×
×
Red Internacional

Salario y reincorporaciones. Puerto de Rosario: importante triunfo de los obreros contra Vicentin

En la tarde del miércoles la patronal tuvo que retroceder de los despidos y los obreros impusieron sus reclamos. Obtienen un 60% de aumento escalonado y los trabajadores son reincorporados. Una semana de piquetes, movilizaciones, ocupación de las oficinas y paro total le dobló el brazo a los estafadores de Vicentin

Escuchá esta nota
Miércoles 10 de agosto | 17:04

Los aprietes y las bravuconadas, las amenazas de suspensiones y despidos, la prepotencia de negarse a negociar si no levantaban las medidas de fuerza, se las tuvo que guardar la patronal. Agachó la cabeza y anunciaron que darán el aumento del 60% en cuotas y que todos los despedidos reingresan a trabajar. Además otorgarán una suma fija en concepto del 17% adeudado. La desconfianza había crecido: antes de firmar el acuerdo se resolvió un cuarto intermedio para que el sindicato se acerque al piquete central para que los obreros lo aprueben.

Luchar siempre sirve

A las 3 de la tarde llegó el SUPA al piquete central que mantenía bloqueado por séptimo día el acceso al Puerto de Rosario de 27 de Febrero y Circunvalación. Cientos de obreros esperaban el resultado de la negociación en el Ministerio de Trabajo. Pero no fue una espera pasiva. Al contrario, los trabajadores desde el primer momento impusieron un plan de lucha que arrancó con el paro total del puerto durante siete días, los piquetes que bloquearon los 3 accesos de la terminal, la ocupación del ENAPRO -el ente que administra la concesión del puerto- y la movilización al Ministerio. En estos días donde la CGT y las conducciones sindicales mantienen la pasividad frente a la inflación, la pérdida de derechos y al ajuste del gobierno, los obreros portuarios mostraron el camino: nada de esperar sentados las negociaciones; la lucha en las calles es lo que permitió torcerle el brazo a las patronales.

“Nos cansamos del maltrato, de las comunicaciones por whatsapp, de ahora en más es la asamblea la que decide.”

Resta ver la letra chica del acuerdo. La patronal viene tratando de imponer condiciones de flexibilización a los trabajadores y al sindicato: menos puestos, trabajadores eventuales que cobran por jornal, desinversión y falta de mantenimiento. El intento de despido de los trabajadores que encabezaban las acciones mostró que están dispuestos a quebrar el reclamo obrero. Pero la unidad y la firmeza de los trabajadores demostró que se puede derrotar a empresarios estafadores como Vicentin y Ultramar. Esa unidad y esa decisión serán claves ahora para mantener la organización adentro y que si “tocan a uno, tocan a todos”. No puede haber ninguna represalia.

En una región donde hoy se movilizaron masivamente los trabajadores de la educación, estatales y la salud, de los movimientos de desocupados y de la juventud en defensa de los humedales, el triunfo de los obreros del puerto marca el camino. Necesitamos unificar las peleas en un gran plenario o encuentro regional, donde entre todos podamos resolver las medidas de lucha para enfrentar el ajuste y los ataques e imponer un paro provincial a las centrales sindicales.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias