Cultura

EL TELESCOPIO

Huesos y verdades

Los expertos forenses afirman que los cuerpos hablan, incluso siendo fragmentos óseos. Aunque los desaparezcan, revelan verdad. Julio López la demostró en su testimonio. A 14 años de su segunda desaparición forzada seguimos buscándolo, exigiendo Verdad y Justicia. Por él, por Facundo, por todos.

Viernes 18 de septiembre | 06:37

Señalamiento de restos óseos encontrados en el Centro Clandestino de Detención Destacamento de Arana. La Plata

Diez mil fragmentos de huesos. Fueron encontrados allí, en las afueras de La Plata, en el fondo del Destacamento policial de Arana, parte de los 29 Centros Clandestinos de Detención, Tortura y Exterminio que formaron parte del Circuito Camps, bajo el mando del monstruo Etchecolatz. Es la primera vez que se encontraron restos en un centro clandestino. Fracciones de vidas robadas.

Diez mil fragmentos de huesos. Jorge Julio López, albañil del barrio de Los Hornos, detenido aquí y en otros centros, relató sucesos minuciosos y memorables que sentenciaron a la maquinaria genocida que fragmentó esos huesos. Él no la escuchó. Lo “chuparon”, de nuevo, en tiempos de bonanza democrática. Y lo buscamos; lo seguimos buscando…

¿Cuántos son diez mil fragmentos?, ¿dónde caben?, ¿cuán tangible se vuelven diez mil pedazos de alguien?, ¿cómo es ser transformado en infinitos miles de fragmentos y ser esparcidos para no volver? ¿Cómo es volver a través de una astilla ósea y aún así ser testimonio?

Estallar en mil pedazos y encontrarse allí, entre escombros y oscuridad, entre agua y arena. Fragmentos de él, de ella, de aquellos, de los otros. Ayer una comisaría, hoy un cangrejal. La memoria de los huesos es tangible a pesar de los intentos que procuran ocultar el movimiento real de los sucesos. Sí, los huesos son tránsito de circunstancias aunque no todos quieran escuchar.

Jorge Julio López supo devolver identidades robadas, con sus palabras que señalaron y condenaron espacios, tiempos y genocidios. Julio López no está y la impunidad sigue, como sigue el silencio y la complicidad del que gobernó y del que gobierna. Avanzan los años, las caras se repiten y el encubrimiento se perpetúa. Pero los huesos hablan. Hoy serán los de Facundo los que nos contarán la verdad. Ahí estaremos.

Diez mil fragmentos de huesos. Cuerpos presentes, historia y militancia de la verdad. Diez mil pedacitos de certezas.
Julio López las tuvo. Cristina Castro la tiene.







Temas relacionados

El Telescopio   /    Jorge Julio López   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO