×
×
Red Internacional

Catástrofe socioambiental. Incendio de un depósito petrolero en Cuba deja 17 bomberos desaparecidos y 121 heridos

Bomberos y otros especialistas intentaron sofocar el incendio en la Base de Superpetroleros de Matanzas, donde se inició el fuego durante una tormenta eléctrica el viernes.

Escuchá esta nota
Lunes 8 de agosto | 12:49

Un incendio provocado por la caída de un rayo en una instalación de almacenamiento de petróleo arrasó sin control en la ciudad de Matanzas, donde cuatro explosiones y llamas dejaron 121 heridos y 17 bomberos desaparecidos, informó el Gobierno cubano.

Los bomberos y otros especialistas todavía intentan sofocar el incendio el sábado en la Base de Superpetroleros de Matanzas, donde comenzó el fuego durante una tormenta eléctrica en la noche del viernes, tuiteó el Ministerio de Energía y Minas.

Las autoridades dijeron que unas 800 personas fueron evacuadas del barrio de Dubrocq, el más cercano al incendio.

El Gobierno dijo que había pedido ayuda a expertos internacionales en “países amigos” con experiencia en el sector petrolero.

El vicecanciller Carlos Fernández de Cossío dijo que el gobierno de Estados Unidos había ofrecido ayuda técnica para sofocar el incendio. En su cuenta de Twitter dijo que la “propuesta está en manos de especialistas para la debida coordinación”.

Minutos después, el presidente Miguel Díaz-Canel agradeció los ofrecimientos de ayuda de México, Venezuela, Rusia, Nicaragua, Argentina y Chile. Se esperaba que los primeros vuelos de apoyo de México y Venezuela arribaran al aeropuerto de Matanzas el sábado por la noche.

La agencia oficial cubana de noticias dijo que un rayo golpeó un tanque, provocando un incendio, y el incendio se propagó luego a un segundo tanque. Mientras helicópteros militares sobrevolaban arrojando agua sobre las llamas, una densa columna de humo negro salió de las instalaciones y se extendió hacia el oeste más de 100 kilómetros (62 millas) hacia La Habana.

El ministro de Salud de Cuba informó el sábado por la noche que 121 personas resultaron heridas, cinco de ellas en estado crítico. No hubo muertes. La presidencia de la república dijo que las 17 personas desaparecidas eran “bomberos que estaban en la zona más cercana tratando de evitar la propagación”.

El desastre se produce en un momento en que la isla, con una red de energía obsoleta (debido en gran parte a seis décadas de bloqueo económico estadounidense) y una persistente escasez de combustible, enfrenta crecientes dificultades para satisfacer la creciente demanda de energía en medio del intenso calor del verano.

Desde mayo, las autoridades impusieron cortes de energía de hasta 12 horas al día en algunas regiones, lo que provocó al menos 20 protestas en todo el país de 11 millones de habitantes.

Según Cupet, la petrolera estatal, el primer tanque contenía unos 26.000 metros cúbicos de crudo, alrededor del 50% de su capacidad máxima, cuando fue alcanzado por un rayo. Durante la madrugada del sábado este gran cilindro con una tapa cóncava colapsó y el fuego se extendió a un segundo depósito que contenía 52.000 metros cúbicos de fuel oil. Este último se vino abajo en la medianoche del domingo.

No hubo noticias inmediatas sobre cuánto petróleo se había quemado o estaba en peligro en la instalación de almacenamiento, que tiene ocho tanques gigantes que contienen petróleo utilizado para alimentar plantas generadoras de electricidad.

Numerosas ambulancias, policías y bomberos fueron vistos en las calles de Matanzas, una ciudad de unos 140.000 habitantes que se encuentra en la Bahía de Matanzas.

El meteorólogo local Elier Pila mostró imágenes satelitales del área con una densa columna de humo negro que se movía desde el punto del incendio hacia el oeste y llegaba al este hasta La Habana. “Ese penacho puede tener cerca de 150 kilómetros [93 millas] de largo”, escribió Pila en su cuenta de Twitter.

Con información de Telam y Al Jazeera.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias