×
×
Red Internacional

Hasta 70 incendios forestales, de los que 14 siguen activos este viernes, afectan a media docena de provincias del sur de Turquía desde los últimos tres días que, hasta el momento, han cobrado la vida de ocho personas, y al menos 800 heridos y cientos de evacuados.

Viernes 30 de julio | 18:58

Desde el 28 de julio, varios incendios forestales comenzaron en cuatro lugares diferentes en el distrito de Manavgat, en la provincia sureña de Antalya, en Turquía, que hasta ahora han cobrado la vida de 8 personas, más de 1000 cabezas de ganado y 27 zonas residenciales han sido evacuadas.

Bomberos y brigadas antiincendios reportaron que hubo al menos 70 focos de incendio, de los cuales 14 siguen activos en provincias del sur del país como Mersin, Osmaniye, Adana, Antalia y Kahramanmaras, así como en la provincia suroccidental de Mugla y las céntricas provincias de Kirikkale y Hayseri.

Si bien las causas iniciales de los incendios aun no están esclarecidas, pues algunos funcionarios señalan a que fueron provocados por grupos terroristas, lo cierto es que las condiciones de sequía y altas temperaturas que sobrepasaban los 40°C sumado a fuertes rachas de viento, han agravado la situación.

Te puede interesar: Cambio climático: ¿el planeta tierra dice basta de capitalismo?

Estas condiciones meteorológicas han propiciado que el fuego se desplace también a regiones de Grecia y Líbano donde ya han sido afectadas algunas regiones forestales y al menos una persona ha fallecido, mientras que autoridades de Atenas han cerrado algunas atracciones turísticas para evitar afectaciones.

Durante este 2021, las temporadas de incendios forestales se han agravado por el aumento de temperaturas y las condiciones de sequía en varios puntos del planeta. Thomas Smith, profesor adjunto de Geografía Ambiental de la London School of Economics en entrevista para CNN advierte que existen muchos factores que potencian esta situación, como la mala gestión del suelo, pero principalmente el cambio climático que ocasiona que sean más frecuentes e intensos.

Este año, la mayor parte de Europa, el oeste de EE.UU., el suroeste de Canadá y algunas regiones de Sudamérica experimentaron condiciones más secas que el promedio en junio, según el Servicio de Cambio Climático de Copernicus, convirtiendo los bosques en lugares aptos para que ocurran estos desastres.

Los incendios forestales forman parte de un círculo vicioso del clima. El cambio climático no solo aviva los incendios, sino que su combustión libera aún más carbono a la atmósfera, lo que agrava la crisis y acrecienta el riesgo que se repitan en mayor escala.

Te puede interesar: Continúan los incendios en Canadá y evacúan a miles de personas




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias