Política México

MÉXICO-EE.UU.

Impuestos a los cárteles para pagar el muro: cinismo imperialista de Trump

Este domingo, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, planteó en entrevista para el programa Face The Nation de la cadena CBS, algunas de las opciones que contempla el gobierno de Estados Unidos para el pago del muro fronterizo con México.

Maestro Arturo Méndez

Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Lunes 30 de enero de 2017 | Edición del día

A pesar del gobierno mexicano, el acuerdo entre Trump y Peña Nieto de no hacer declaraciones públicas sobre el muro no alcanza para silenciar el controvertido tema.

Entre las alternativas expuestas por Priebus, que incluyen un impuesto sobre los bienes que vienen a través de la frontera, una reforma fiscal y una fórmula de impuestos sobre importaciones, exportaciones y créditos, o multas a inmigrantes ilegales, destaca por su cinismo la idea de cobrar impuestos a los cárteles de las drogas.

Es bien sabido que la política prohibicionista de Estados Unidos, no solo está en la base de los altos precios y el jugoso negocio del tráfico de estupefacientes -cuyas ganancias se lavan en bancos a ambos lados del Río Bravo-, sino que sirve como pretexto para la injerencia militar y de la inteligencia estadounidense en América Latina, mientras en varios estados de la Unión Americana se ha legalizado ya la marihuana, incluso el mismo día de la elección de Tump.

En México, la subordinación a esta política imperialista se expresa tanto en la presencia legal de agentes armados de la CIA y el FBI en nuestro territorio, como en el financiamiento a la “guerra contra el narco” mediante el Plan Mérida.

Una guerra que, iniciada por Calderón y continuada por Peña Nieto, ha arrojado cifras de más de cien mil muertos, decenas de miles de desaparecidos y alrededor de un millón de desplazados, teniendo como trasfondo la conocida colusión de las fuerzas armadas, gobiernos y partidos políticos con los cárteles de la droga, como lo mostró ante millones la masacre de Iguala y la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Aunado a lo anterior, el tráfico de drogas hacia Estados Unidos tiene como contrapartida el flujo de armas hacia México, en un movimiento que además, en la frontera, está vinculado mediante los cárteles al tráfico de migrantes y a la trata de personas.

El “buffet de opciones” presentado por Priebus responde a la urgencia del gobierno de Trump de superar todos los obstáculos para levantar el muro, pues aunque bravuconamente el presidente republicano había planteado que sería pagado mediante un impuesto del 20% a las importaciones mexicanas, esto está sujeto a la aprobación por el Congreso de EE.UU.

Ahora, la ocurrencia del equipo de Trump de establecer impuestos sobre los cárteles, expresa que la Casa Blanca no tiene ninguna intención de modificar su política prohibicionista e injerencista sobre México y América Latina, aunque ahora ligada a las medidas reaccionarias contra los migrantes. Falta que al recientemente extraditado Chapo Guzmán le quieran cobrar impuestos para pagar el muro.

Por eso, ante las políticas proteccionistas, xenófobas y racistas de Trump, y los llamados a la unidad nacional en México que van desde Carlos Slim hasta López Obrador, pasando por los partidos del Pacto por México, los trabajadores y el conjunto de los oprimidos debemos levantar las banderas de la unidad internacionalista y antiimperialista a ambos lados de la frontera, unidad que no sólo puede echar abajo el muro y frenar las deportaciones –recordemos que el gobierno demócrata de Obama deportó a 2.8 millones de migrantes- sino luchar contra la militarización y por la legalización de las drogas para acabar con el flagelo de los cárteles.







Temas relacionados

#AbajoelMuro   /    Política México   /    México   /    Donald Trump   /    Guerra contra las drogas   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO