte del noroeste de la India Bengalí Occidental ha empeorado tanto, que la oficina de drogas y crimen de las Naciones Unidas reporto un incremento del 25% de mujeres y niñas desaparecidas desde el 2001. Es la peor tasa en el país.

“Visite una pequeña villa llamada Dholkhali,a algunos kilómetros de la frontera oriental con Bangladesh. La vida aquí fue siempre un desafío”, dice Sunil Banra de Save the Children India.

Según Sunil, el cambio climático está causando tasas elevadas de tráfico humano en los Sundarbans.. Ahora con el alto crecimiento del nivel del mar, las inundaciones son más frecuentes, y esto empeora la situación.

De acuerdo con Sunil, si bien el trafico de personas ha sido siempre un problema en este lugar, no fue hasta que el ciclón Aila azotó los Sundarbans, en Mayo de 2009, desplazando a más de un millón de personas, que la tasa de tráfico de personas realmente comenzó a subir de forma alarmante.

Mientras caminamos a lo largo de un dique de tierra, atravesando casas de barro, Banra señala cuan vulnerables son los habitantes de la isla a la más mínima subida del nivel del mar. Uno ve el nivel del agua, y ve las casas, y son prácticamente iguales…y durante la temporada de lluvia las casas están completamente inundadas.
Las inundaciones no sólo están erosionando la tierra y los medios de vida de las personas. Se erosiona el tejido social de estas comunidades.

Banra dice que las familias necesitan dinero para reparar las casas dañadas y para comprar comida después de las inundaciones - que ahora se producen cada año-. Las terribles circunstancias hacen que las familias envíen a sus hijos desde los 10 u 11 años de edad, para trabajar en las fábricas o en otras ciudades para poder sobrevivir.
El hecho de que el trabajo infantil sea algo común, facilita que las redes de trata de establezcan en las islas.

Los traficantes engañan a las niñas con falsas promesas de trabajo, o utilizan a muchachos locales para atraer a chicas con falsas promesa de matrimonio. Una vez secuestradas, las niñas son vendidas como esclavas sexuales, trabajadoras domesticas e incluso ofrecidas en matrimonio a cambio de dinero.

Rojina Khatun, una estudiante de 15 años, debió dejar la escuela para trabajar, después de que las inundaciones dañaran gravemente su casa. Ella está ahora estudiando nuevamente y educando a sus compañeros sobre el tráfico de personas, como parte del grupo Save the Children en Dholkhali.

Rojina, comenta que allí les enseñan a detectar traficantes; si una persona desconocida entra en la villa, ellos lo confrontan para investigar porque está ahí, y si algo no cierra, ellos les avisan a los maestros, que luego hacen la denuncia.

Los niños se han convertido en una especie de grupo de cuidado de sus compañeros, avisando además a sus familias cuando algún niño no se presenta a la escuela o se lo ha visto hablando con extraños, o cuando los han visto dejar sus hogares con ropa nueva, algo que no harían a menos que estuvieran dejando la ciudad, muy probablemente con un traficante.

En los más de 80 pueblos donde el programa opera las tasas de tráfico se han reducido casi a cero.

Si bien el programa ha salvado a cientos de niños de las manos de las redes de trata, esto es solo la punta del ovillo de una problemática mucho más profunda. Muchos de estas niñas no pueden recibir educación o formación profesional ya que sus familias no tienen más opción que enviar a sus hijos a trabajar, para sobrevivir a la pobreza más extrema, que no da tregua y cada vez se agrava mas a raíz de las condiciones climáticas. De acuerdo con un informe científico las islas desaparecerían de aca a 2 décadas, nadie sabe que pasara con la vida de estas mujeres, solo que intentan sobrevivir ayudándose entre ellas.

Fuente: womensenews.org




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias